viernes, 25 de julio de 2014

Uno a uno, los alcaldes de Cantabria firman contra el fracking




Foto: Javier Cotera / El Diario Montañes


En un acto formal en el Parlamento cántabro, los alcaldes de Cantabria y el gobierno regional, han firmado conjuntamente una declaración institucional destinada a declarar a Cantabria, región “libre de fracking”.

Si bien no han faltado declaraciones y reproches propios de la rivalidad política, los regidores han acudido masivamente al llamado con independencia del color político.

Cantabria se encuentra en una situación difícil, con una ley del fracking invalidada por el Tribunal Constitucional, cuya sentencia queda no exenta de polémica y que se refleja en el voto particular de varios de los jueces, y un gobierno central empecinado en imponer esta técnica invasiva en la comunidad autónoma.

La fracturación hidraúlica horizontal o fracking es una técnica extractiva de petróleo y gas que se basa en fracturar determinado tipo de roca en el subsuelo mediante el inyectado de grandes volúmenes de agua y productos químicos. 

En  los últimos años, se relaciona el fracking con daños ambientales y en la salud humana y así se viene recogiendo en medios de comunicación y publicaciones científicas especializadas a nivel internacional. 

Los efectos adversos fueron recogidos en un informe del Instituto Geológico y Minero de España en 2013. Sin embargo, este informe permaneció sin hacerse público y se supo de su existencia por la actuación de un grupo político regional, el partido Castellano.

Este hecho ha sido interpretado por muchos como una labor de censura del ejecutivo de Mariano Rajoy en convinencia con las corporaciones energéticas. 



Para leer más, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada