lunes, 14 de julio de 2014

Alemania: El gobierno proporciona información general sobre el nuevo reglamento del `fracking´









Publicado en NATURAL GAS EUROPE





El Ministerio Federal alemán para el Medio Ambiente y el Ministerio Federal de Economía han acordado los principios básicos comunes para la regulación de la fracturación hidráulica ("fracking"). 

La posición de los ministerios es que el fracking de esquisto y metano en capas de carbón, no se permitirá a efectos económicos en un futuro previsible. 

Como actualmente no es posible evaluar el impacto del fracking en la roca de pizarra y los yacimientos de carbón, debido a la falta de evidencia empírica en Alemania , las medidas reguladoras propuestas siguen el principio de que la protección de la salud y la protección del agua potable es una prioridad absoluta. 

Los puntos clave son: 

1. Los proyectos de Fracking para la extracción de gas de esquisto y en el lecho de carbón roca por encima de 3.000 metros están prohibidos por la Ley de Aguas. Se permiten pruebas científicas para la exploración de los efectos sobre el medio ambiente y el subsuelo, si el fluido de fracturamiento hidráulico utilizado no representa un riesgo peligroso para el agua. 

2. Los proyectos de fracking para la exploración de gas convencional (es decir, "tight gas") se les permitirá continuar en principio. Estos proyectos se han realizado en Alemania desde la década de 1960 y sin peligro para el agua potable y la salud bajo la ley de minería y el agua corriente. Sin embargo, el gobierno introducirá regulaciones adicionales, incluyendo que no se permita que el fluido de fracturamiento hidráulico exceda la clasificación más alta de 1 en el nivel riesgo alemán  para el agua.

3. El fracking estará prohibido en las zonas de protección del agua, las reservas de manantial de agua mineral, zonas de influencia para las presas y lagos, que estén directamente relacionados con el abastecimiento de agua potable. Esta prohibición podrá extenderse a las zonas de captación de agua potable. En los espacios naturales protegidos y las zonas Natura 2000, no se permitirá la construcción de instalaciones de fractura hidráulica para garantizar la protección de estas zonas especialmente sensibles. 

4. Las siguientes regulaciones se aplicaran de forma estricta a todos los proyectos de fractura hidráulica que se puedan llevar a cabo en condiciones aceptables:
  • Se impondrá a las empresas el costo de la pruebas para confirmar daños por las actuaciones del fracking o en los pozos profundos.
  • Deberá redactarse un informe inicial completo.
  • Una evaluación completa de impacto ambiental deberá realizarse para todas las perforaciones profundas.
  • En el área de influencia de los puntos de agua públicos, o para su uso directo en los alimentos (por ejemplo, agua mineral o cerveza) debe descartarse por posible daño a las aguas subterráneas.
  • La identidad de todas las sustancias utilizadas y su cantidad de uso estimada debe ser divulgada.
  • Será un requisito el monitoreo del agua subterránea y superficial.
  • Las devoluciones y la integridad del pozo serán supervisadas.
  • Existe la obligación de informar apropiadamente a las autoridades.
  • Se introducirá una autorización legal en un registro público de las sustancias. 

5. Estas regulaciones se aplican de forma estricta también a los fluidos de fracturamiento hidráulico y depósitos de agua residual. Información específica sobre cómo tratar el flujo de retorno y el agua de depósitos se especificarán posteriormente en base a la tecnología punta empleada. 

6. Además, las entidades federales tienen la capacidad de introducir nuevas formas de reglamentación, como parte de sus planes de desarrollo regional. 

Estos principios fundamentales serán incorporados en una serie de cambios legislativos, en particular, una enmienda a la Ley de Recursos Hídricos (BMUB) y se modifica el reglamento para el análisis del impacto ambiental de la minería (BMWi). El gobierno afirmó que espera que los nuevos reglamentos se adopten después de la pausa legislativa de verano, después de un período de consultas. 

Una revisión de la idoneidad de la prohibición legal se llevará a cabo en 2021, en base a un informe del gobierno federal sobre el estado de la ciencia y la tecnología con un enfoque específico en la tecnología de fracturamiento hidráulico.



Para acceder a la noticia, 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada