jueves, 10 de julio de 2014

El “boom” del fracking sólo ha proporcionado un impulso modesto a los fabricantes estadounidenses









Publicado en The Wall Street Journal


Por Ben Leubsdorf  


03/07/2014


El auge del fracking ha hecho bajar los precios del gas natural, pero está teniendo un impacto "relativamente pequeño" en los fabricantes de EE.UU., del orden de un 2% a un 3% de aumento en la actividad de todo el sector, según un nuevo estudio de la Reserva Federal.

"A pesar de que unas pocas industrias están ampliandose, hasta el momento no parece tener un gran efecto en todo el sector manufacturero", escribió el economista William Melick del Kenyon College en un documento de trabajo publicado por la Fed en junio .

Las tecnicas del fracking, en los últimos años,  han impulsado la producción nacional de energía , reduciendo los precios del gas natural. Siendo más barato el gas natural y la electricidad, a su vez, deberían  fomentar la inversión en las actividades manufactureras intensivas en energía , aunque es probable que por su cuenta no conduciría a la construcción de muchas nuevas plantas.

El Sr. Melick analizó los datos de los departamentos de Energía y Comercio para realizar un seguimiento de los efectos de un gas natural más barato en el sector manufacturero de los EE.UU. desde 2006. Él encontró que "los gastos de capital, la producción industrial y el empleo han aumentado con la caída relativa en el precio de los recursos naturales del gas, y estos aumentos son estadísticamente significativas ".

El efecto era grande en los sectores de alto consumo energético, como en la producción de la mayoría de los fertilizantes a base de nitrógeno. Sin embargo, "en todo el sector manufacturero en su conjunto, representado por la media ponderada de las respuestas, los efectos son bastante modestos, con los gastos de capital que no aumentan más de un 10 por ciento, la mayor producción con menos de un 3 por ciento, y el mayor empleo de menos del 2 por ciento", escribió.

Fuera de los usuarios de energía más pesados, los efectos fueron "no triviales pero de ninguna manera abrumadores", con el sector manufacturero global viendo "un impacto relativamente pequeño" con el auge de la energía, concluyó el Sr. Melick.

Sin embargo, dijo, eso podría cambiar en los próximos años con los beneficios del goteo de un gas barato a más empresas. "Tal vez el impacto del auge de la energía todavía no ha aparecido por retraso de los datos ​​o aún no ha llegado a jugar plenamente, llamando finalmente a una supervisión continua y a un análisis de la evolución del sector manufacturero", escribió. 




Para acceder a la noticia, 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada