miércoles, 16 de julio de 2014

La industria del petróleo y gas preocupada en EE.UU. por las "normas deurbanidad "









WASHINGTON, 09 de julio

(Reuters) - Un grupo de cabildeo de la industria petrolera dio a conocer el miércoles las normas voluntarias destinadas a apisonar preocupaciones sobre el proceso de producción de petróleo y gas conocido como perforación horizontal, o fracking, en las comunidades de los Estados Unidos.

El Instituto Americano del Petróleo dijo que publicó las normas de como trabajar la acogida en las comunidades de los lugares de perforación de esquisto, con base a instaurar  "mejores prácticas" de las empresas del sector que participan en este tipo de proyectos desde hace 65 años.
"La revolución energética está ocurriendo en las zonas del país donde la exploración de petróleo y gas natural no tiene la misma historia que en sitios como Texas u Oklahoma", comentó sobre las normas, David Miller,  el  director de la API.
Las normas de "buena vecindad" incluyen una lista de pasos que las compañías de petróleo y gas deben tomar para "ayudar a los líderes locales y a los residentes a prepararse para la exploración de energía, minimizar la interrupción a la comunidad, y gestionar los recursos."
Las directrices no abordan las preocupaciones locales comunes en la práctica de la perforación y el fracturamiento hidráulico horizontal, como las fugas de metano y la posible contaminación del agua.
El esfuerzo de API para ganarse a las comunidades locales puede llegar demasiado tarde en algunos estados.
Las directrices llegan pocas semanas después de la máxima Corte del estado de Nueva York dictaminara que las ciudades tienen la autoridad para prohibir la perforación de gas dentro de sus municipios y la defensa de la prohibición de perforación en dos ciudades del norte del estado.
Las ciudades que participan en ese caso, fueron las primeras de más de 170 municipios de Nueva York que quieren prohibir la perforación de gas si los funcionarios estatales consideran la posibilidad de levantar la moratoria sobre la fractura hidráulica.
Mientras tanto, en Colorado, cinco ciudades han votado para prohibir el fracking. En noviembre, los electores podrán votar sobre iniciativas electorales que permitirían prohibir el fracking en sus municipios.
Las directrices de la API incluyen recomendaciones sobre cómo llevar a cabo reuniones públicas en materia de seguridad; capacitación local para nuevas oportunidades de empleo; y garantizar "que la producción de petróleo y gas se hace de forma que complementa los objetivos de la comunidad." 

(Reporte de Valerie Volcovici , Editado por Ros Krasny y Lisa Shumaker)

Para acceder a la noticia,




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada