lunes, 7 de julio de 2014

Los socialistas quieren prohibir el “fracking” en España









Publicado en Ria Novosti (Romania)

3 de julio de 2014




El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), principal fuerza de la oposición que gobierna en la comunidad autónoma de Andalucía, anunció que presentará en el Parlamento regional una propuesta de ley para que esa comunidad se convierta en “territorio libre” de fracking por el plazo de dos años.

Según fuentes del gobierno andaluz, la moratoria podrá ser prorrogada hasta que no existan estudios científicos que determinen, con el máximo nivel de certeza, que su utilización no afectará negativamente a las personas y el medio ambiente.

Andalucía no es la primera región en España en dar este paso contra el fracking. Cantabria, La Rioja, Navarra y Catalunya ya lo han intentado sin mucho éxito.

“El Gobierno central interpone ante el Tribunal Constitucional una demanda contra las leyes que pretenden prohibir el fracking. En el caso de Cantabria, los magistrados han dado la razón a los conservadores estableciendo que la explotación de los hidrocarburos es competencia estatal”, asegura Pablo Cotarelo, experto en fracking, en declaraciones a Novosti.

Izquierda Unida, socio del PSOE en el gobierno andaluz, también presentó a mediados de junio una propuesta de ley contra el fracking.

El proyecto planteaba la prohibición en todo el territorio andaluz la realización de actividades “de prospección, exploración, investigación o explotación de hidrocarburos y gases de roca y no convencionales que supongan, en todo el proceso o en parte, la utilización de las técnicas de fractura hidráulica con inyección de fluidos y/o de otros aditivos químicos”.

Según ha explicado el portavoz parlamentario del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, la proposición de ley consta de cinco artículos, en los que destacan que esta medida se hace en base al principio de precaución recogido en el artículo 191 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

"El proceso de fractura hidráulica puede tener efectos potencialmente peligrosos y puesto que el conocimiento científico actual no permite garantizar que su utilización no afecta negativamente a la salud de las personas, a la calidad de las aguas subterráneas, a la calidad del aire y a la protección y conservación de los recursos naturales", explicó.

El experto Pablo Cotarelo opina que en el único caso donde es probable que la demanda del Gobierno no prospere es en Catalunya, ya que la prohibición no es por causas medioambientales sino por una cuestión relacionada con la legislación urbanística”.

Según él, los conservadores quieren parar estas leyes por dos cuestiones.

“En primer lugar, tienen ideas centralizadoras y todo lo quieren hacer desde el gobierno central y en segundo lugar, está la cuestión económica, ya que siguen con la idea de que cuanto más actividad económica, mejor, sea cual sea la consecuencia para la población y para el entorno”, denuncia este experto en fracking.

Esto, insistió, "beneficia a una serie de actores financieros en la compra venta de los propios permisos y en la compraventa de las propias empresas o del gas resultante de las explotaciones".

Gran parte de la oposición está en contra de esta práctica.

Hace un mes, varios grupos de la oposición firmaron un acuerdo donde se comprometen a parar el fracking en España si cambiaba el Gobierno o las mayorías en el Congreso de los Diputados. 



Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada