lunes, 7 de julio de 2014

El gobierno del PP oculta información sobre el fracking a la opinión pública bajo la presión de la industria








Publicado en Diagonal Global


Por Patricia Manrique /Redacción Cantabria


07/07/2014 



La presión de la industria del fracking oculta un informe encargado por el Gobierno



El lobby del fracking consigue que el Gobierno oculte un informe negativo del Instituto Geológico y Minero.

Las presiones realizadas por la Asociación Española de Compañías de Investigación, Exploración y Producción de Hidrocarburos y Almacenamiento Subterráneo de España (ACIEP), que agrupa a las principales petroleras españolas, como REPSOL y CEPSA, y a empresas concesionarias de permisos de fracking como BNK y el EVE (Ente Vasco de la Energía) han conseguido que los Ministerios de Medio Ambiente y de Industria censuraran un Informe del Instituto Geológico y Minero que detallaba medidas preventivas y correctivas a aplicar a los proyectos relacionados con esta peligrosa técnica extractiva.

El informe, redactado por cinco técnicos coordinados por el ingeniero de Minas y jefe del Área de Recursos Energéticos del Instituto Geológico y Minero, Lucas Vadillo Fernández, estaba listo en Enero de 2014 para su impresión, pero fue devuelto para que eliminaran y ‘suavizaran’ determinados contenidos.

Filtrado ahora a varios medios entre los que se encuentra Diagonal, La Marea, ElDiario.es y Mongolia por la plataforma de denuncia ciudadana Fíltrala, participada asimismo por la red ciudadana Partido X, el documento fue considerado inaceptable por las empresas de de la ACIEP, que presionaron a los Ministerios.

Entre las principales indicaciones del informe molestas para el lobby del fracking se encontraría, desde la propia introducción, la mención a que “hoy en día se comienza a hablar de una posible burbuja del gas de pizarra”, información que el lobby podría juzgar dañina para su intereses especulativos pero que, no obstante, se encuentra en la línea de lo señalado hace ya tiempo por gran cantidad de especialistas. Recientemente, por ejemplo, el géologo canadiense David Hughes que ha señalado que el 80% de la producción norteamericana se da en cinco pozos, de los cuales cuatro ya estarían en declive. Según señala Deborah Rogers, del Forum de Política Energética, en su artículo “Esquisto y Wall Street: ¿estuvo orquestada la bajada de precios del gas natural” las reservas de gas y petróleo de esquisto en EEUU se han inflado al menos un 100% y hasta en un 400 a 500%. Además, los pozos presentan tasas de declive acelerado y baja eficacia de  recuperación, y el precio del gas natural ha caído debido principalmente a la gran sobreproducción causada para cumplir los objetivos de revalorización de las acciones junto la imprudencia que incentivó la producción para satisfacer la demanda prevista por los analistas financieros. De hecho, señala, “la industria está demostrando poco interés en participar en nuevas inversiones en derivados de esquisto y está abandonando proyectos de gaseoductos a pesar de su retórica pública”.

Asimismo, el informe del Instituto geológico recomienda un estudio hidrogeológico, que llevaría años realizar, y prohibir esta técnica en lugares con acuíferos. Además, el informe apunta datos que evidencian que en países como USA, Sudáfrica o Canadá, donde se utiliza el fracking desde hace años, se han producido numerosos casos de sismicidad inducida por los pozos de fractura hidráulica, al reactivar fallas dormidas.

El informe del Instituto Geológico Minero enumera una serie de zonas donde debiera prohibirse la fractura hidráulica, y describe más de cuarenta incidentes en EEUU relacionados con vertidos en superficie y fallos en perforaciones profundas, movilizaciones de fallas que producen microseísmos. También reseña el carácter contaminante de muchos de los aditivos químicos que se inyectan en la fractura hidráulica, y la liberación de metales pesados, sustancias radiactivas y microcontaminantes orgánicos contenidos en el propio terreno, la contaminación de acuíferos por pozos en funcionamiento o abandonados y la necesidad de redes de control, previas, durante y en la fase posterior a la explotación



Para acceder a la noticia,



Para leer más, 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada