viernes, 24 de marzo de 2017

¿Colapso del petróleo y nueva crisis alimentaria mundial?







Publicado en TELESUR
Por Germán Gorrait López
20 de marzo de 2017


El declive de la producción mundial de crudo convencional se explica por medio de los métodos de análisis del geólogo King Hubbert sobre la producción de petróleo de los Estados Unidos, método conocido como la "curva de Hubbert", pues dicho geólogo calculó en 1956 con extraordinaria precisión la fecha en que los Estados Unidos no podrían producir más petróleo de forma convencional aunque se perforaran más pozos. Así, la producción de petróleo de forma convencional en EEUU alcanzó su máximo nivel en 1970 y después comenzó a declinar, teniendo que importar en el 2005 casi el doble del total de crudo producido en dicho país.

Cénit del petróleo (Peak Oil)

La producción actual del petróleo proviene en más de un 60% de campos maduros,(que tienen más de 25 años de ser explotados de manera intensiva) por lo que las nuevas prospecciones se realizan en regiones más remotas (Ártico, Amazonas), con mayor coste productivo ( 120 $) y menor rentabilidad, amenazando en muchas ocasiones a reservas y parques naturales (Ártico, Alaska, Amazonas) y siendo el desfase entre el consumo mundial y los descubrimientos de nuevas explotaciones abismal (en una proporción de 4 a 1). Además, según los expertos, el tiempo necesario para poner en marcha a pleno rendimiento un yacimiento es de alrededor de 6 años, por lo que cualquier descubrimiento no podrá entrar en operación hasta después del 2018. Recordar que el 90% de la producción de crudo saudí procede de tan sólo cinco campos maduros y hasta el 60% procedería del megacampo de Ghawar y que los nuevos proyectos de infraestructura petrolera de extracción de crudo considerados como "grandes," (aquellos de más de 500 millones de barriles) en Arabia Saudí para el 2017 son prácticamente inexistentes lo que acelerá la fecha de caducidad de sus reservas ociosas.

Por su parte, la producción mexicana también llegó a su cenit en el 2004, pues el principal yacimiento de México es el Cantarell, (que genera las dos terceras partes de la producción mexicana) tiene fecha de caducidad con la perspectiva de convertirse en importador neto de crudo en el horizonte del 2020, Venezuela necesita urgentemente nuevos hallazgos petrolíferos pues caso de seguir el ritmo actual de producción podrían agotarse sus reservas probadas en el 2021, por lo que habría firmado un acuerdo por el que la empresa petro-química estatal china Sinopec invertirá 14.000 millones de dólares para lograr una producción diaria de petróleo en 200.000 barriles diarios de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco, (considerado el yacimiento petrolero más abundante del mundo) mientras Noruega aspira a explotar conjuntamente con Rusia la plataforma continental del Mar de Barents (reservas estimadas de más de 7.000 millones de petróleo y gas convencional) ante el agotamiento de sus reservas del Mar del Norte, que alcanzó su cenit en el 2009 (6 millones de barriles al día).

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), la producción de petróleo en Rusia alcanzó su máximo histórico (11,41 millones de barriles diarios) en el año 1988 cuando todavía formaba parte de la Unión Soviética, pero tras el declive provocado por la crisis económica del 2008, la producción ha ido in crescendo hasta alcanzar los 10,59 millones de barriles por día (bpd) en el 2013 con una fecha de caducidad de 20 años. Rusia y China sellaron un estratosférico contrato petrolero que se convierte en uno de los mayores de la historia de la industria energética por el que la empresa rusa Rosneft, (la mayor petrolera del país), suministrará petróleo al gigante asiático durante 25 años por valor de 270.000 millones de dólares (unos 205.000 millones de euros) lo que aunado con el megacontrato gasístico firmado por la rusa Gazprom y la china CNPC por el que Rusia suministrará al país asiático 38.000 milones de metros cúbicos de gas natural por un monto aproximado de 400.000 millones $ y con una vigencia de 30 años a través del gaseoducto Sila Sibiri (La Fuerza de Siberia), sentaría las bases económicas de la Unión Euro-Asiática que inició su singladura el 1 de enero del 2015 como alternativa económica y militar al proyecto de Obama de crear una Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés)

Además, el acuerdo de cooperación energética del 2010 entre Iraq, Irán y Siria para la construcción del gasoducto de South Pars a Homms que conectaría el Golfo Pérsico con el Mar Mediterráneo permitiría la llegada del gas iraní a la Unión Europea y aliviaría la severa rusodependencia energética europea, relativizando de paso la importancia estratégica de Turquía dentro del Proyecto del Gasoducto Trans-Adriático (TAP) así como el papel relevante de Arabia Saudí y Emiratos Árabes como suministradores de crudo a Occidente, pero tanto Irak como Siria estarían inmersos en procesos internos destructivos fruto de la balcanización implementada por EEUU siguiendo su doctrina del caos ordenado por lo que la exportación de productos petrolíferos de dichos países se antoja harto complicada.

Respecto a Iraq y según un artículo publicado por el New York Times, una buena parte de la producción petrolera de dicho país tendría como destino China, dado que las compañías occidentales (Exxon Mobil, Shell, BP y otras serían reacias a invertir en dicho país, pues las regalías, impuestos y otros cargos cobrados en Iraq suelen engullir el 90% o más de las ganancias de una empresa petrolera, mientras que las inversiones en EEUU consiguen una ganancia del 50% aunado con el hecho de que EEUU importa tan sólo el 3% de sus necesidades petrolíferas de Iraq. Así, el Gobierno de Al Maliki firmó en 2008 un acuerdo con China cifrado en 3.000 millones de dólares, mediante el cual la firma estatal China National Petroleum Corp. (CNPC) obtuvo los derechos de explotación durante 23 años del campo petrólifero de Al Ahdab (el mayor yacimiento abierto en Irak durante las dos últimas décadas con una producción estimada de 25.000 barriles diarios) recibiendo de parte china la condonación del 80 por ciento de la deuda heredada de la época de Sadam Hussein, estimada en unos 8.500 millones de dólares. En cuanto a Irán, posee, según los expertos, las terceras mayores reservas probadas del mundo de petróleo y gas tras Arabia Saudí e Irak , pero carece de la tecnología suficiente como para extraer el gas en los yacimientos más profundos por lo que precisa de una inversión de unos 155.000 millones de dólares para el desarrollo de la industria petrolera y gasista.

El fracking como arma estratégica de EE.UU.

La producción de petróleo de forma convencional en EEUU alcanzó su máximo nivel en 1970 y después comenzó a declinar, teniendo que importar en el 2005 casi el doble del total de crudo producido en dicho país hasta la aparición de la revolucionaria y controvertida técnica del fracking, hija del ingeniero George Mitchell y que consiste en la extracción de gas natural no convencional mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos) para la extracción de gas de esquisto (shale gas) y de petróleo ligero (shale oil), técnica en la que EEUU sería pionero en su aplicación, descollando Texas, Oklahoma, Dakota del Norte, California, Colorado y Montana. Según datos publicados por la Administración de Información de Energía de EEUU (AIE), dicho país se habría convertido ya en el principal exportador mundial de combustibles refinados (gasolina y diésel), pudiendo convertirse en el horizonte del 2017 en exportador neto de GNL y además habría alcanzado una producción mensual de crudo equivalente a 6,5 millones de barriles diarios provenientes de los campos tradicionales y de las nuevas explotaciones de petróleo en roca porosa (Dakota del Norte).

Teniendo en cuenta que el consumo doméstico de EEUU se movería en la horquilla de los 16 a los 20 millones de barriles diarios, seguirá siendo importador neto de crudo hasta el 2035, estimándose que en el 2020 el petróleo importado representará tan sólo el 26% de su mercado interno debido a la combinación de una alta producción interna y de un bajo consumo de crudo en el país tras asistir a su progresiva sustitución del petróleo por biocombustibles, gas natural licuado (GNL) y energías renovables, especialmente eólica, biomasa y fotovoltaica.

En la actualidad, el 45% de las importaciones de crudo de EEUU proceden de Oriente Medio y Norte de África pero la nueva geoestrategia energética pasaría por tener a Canadá como principal proveedor de crudo, estando proyectada la construcción del oleoducto Keystone XL para transportar el crudo canadiense hasta el Golfo de México lo que tendrá como efectos colaterales la progresiva disminución de importaciones de crudo procedentes de la OPEP, México, Colombia y Brasil así como la drástica reducción de sus compras a Venezuela con el objetivo inequívoco de lograr la asfixia económica del régimen de Maduro y fagocitar sus reservas de petróleo (según el Departamento de Energía de EEUU, las ventas de crudo venezolano a EEUU serían de tan sólo 952.000 bpd diarios a finales del 2012 frente a los cerca de 1,7 millones de bpd vendidos en1998, representando en la actualidad el 8% del total importado), lo que obligará a México y Venezuela a redireccionar sus exportaciones hacia China y la India.

Respecto a Europa, el objetivo inequívoco de EE.UU. sería sustituir la rusodependencia energética europea (30% del gas que importa la UE procede de Rusa) por la frackingdependencia, inundando el mercado europeo con el GNL (gas natural frackeado en EEUU y transportado mediante buques gaseros) para hundir los precios del gas ruso así como impulsar la utilización de la técnica del fracking en todos los países de la Europa Oriental, el llamado “arco del fracking europeo” que se extendería desde los Países Bálticos hasta la Ucrania europea, pasando por Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumania y Bulgaria y que dependerá de la tecnología de empresas estadounidenses como Chevron o Shell no siendo descartable que la mayoría de países de la UE sucumban al espejismo energético del fracking y terminen por utilizar dicha técnica en el horizonte del 2020 a pesar de las protestas de los grupos ecologistas anti-fracking.

El Niño y la nueva crisis alimentaria mundial

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), en un reciente informe titulado “Perspectivas mundiales de inversión en energía”, advierte que será necesario invertir 48 Billones $ hasta el 2035 para cubrir las crecientes necesidades energéticas mundiales, pero el abrupto desplome del precio del crudo hasta los 50 $, imposibilitará a los países productores conseguir precios competitivos que permitirían la necesaria inversión en infraestructuras energéticas y búsqueda de nuevas explotaciones por lo que no sería descartable un posible estrangulamiento de la producción mundial del crudo en el horizonte del 2.020, al concatenarse la recuperación económica de EEUU y la UE con factores geopolíticos desestabilizadores (Nueva Guerra en Oriente Medio). Así, según Rystad Energy, la industria petrolera necesita reemplazar 34.000 millones de barriles de crudo al año pero en el 2.015 tan sólo se alcanzaron los 8.000 millones de barriles debido al drástico descenso de las inversiones en exploración y producción mundial (un 28% en el 2015 y se estima para el 2016 una nueva caída del 20%). Ello originará presumiblemente una psicosis de desabastecimiento y el incremento espectacular del precio del crudo hasta niveles del 2008(rondando los 150 $) que tendrá su reflejo en un salvaje encarecimiento de los fletes de transporte y de los fertilizantes agrícolas lo que aunado con inusuales sequías e inundaciones en los tradicionales graneros mundiales y la consecuente aplicación de restricciones a la exportación de commodities agrícolas de dichos países para asegurar su autoabastecimiento, podría producir el desabastecimiento de los mercados mundiales, el incremento de los precios hasta niveles estratosféricos y la consecuente crisis alimentaria mundial.

Así, según cálculos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el fenómeno metereológico conocido como “El Niño”, tendría ya efectos devastadores en la seguridad alimentaria, medios de vida, nutrición y salud de cerca de 100 millones de personas en todo el mundo, por lo que sería necesaria una ayuda urgente de más de 7500 millones $ para labores de emergencia y recuperación de infraestructuras., de lo que serían paradigma la brutal seguía padecida por Centroamérica, Colombia, Venezuela ,California Vietnam, Etiopía, Timor Oriental y África Austral; inusuales inundaciones en Somalia, Tanzania, Estados sureños de EEUU, Ecuador, Perú, Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay así como devastadores incendios en California, Australia, Nueva Zelanda, Chile,Venezuela e Indonesia.

Por su parte, el economista de la FAO Abdolreza Abbassian, en declaraciones a The Associated Press, ha señalado que para alimentar la población mundial, (que llegará a 9.000 millones de personas en el 2050), se necesitará un incremento de 70% de la producción global de alimentos en los próximos 40 años, tarea que se antoja titánica pues mientras la población mundial crece un 1,55% anual, los rendimientos del trigo (la mayor fuente de proteína en países pobres), habrían sufrido un descenso del 1%. Mención especial merece Egipto, país en el que un tercio de sus 80 millones de habitantes vivirían en el umbral de la pobreza y que se ve obligado a destinar ocho millones de toneladas de trigo anuales (de los que 6 millones serían importadas), para producir el pan subsidiado, imprescindible para evitar las revueltas sociales del 2007 y lastrado por un desarrollo económico suicida, caracterizado por el crecimiento desmesurado de macrourbes y megacomplejos turísticos y la consiguiente reducción de la superficie destinada al cultivo agrícola, por lo que es urgente que revise sus políticas agrícolas y retorne a la arcana costumbre de disponer de reservas propias de granos para situaciones de emergencia. Si a ello le sumamos la intervención de los brokers especulativos en el mercado de futuros de las commodities agrícolas, el resultado sería una espiral de aumentos de precios en las materias primas imposibles de asumir por las economías del Primer Mundo y el finiquito de los Objetivos del Tercer Milenio de reducir el hambre en el mundo, pues según la FAO, desde el 2005 el índice de precios de cereales habría aumentado al doble y el número de desnutridos crónicos en el mundo rozaría en la actualidad los 925 millones de personas. La hambruna afectará especialmente a las Antillas, México, América Central, Colombia, Venezuela, Bolivia, Egipto,Cuerno de África, Mongolia, Corea del Norte, India, China, Bangladesh y Sudeste Asiático, ensañándose con especial virulencia con el África Subsahariana.



Para acceder a la noticia,







Alivio en la comarca del Ducado tras el freno al fracking y años de lucha



EUROPA PRESS





Publicado en ELDIARIO.ES
Por Raquel Gamo
20 de marzo de 2017


Los pueblos de la zona norte de Guadalajara celebran el veto de las Cortes regionales al fracking después de cuatro años de intensa lucha

Luis Javier López Herguido, motor de este movimiento: “La ley antifracking es un paso adelante para Castilla-La Mancha, pero falta prohibirlo en todo el país”

La Plataforma contra el Fracking en Guadalajara recabó más de 20.000 firmas y unió sus esfuerzos con los colectivos del Campo de Montiel y La Mancha


La comarca del Ducado y la zona norte de Guadalajara al fin respiran tranquilas tras cuatro años de intensa brega en contra del fracking. Luis Javier López Herguido, portavoz de la Plataforma Antifracking de Guadalajara y principal correa de transmisión de esta reivindicación en la región, sostiene que la Ley aprobada por las Cortes de Castilla-La Mancha para impedir esta técnica de extracción de hidrocarburos “es una noticia fantástica y un paso adelante”. Sin embargo, avisa que el paso definitivo “será cuando el fracking se prohíba en todo el país, algo que es competencia estatal”.

El pasado 9 de marzo fue un día histórico para el norte de Guadalajara, el Campo de Montiel y La Mancha, los territorios sobre los que pesaba como una espada de Damocles la amenaza de la implantación del fracking. Ese día, las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron una ley que, en la práctica, impide esta técnica en la región. La votación contó con el apoyo del PSOE y Podemos, y la abstención del PP. “A partir de ahora, Castilla-La Mancha se puede declarar una tierra libre de fracking”, señaló Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural.

La decisión adoptada en el Parlamento regional supone un giro de 180 grados con relación a la política ejecutada durante la anterior legislatura coincidiendo con el mandato de María Dolores de Cospedal, quien nunca se posicionó en contra de un método de extracción de hidrocarburos ampliamente rechazado por la comunidad científica por sus efectos perniciosos para el entorno.

Una técnica contaminante

La fractura hidráulica es una técnica muy extendida en Estados Unidos y extraordinariamente agresiva para el medio ambiente. Su implementación le ha servido a la primera potencia del mundo para operar en el mercado del petróleo hasta el punto de abaratar las materias primas y competir con los países de la OPEP. Pero las consecuencias físicas de esta práctica son muy nocivas para el medio natural.

Ecologistas en Acción Guadalajara valora positivamente la aprobación de esta norma en Castilla-La Mancha. Su portavoz, Augusto Barcenilla, asegura que “con esta normativa nos consideramos más protegidos”. A su juicio, “el fracking supone una gran contaminación de acuíferos, la devastación del territorio por la necesidad de abrir pozos permanentemente e incluso afecciones a la salud por la acción de los contaminantes químicos. Tan importante es prohibir el fracking como invertir en energías renovables”, advierte Barcenilla. La contaminación acústica, atmosférica y el surgimiento de pequeños movimientos sísmicos completan los efectos de esta técnica, tan pingüe para las empresas del sector como repudiada socialmente.

De ahí que las plataformas contra el fracking de Guadalajara y del Campo de Montiel y La Mancha emitieran recientemente un comunicado expresando su satisfacción por el veto a esta técnica aprobado por las Cortes regionales. Ambas organizaciones animaban a “todos los partidos” a que se sumaran a esta iniciativa, al tiempo que solicitaban al Congreso de los Diputados que aprobaran una ley para prohibir el fracking “en todo el Estado”. Además, y en aras de la misma sensibilidad medioambiental que ha llevado a parar el fracking, pidieron a los grupos con representación parlamentaria en las Cortes de Castilla-La Mancha la adopción de medidas para no permitir la megaminería de explotación de las tierras raras.

La lucha contra el fracking en Castilla-La Mancha y, particularmente, en Guadalajara, se remonta al 14 de mayo de 2013. Ese día se publicó en el BOE un Real Decreto por el que el Gobierno de Rajoy concedía a la compañía Frontera Energy Corporation el permiso de investigación de hidrocarburos bajo la denominación de Proyecto Cronos. El objetivo era calibrar las posibilidades para la extracción de hidrocarburos en varias zonas de Guadalajara y Soria, y hacerlo a través de la fracturación de capas de roca a más de 2.000 metros de profundidad utilizando agua y una serie de productos químicos de alta toxicidad.

“Lo que intentamos hacer desde el principio fue aglutinar esfuerzos de colectivos de distintos signo política y que la plataforma alcanzara al mayor número de vecinos y pueblos posibles, incluidos los más pequeños”, destaca López Herguido. “En pueblos de 30 habitantes, donde a lo mejor 25 personas nos apoyaban, nos decían: ‘si es que somos muy pocos, nos da vergüenza apoyaros’ Sin embargo, para nosotros ese respaldo fue clave”, añade.

Los movimientos sociales que cuajaron desde ese momento esgrimieron contundentes argumentos de especialistas para cuestionar el fracking. Por ejemplo, según la mayoría de expertos se necesitarían entre 20.000 y 30.000 metros cúbicos de agua por cada pozo excavado, que podrían ser entre 100 y 200. Unas cifras desproporcionadas para la sierra de Guadalajara.

La Plataforma contra el Fracking en Guadalajara se creó el 25 de mayo de 2013. Sus impulsores encontraron un amplio respaldo a sus exigencias salvo en los representantes públicos, del Partido Popular, tanto del Gobierno de la nación como del Ejecutivo regional de entonces. Cabe recordar que la entonces presidenta de la Diputación de Guadalajara y del PP en esta provincia, Ana Guarinos, desdeñó públicamente a los promotores de la plataforma contra el fracking. Aseguró “no entender” sus peticiones y se limitó a recordar que lo que entonces se había autorizado no eran ni siquiera prospecciones, sino la posibilidad de estudiar su implantación.

En realidad, lo que hizo el Gobierno fue poner en el punto de mira a Guadalajara y a La Mancha para el uso de una técnica invasiva, cuyo rechazo social fue creciendo con el paso de los meses. Las movilizaciones cada vez eran mayores y encontraron un eco creciente hasta el punto de que la plataforma de Guadalajara, pese a proceder de una comarca como la del Ducado, muy afectada por la despoblación, logró recabar más de 20.000 firmas. Su lucha fue firme y tenaz. Y fue compartida por decenas de pueblos del norte de Guadalajara, como Luzón, Aguilar de Anguita, Anguita, Alcolea del Pinar, Cobeta, Estriégana, Sigüenza, Luzaga y Molina de Aragón. Sólo los ayuntamientos de Maranchón y Sigüenza, ambos gobernados por el PP, decidieron no secundar esta protesta.

En enero de 2014, los ayuntamientos afectados presentaron un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo. Sin embargo, el Alto Tribunal falló a favor del Gobierno en mayo de 2016. Antes, la plataforma constituida en Guadalajara acudió al Congreso para sumarse al resto de colectivos implicados en esta materia en la reunión en la que todas las formaciones del arco parlamentario –excepto PP, PNV y CiU- suscribieron un compromiso contra el fracking.

Cambio político

En todo caso, el punto de inflexión en esta larga marcha contra la técnica de fractura hidráulica llegó en la primavera de 2015, coincidiendo con la campaña a los comicios autonómicos y municipales. Emiliano García-Page, entonces candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, firmó en Sigüenza el compromiso contra el fracking en abril de ese año. Page -al igual que el candidato de Podemos- prometió tumbar esta técnica si ganaba las elecciones. Y fue el vuelco electoral que se produjo en Castilla-La Mancha en mayo de 2015 el que, precisamente, permitió empezar a desandar el camino andado en esta materia...


Para acceder a la noticia COMPLETA,






jueves, 23 de marzo de 2017

Florida fracking foes rally at Capitol, but proposed ban splits Legislature



Protestors gather during a anti-fracking rally outside of the capitol Wednesday, March 22, 2017. (Photo: Joe Rondone/Democrat)



Naples Daily News
By Arek Sarkissian
March 22, 2017


ALLAHASSEE — Opponents of fracking in Florida gathered in front of the Capitol on Wednesday to voice support for proposed legislation to prohibit the oil and gas drilling method statewide.

Many in the crowd of roughly 100 people flooded legislative committee rooms last year as the Legislature considered a plan that proposed a study of fracking and statewide regulation.
"Maybe this year they came to their senses," said Dianne Whitecotton, who traveled to the rally from Tampa. "They realized that with our geology, it's bad for Florida."

This year Whitecotton and other residents who oppose fracking have the support of Senate Republicans.

Also in the crowd was St. Augustine resident John Pilecki, who said some Republicans finally have listened to the counties and municipalities that have passed about 40 bans in the state.

"I think at this point, with the idea of fracking being pretty early and all of the opposition, it's time to stop it," Pilecki said. "It seems like minds have changed, but I know mine hasn't."
Sen. Dana Young, of Tampa, is sponsoring a bill that would create an all-out ban on fracking, which fractures rock in the way of oil or natural gas.

Some small changes might be made in the bill to not affect water well drilling, but the Senate likely will pass it in its all-out form.

"I don't see any reason to make any other changes," said Young, who as a House Republican leader last year helped gather  votes to regulate fracking.

"From the research I saw, fracking isn't for our state," Young said.

Young spoke at the rally along with Sen. Jack Latvala, R-Clearwater, who told the crowd a ban was the only solution to protect the state's natural resources.

However, Young's bill might not survive the House in its absolute form. A House version filed by Rep. Mike Miller, R-Orlando, will need to take on last year's failed statewide regulation bill for it to have a chance. The sponsor of last year's bill, Rep. Ray Rodrigues, R-Estero, is now the House majority leader.

"I know leader Rodrigues will need to see some elements of his bill in there, so that's something we're still trying to work out," Miller said. "And with Senator Young unwilling to compromise much, which you know, we're still trying to see what we can do."…



To access the COMPLETE news,







La revolución silenciosa en la factura energética de EEUU






Publicado en Energía 16
Por Juan Emilio Ballesteros
16 de marzo de 2017



Estados Unidos ha conseguido abaratar sus costes eléctricos gracias a la menor dependencia del exterior en combustible fósil junto con significativos avances en la reducción de los consumos en virtud de la investigación e implantación de procesos de eficiencia energética muy relevantes en la industria

Es muy posible que el aumento de la demanda equilibre la sobreproducción de petróleo que ha supuesto en Estados Unidos el auge del fracking y que ha ocasionado en gran medida la caída de los precios del crudo en los dos últimos años, pese a los intentos de la OPEP por congelar la producción y las exigencias de las economías emergentes, con Rusia, China e India al frente, para que esta limitación no sea una carga en sus expectativas de crecimiento. No obstante, aunque todos los analistas, incluida la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés), coinciden en la inminente estabilización del mercado, aun cuando países como Irán incrementarán su producción, el futuro energético pasa por el establecimiento de un nuevo mix entre energía renovable, nuclear y fósil, así como por avances muy significativos en almacenamiento masivo de energía eléctrica, cuyo consumo deberá ser más eficiente.

Pese al fracaso de la cumbre de Doha y la falta de resolución en la de Viena, donde los países de la OPEP se han visto incapaces de adoptar una postura conjunta, el balance entre la oferta y la demanda impondrá una reducción drástica en la sobreoferta, que puede caer más de 200.000 barriles diarios en un escenario en el que se han alcanzado los 33 millones de barriles al día. La demanda avanza a menor ritmo y ha pasado de 1,5 millones de barriles diarios en 2015 a 1,2 en 2016. En Estados Unidos, el desplome ha obligado a recortar inversiones y rebajar la oferta, sobre todo a raíz de la quiebra de numerosas explotaciones cuyo coste era insostenible. En 2014, el 80 por ciento de los pozos en activo tuvieron que cerrarse. En la actualidad, permanecen abiertos 320 de los 1.600 que llegaron a contabilizarse.

El objetivo sigue siendo asegurar el suministro eléctrico para las próximas décadas y recuperar la ventaja en el mercado global de Estados Unidos, cuya factura energética volverá a subir de la misma manera que las explotaciones de fracking que hoy no son competitivas recuperarán en breve el protagonismo alcanzado con la denominada silenciosa revolución energética, por la que obtuvo un ventajoso liderazgo sobre todo frente a los países de la Unión Europea.

El grado de dependencia exterior en petróleo, gas y carbón alcanza una media del 53 por ciento en la UE cuando en Estados Unidos no llega al 25 por ciento. Para Carlos Andreu, doctor ingeniero en tecnologías energéticas y profesor de EAE Business School, esta revolución tiene componentes geopolíticos que condicionan los factores estrictamente relacionados con el mercado. “Si hablamos de combustibles fósiles –explica– nos referimos al petróleo, pero también al gas y al carbón. Entonces debemos preguntarnos en términos de estrategia geopolítica energética por qué es la evolución de producción/precios/ países suministradores del petróleo lo que parece marcar esta revolución energética. Es preciso considerar en este sentido dos factores: la clara tendencia al consumo de energía eléctrica de origen limpio (renovables) y los equilibrios geopolíticos que están condicionados por los hechos relevantes en los países productores (árabes especialmente)”. Si esa revolución silenciosa estuvo impulsada en sus orígenes por la necesidad geopolítica de acabar con la dependencia del suministro de petróleo procedente de la OPEP, sobre todo de los países árabes, ni Estados Unidos ni China, las dos naciones que más contaminan, dan la espalda a las energías alternativas.

El desarrollo de la producción eléctrica renovable puede  llegar llegar a alcanzar tasas de hasta el 30 por ceinto en los próximos años. Es cierto que los combustibles fósiles siguen siendo necesarios porque constituyen la fuente principal de energía para la industria y el transporte, pero también lo es el impacto positivo en OPEX y CAPEX (gasto e inversión) que supone la evolución de las energías limpias. Las emisiones de CO2 en Estados Unidos se han reducido de forma notable, llegando a niveles de los 90.

El punto de inflexión se produjo el pasado año, cuando la apuesta por la descarbonización paulatina dio un fuerte impulso a la generación de energía a través del uso de fuentes renovables. La productividad energética, es decir, el resultado de dividir el PIB por la cantidad de energía consumida, registró un incremento superior al 2 por ciento en 2014 y 2015, casi el doble que en años precedentes, mientras que la tasa anual de eficiencia energética se sitúa en un promedio del 17 por ciento en la última década. La renuncia al fracking no es posible por ahora, lo que no implica que el modelo haya cambiado. El 68 por ciento de la capacidad energética del país procedió en 2015 de fuentes renovables. Basten dos ejemplos de esta transformación: la capacidad total de energía eólica se eleva a los 70 gigavatios y la fotovoltaica a 7,3 gigavatios. En capacidad de empleo, por primera vez la industria fotovoltaica, con un total de 210.000 trabajadores, supera al sector petrolero, con sólo 180.000 empleos. Según el profesor Andreu, las perspectivas de futuro se centran en una evolución hacia un mix distinto donde el consumo de combustible fósil disminuye frente al eléctrico de origen renovable, manteniendo un mix entre renovable, nuclear y fósil diferente al actual. La tendencia se dirigirá hacia la “electrificación” de la industria y el transporte (reduciendo la dependencia del consumo de combustible fósil). Se registrarán asimismo numerosos avances en eficiencia energética que conllevarán una reducción drástica de consumos. Habrá igualmente un crecimiento muy significativo en almacenamiento masivo de energía eléctrica con el fin de alcanzar tasas eficientes en uso doméstico e industrial muy superiores a las ratios actualmente disponibles.



Para acceder a la noticia,








El agua en México, en estado crítico



Un habitante de Iztapalapa recolecta agua en cubetas y cisternas ante el desabasto del líquido. CUARTOSCURO




Publicado en El País
Por Elías Camhaji
22 de marzo de 2017


Las deficiencias en la gestión dejan sin acceso al suministro potable a nueve millones de mexicanos y suponen riesgos para la salud y el medio ambiente, alertan los especialistas


México tiene poco o nada que celebrar en el Día Mundial del Agua. Al menos nueve millones de mexicanos carecían de agua potable en 2015, según datos oficiales. El número de mantos acuíferos sobreexplotados se ha triplicado desde los años ochenta, afirman las autoridades. Los especialistas denuncian que la corrupción y el manejo discrecional de recursos han convertido grandes obras de infraestructura en elefantes blancos, mientras que la contaminación de los cuerpos hídricos ha creado serias complicaciones para la salud.

"Es una crisis que nos está matando y se actúa como si no importara", lamenta Elena Burns, del colectivo Agua para todxs. "A lo mejor no se oye el grito de la madre del bebé que murió de diarrea porque no tenía acceso a agua de calidad ni a la gente que se muere de cáncer por la presencia de arsénico en fuentes subterráneas ni oímos el daño que se está haciendo a los sistemas nerviosos de los niños de Iztapalapa [en la Ciudad de México] que toman agua con niveles dañinos de plomo… pero todo eso existe", agrega Burns.

Las complicaciones de México comienzan por la disponibilidad del líquido. Hay poco donde más se necesita y viceversa. "Se concentra en el sureste, en donde vive un 25% de la población, el resto es una zona semidesértica, catalogada como de baja disponibilidad de agua", señala Teresa Gutiérrez, directora del Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental. Cuando se le pide a Gutiérrez que mencione los puntos críticos de presión hídrica, saca un mapa en el que resalta el color rojo en todo el centro y el norte del territorio, las zonas que concentran las actividades productivas del país.

Cerca del 81% se utiliza en el sector agrícola (un 76,7%) e industrial (un 4,2%), según la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Esa proporción es superior a la del resto del mundo (cerca de un 70%) y suele utilizarse una calidad que idealmente podría aprovecharse para uso humano primero y reutilizarse como agua de riego después.

"En México el tratamiento y el monitoreo del agua son muy deficientes, no consideramos ni virus ni parásitos, desde el punto de vista microbiológico no tenemos dominada la situación, los metales tampoco se monitorean de manera regular solo en casos de emergencia", explica Marisa Mazari, directora del posgrado de Ciencias de la Sostenibilidad de la Universidad Nacional Autónoma de México. Debido a esto, las posibilidades de reutilizar el agua disminuyen y cuando se hace supone mayores riesgos a la salud. El reto crece al tiempo que la demanda aumenta.

"Todo lo que producimos tiene una dosis de líquido que no contemplamos, se calcula que vemos menos del 5% del agua que consumimos", agrega Gutiérrez. Esa agua virtual es clave en la sostenibilidad de la economía y puede vulnerarse en una espiral consumista. Se necesitan, por ejemplo, 10.000 litros para producir un par de jeans y hasta 15.000 litros para un kilo de carne de res, según la Water Footprint Network.

El resto de los recursos hídricos se administra para dar abasto a las ciudades, en las que viven más de 68 millones de personas. "En 50 años se duplicó la población y la migración campo-ciudad multiplicó seis veces la demanda por habitante", explica Gutiérrez. Para cubrir esa necesidad sin afectar el medio ambiente la gestión eficiente es crucial, pero las expertas consultadas advierten de que el manejo es deficiente. Gutiérrez critica que el modelo se base solo en parámetros político-administrativos, sin considerar aspectos tan básicos como el ciclo del agua.

Burns va más allá y afirma que está "atravesado por la corrupción" y que es "autoritario, opaco y discrecional". "Los grandes intereses determinan quién tiene agua y quién tiene derecho a contaminar sin que nadie diga nada", reclama al añadir que más que como un bien común, el acceso al agua se ha visto como un rasgo de diferenciación social.

El cúmulo de problemas se refleja en la capital como en ningún otro sitio, con la dificultad añadida de abastecer a más de 20 millones de habitantes. Es el núcleo de un país federal, pero centralizado; tiene zonas, las más populares, con una densidad poblacional de más de 16.000 habitantes por kilómetro cuadrado; la mancha urbana crece; se sitúa en un altiplano a más de 2.240 metros sobre el nivel del mar, y está construida sobre una superficie lacustre.

La zona metropolitana de la megalópolis se hunde en arenas movedizas. Depende en un 70% de aguas subterráneas sobreexplotadas y cada vez más profundas (hasta 500 metros en el subsuelo); solo extrae un 1% de los 35 ríos que desembocaban en la ciudad y que están entubados o contaminados, y tiene que importar un 30% de su suministro de los sistemas Lerma y Cutzamala (este último está a más de 120 kilómetros de la capital).

Esto ha implicado grandes costos energéticos por bombear el recurso para que entre y salga de la cuenca, así como consecuencias para otras regiones tan lejanas como el golfo de México —que la provee— o la costa del Pacífico —que recibe las aguas residuales—. "Estamos dejando un caos para las generaciones que vienen, es bastante inconsciente no hacer nada ahora que todavía es posible plantear soluciones", sentencia Mazari….




Para acceder a la noticia COMPLETA,





Alertan en Colombia sobre peligros ecológicos del fracking







Publicado en Prensa Latina
22 de marzo de 2017



Bogotá, 22 mar (PL) La extracción de petróleo por medio de la tecnología de fracturación hidráulica, más conocida por fracking, encierra enormes riesgos para el entorno en Colombia, alertaron hoy organizaciones ambientalistas.

El servicio digital de la revista Semana publica este miércoles una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos por una organización llamada Alianza Colombiana Libre de Fracking, que integran ambientalistas, organizaciones sociales, sindicalistas y defensores de los derechos humanos y del agua.

Con ese objetivo la Agencia Nacional de Hidrocarburos anunció la futura explotación de varios bloques petroleros alrededor del páramo de Sumapaz y en el Parque Natural Chingaza, el ecosistema que suministra la mayor parte del agua que consume Bogotá.

Esa institución oficial asegura que a pesar de los riesgos que conlleva, el fracking parece ser el futuro de la industria petrolera en Colombia.

Se agrega en esa dirección que el gobierno tiene dispuestos ya 43 bloques para explotar hidrocarburos, mediante esa controvertida técnica de asimilación hidráulica.

Si bien la mayor cantidad de reservas de yacimientos no convencionales está concentrada en la región del Magdalena Medio y en los Llanos Orientales, hay otros bloques destinados para fracking en la región andina central del país, precisa la misiva.

Añade que la situación más preocupante se localiza en los alrededores de Bogotá, concretamente cerca al Parque Natural Chingaza, en donde hay al menos siete bloques disponibles para emplear fracking, sistema que posibilita aumentar la extracción de gas y crudo del subsuelo.

Se expone a su vez el peligro que representará esa tecnología de extracción para otras zonas cercanas a la capital, como como son el municipio de Fusagasugá y las demarcaciones colindantes de Chía, Cajicá y Guasca.

En particular, se hace énfasis en los futuros pozos previstos alrededor del páramo de Sumapaz, pues en Colombia se le considera como la más grande fábrica de agua potable del mundo en las alturas…



Para acceder a la noticia COMPLETA,





miércoles, 22 de marzo de 2017

La energía limpia puede aportar $ 10 trillones de dólares anuales de beneficios para el año 2050







Publicado en Oil Price
Por Tsvetana Paraskova
20 de marzo de 2017


Un aumento dramático de la proporción de energías renovables y una mayor eficiencia energética tienen el potencial de crear beneficios de hasta $ 10 trillones de dólares anuales para el año 2050, en comparación con los costos estimados del sistema para incrementar la descarbonización, de $ 1.8 trillones de dólares anuales, según un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía Renovable ( IRENA) y la Agencia Internacional de Energía (EIA).

El PIB mundial podría incrementarse en alrededor del 0,8 por ciento en 2050, o el equivalente a 1.6 trillones de dólares, mientras que el resultado acumulado a través del aumento del PIB de aquí a 2050 ascenderá a $ 19 trillones de dólares, según informaron ambas organizaciones en su informe conjunto "Perspectivas para la Transición Energética - Necesidades de inversión para un sistema de energía de bajas emisiones de carbono', que fue preparado a petición del gobierno alemán a que facilite la entrada a la presidencia del G-20.

Sin embargo, la EIA señaló que para limitar el aumento de la temperatura media global por debajo de 2 ° C con una probabilidad del 66% haría "estar sujetos a una transición energética de excepcional amplitud, profundidad y velocidad".

Según la EIA , las metas climáticas a largo plazo pueden lograrse si el pico de emisiones antes de 2020 cae más de un 70 por ciento por debajo de los niveles actuales para el año 2050. Además, en 2050, casi el 95 por ciento de la electricidad del mundo tendría que ser de bajo-carbono, en comparación con alrededor de un tercio en la actualidad. Además, 7 de cada 10 nuevos coches tendría que ser eléctrico, en comparación con 1 de cada 100 hoy en día, dijo la EIA.

Según la agencia, seguirían siendo necesarios los combustibles fósiles en 2050 - en especial el gas natural - y se espera que representen el 40 por ciento de la demanda de energía, alrededor de la mitad del nivel actual. A largo plazo, el logro de metas climático también necesitaría un promedio de $ 3.5 trillones de dólares en inversiones en el sector energético cada año hasta 2050, que es de alrededor de dos veces el nivel actual de inversión.

De acuerdo con la entrada de IRENA en el informe, la transición energética es asequible, pero requerirá inversiones adicionales en tecnologías bajas en carbono. La inversión acumulada adicional todavía tendría que ascender a $ 29 trillones de dólares durante el período de 2050. Esto se suma a la inversión de $ 116 trillones como se preveía en el caso de referencia, dijo IRENA.


Para acceder a la noticia,




Nota del blog.- En la traducción del artículo se mantiene la traducción literal de la palabra trillón expresada en inglés. En Europa continental un trillón equivale a 1018. En EEUU, el trillón viene definido por la escala numérica corta, equivaliendo a 1012. Así, un trillón estadounidense equivaldría a un billón en España.