sábado, 27 de junio de 2015

Reino Unido: La oferta de fracking en el limbo con la primera aplicación rechazada







Publicado en The Week
26 de junio de 2015 


La decisión sobre un segundo enclave, que tiene luz verde de los planificadores, se revisará la próxima semana


El Consejo del Condado de Lancashire ha rechazado una solicitud para la primera licencia de 'fracking' después de cuatro años de moratoria, pero se ha aplazado hasta la próxima semana una decisión sobre un segundo sitio que tiene luz verde de los planificadores desde principios de este mes.

En medio de la ira local y en un contexto de protestas en los últimos cuatro días, el Consejo ha seguido las recomendaciones de los funcionarios de planificación y ha rechazado una solicitud que habría permitido que la compañía Cuadrilla comenzara a realizar fracking para la obtención de gas de esquisto en Roseacre Wood, entre Preston y Blackpool.

Cuadrilla es una filial de la empresa de energía australiana AJ Lucas, y tiene respaldo financiero de la  firma de capital privado estadounidense Riverstone.

La decisión para un segundo sitio en Preston New Road, que fue aprobada por los planificadores, se ha aplazado hasta el lunes. El concejal Paul Hayhurst sugirió que las autoridades estaban dispuestos a rechazar esta solicitud también, según informes de The Independent , pero se decía que el asesoramiento jurídico sugería que una negativa podría ser impugnada con éxito.

Si se concede la licencia sería la primera vez que el fracking sería aprobado en el Reino Unido desde la prohibición impuesta en 2011 después de que la perforación por Cuadrilla en una mina cerca de Blackpool produjera temblores de tierra. El gobierno está a favor de la apertura del mercado del Reino Unido para el fracking, citando los fuertes beneficios económicos cosechados en los EE.UU..

Andy Burnham en la dirección de Partido laborista ha pedido una moratoria en la práctica hasta que se proporcione una evidencia científica más sólida de que la técnica es segura, informó The Guardian, de acuerdo con una decisión tomada por el gobierno escocés.

El rechazo a la perforación en Roseacre se debió a la preocupación de que pudiera conllevar a un aumento incontrolable en el tráfico. Cuadrilla ha dicho que no estaba sorprendida por la decisión y está revisando todas sus opciones, incluyendo el derecho de apelar.




Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada