jueves, 18 de junio de 2015

Operador de Fracking se enfrenta a una multa récord de 8,9 millones de dólares por supuesta contaminación del agua







Publicado en Pennlive
16 de junio de 2015


Los reguladores de Pennsylvania planean imponer una multa récord a un operador de gas de esquisto, que al parecer no logró corregir un pozo que filtró metano en los suministros de agua cercanos.

Range Resources, la empresa con sede en Texas que perforó el primer pozo en Marcellus Shale en 2004, se enfrenta a una multa civil de 8.900.000 $ proveniente de un pozo de gas con fugas en el condado de Lycoming. Esta sanción sigue a otro par de multas, impuestas el año pasado, de varios millones de dólares a las compañías de perforación.

“Range tiene la responsabilidad de eliminar la migración de gas que se está ocasionando por un pozo mal construido", dijo el Secretario del Medio Ambiente del estado John Quigley, en una declaración escrita. "Negarse a realizar las reparaciones necesarias para proteger a la población y el medio ambiente no es una opción."

En una declaración escrita el martes,  Range ha negado que el metano que se encuentra en las cercanías de las aguas subterráneas tenga ninguna conexión con sus pozos. Lo ha apelado ante una orden emitida por el Departamento de Protección del Medio Ambiente del estado citando también su incapacidad para corregir la fuga.

"Creemos que hemos cumplido con las peticiones del DEP y estamos en desacuerdo acerca de esta situación, estamos muy confiados en la integridad mecánica del pozo y estamos igualmente seguros de que el medio ambiente y la comunidad no están en riesgo", según la declaración de un portavoz de la compañía.

De acuerdo con el DEP, la perforación en el pozo comenzó en febrero de 2011, con las operaciones de fracking teniendo lugar en junio para extraer gas natural de la roca enterrada a gran profundidad. Una investigación posterior demostró que el metano había contaminado un arroyo y los pozos de agua privados cercanos y alimentados por aguas subterráneas.

En 2013, el DEP emitió una orden de violación en contra de la compañía por la fuga, según los informes derivados por una carcasa de cemento defectuosa en el pozo. Los problemas, sin embargo, han persistido y otros "puntos de emisión" han surgido en los alrededores, con el gas que se escapa a través del suelo, de acuerdo con el DEP.

Casi dos años después, el DEP emitió otra orden, que llamaba a la continua migración de gas, por "conducta ilegal y alteración del orden público." Se requería que la compañía presente e implemente un plan para abordar el problema.

El DEP, en base a los informes,  rechazó un plan presentado por Range porque estaba involucrando poner el mismo pozo en producción sin completar las reparaciones necesarias.

Quigley, que fue confirmado por el Senado a principios de este mes, dijo que la multa deja claro que el DEP tiene la seria responsabilidad de proteger a los ciudadanos y  los recursos naturales del estado. Como muchos de sus predecesores, Quigley se ha comprometido a equilibrar esos deberes con el desarrollo económico.

"El agua limpia es una parte importante de una economía fuerte y Range Resources debe a la gente del Condado de Lycoming y a las  áreas circundantes el hacer las reparaciones necesarias para detener inmediatamente la descarga de gas natural en las aguas", dijo Quigley.


Para acceder a la noticia,




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada