lunes, 15 de junio de 2015

Recurren judicialmente las normas para regular el fracking en EE.UU.



Caricatura política de 1904 que representa a la Standard Oil como un pulpo agarrando a las diversas industrias, a los inversores, a las gobernaciones de los estados, al Congreso y finalmente un tentáculo acercándose a la Casa Blanca, siendo ésta su próxima víctima.




Publicado en Reuters
Por Ayexha Rascoe
11 de junio de 2015 


Grupos formados por la industria de la energía y de los estados, que se oponen a las nuevas reglas en EE.UU. para el fracturamiento hidráulico en las tierras públicas, se dirigen a la corte este mes para tratar de bloquear la normativa un día antes de que entren en vigor.

Los enemigos de las regulaciones irán ante un juez federal el 23 de junio para buscar una medida cautelar. Las reglas del Departamento de Interior, programadas para entrar en vigor el 24 de junio, requeriría a las empresas el proporcionar datos sobre los productos químicos utilizados en la fracturación hidráulica o fracking, y tomar medidas para evitar las fugas de los pozos de petróleo y gas en tierras de propiedad federal.

Este es el "primer paso en esta batalla", dijo Dan Naatz, vicepresidente de relaciones gubernamentales de la Asociación Independiente del Petróleo de América (IPAA), uno de los grupos que buscan la medida cautelar.

El fracking implica la inyección subterránea de grandes cantidades de agua, arena y productos químicos a alta presión para extraer combustible. Grupos ambientalistas y algunos vecinos de los pozos de petróleo y gas han vinculado el fracking con la contaminación del agua y algunos lo han relacionado con el aumento de la actividad sísmica.

La industria del petróleo y el gas y los estados productores se han opuesto desde siempre a las reglas federales sobre el fracking. Prefiriendo mantener la regulación en manos de los estados [*] (equivalente autonómico), IPAA y la Alianza de Energía Occidental presentó una demanda en la Corte Federal de Distrito para el Distrito de Wyoming desafiando las reglas minutos después de que se emitieran en marzo.

Los grupos dijeron que las reglas eran cargas "arbitrarias e innecesarias" para los perforadores.

Wyoming y Colorado pronto siguieron con su propia demanda, argumentando que las reglas podrían atentar contra su autoridad soberana para regular el fracturamiento hidráulico. Dakota del Norte también intervino en el caso en contra de la normativa.

Los grupos y los estados argumentan que permitir que las reglas avanzaran antes de la resolución de los retos legales dañaría los recursos de la industria del estado.

Marcos Barron, abogado de Baker & Hostetler que representa a los grupos petroleros, dijo que espera que el juez emita una decisión sobre la medida cautelar durante la audiencia 23 de junio, aunque no es un requisito.

Después de que la decisión se dictara, Barron dijo que podría necesitar de cuatro meses a un año para concluir los argumentos en el caso.

El Departamento del Interior no hace comentarios sobre asuntos legales pendientes. En el escrito de oposición a la medida cautelar, el departamento argumentó que las empresas sólo se verían afectados por las reglas si deciden participar del fracking en tierras federales. (Editado en español por Kevin Drawbaugh y David Gregorio )


Para acceder a la noticia, 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada