jueves, 25 de junio de 2015

Podemos propone un plan de energías renovables que crearía 320.000 empleos


Carolina Bescansa, Robert Pollin e Íñigo Errejón durante la presentación este jueves del plan de energías renovables. EFE




Publicado en InfoLibre
Por Gabriel Arias
22 de junio de 2015 


Robert Pollin, asesor de Obama, ha elaborado un estudio de eficiencia energética que "se autofinancia con el ahorro" de las mejoras

Se propone invertir en eficiencia, en energías renovables y reducir el consumo y la dependencia de combustibles fósiles


Podemos presentó este lunes un programa de inversión en energías limpias elaborado por el economista Robert Pollin, asesor del Gobierno de Obama, de la Organización Internacional del Trabajo y de la ONU. "Solo es un marco, necesita desarrollo y abrirse al debate", empezó su intervención Pollin, que resumió el estudio en tres ejes: eficiencia energética y apuesta por las energías renovables en detrimento de los combustibles fósiles. Unas medidas que, según el economista, generarían 320.000 empleos en su primer año de aplicación.

El cambio de modelo energético propuesto implicaría una inversión anual público-privada del 1,5% del PIB durante los próximos 20 años. "Este programa puede autofinanciarse por el ahorro que genera la eficiencia y por una menor dependencia de la energía que importa el país", que solo en petróleo representa el 5,5% de la riqueza nacional, subrayó el economista, que intentó explicarse proponiendo cuánto se ahorraría el Estado si mejorase la eficiencia de sus edificios públicos. Unas mejoras que se extenderían también al transporte, la industria y la red energética.

Aunque estas medidas serían costosas (unos 18.500 millones de euros), el Estado habría de invertir un 0,5% del PIB y la parte restante quedaría en manos de las empresas, a las que habría que facilitar el crédito a través de la banca pública y el Banco de España. Se plantea también la imposición de una tasa al carbono cuya recaudación sería redistributiva.

Tanto Pollin como Íñigo Errejón –número dos de Podemos– y Nacho Álvarez –economista del partido– estimaron la creación de 320.000 empleos directos e indirectos en el primer año por estas reformas, que beneficiarían especialmente a los trabajadores de la construcción, el sector más perjudicado por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. "Son cálculos conservadores", dijo Robert Pollin, "he calculado que por cada empleo en las energías verdes se genera medio en la economía general, pero hay estudios que hablan de hasta dos trabajadores más".

Menos dependientes y menos contaminantes

El documento –en el que también han participado Shouvik Chakraborty y Heidi Garrett-Peltier– prevé que en las próximas dos décadas se reduzca un 75% la dependencia energética de España frente al 16% que se lograría en caso de no aplicarse las políticas propuestas. En total, un 62% de la energía consumida estaría producida en territorio nacional. Sin embargo, según los autores, el principal resultado de su proyecto sería una disminución del 32% en el consumo de energía primaria. No obstante, Pollin matizó que "no es un programa anticrecimiento" pero que sí se espera un menor consumo por la eficiencia, lo que se traduce en un ahorro que puede ser invertido.

Con todo, explicó el economista, las emisiones per cápita de los españoles pasarían de 6,5 toneladas de dióxido de carbono al año, a 1,7. En cualquier caso, destacó, muy lejos de los 17.600 kilos que genera cada estadounidense e incluso de los 9.200 que emiten los alemanes.

En manos de consumidores, ayuntamientos y Pymes

"A diferencia de las corporaciones, las cooperativas energéticas no persiguen de forma agresiva altas tasas de beneficio", explica el borrador facilitado. Por ello se recomienda que la propiedad de los nuevos sistemas de producción permanezca en manos de ayuntamientos, consumidores y pequeñas empresas, con el  objetivo también de democratizar las redes locales de distribución para evitar las actividades especulativas que "hoy suponen una importante fracción del precio de la electricidad".

Pollin valoró a España como el "país líder en energía eólica" y reconoció que se necesita invertir en biomasa, solar e hidroeléctrica, en este caso no mediante grandes presas sino en pequeñas centrales.



Para acceder a la noticia, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada