sábado, 6 de junio de 2015

Cantabria a la cola de España en calidad ambiental






Obtiene la peor valoración junto Aragón y Comunidad Valencia según estudio de Greenpeace


Cantabria presentaría un índice de calidad ambiental bajo y se posicionaría en los puestos de cola respecto al resto de Comunidades según el informe presentado por la organización ambientalista Greenpeace bajo el título “Radiografía social del medio ambiente en España”.

El informe considera diferentes parámetros ambientales para establecer una valoración media. Así, en cuanto a aspectos energéticos destaca los diferentes permisos de exploración de hidrocarburos mediante técnicas de fracking y que afectarían a una parte del territorio. Destaca los esfuerzos de una Ley Autonómica que se vieron truncados por una sentencia del Tribunal Constitucional. En positivo destaca el posicionamiento ciudadano en contra de la técnica y con la presencia de una Plataforma contraria a la fractura hidráulica con raíces sociales sólidas.

En cuanto a la contaminación industrial destaca la contaminación industrial urbana de la bahía de Santander y en especial de la Ría de Boo. La ría de San Martín de la Arena es también motivo de preocupación por la contaminación proveniente de la papelera Sniace y la química Solvay. En el lado contrario destaca la movilización ciudadana contra la contaminación industrial destacando la presencia de una Plataforma sanitaria preocupada por la salud ambiental en Torrelavega y Comarca.

En cuanto a la agricultura como aspectos negativos destaca el cuarto puesto de Cantabria en España en cuanto al uso de plaguicidas por hectárea y el primer puesto en el uso de herbicidas. El informe también destaca como aspecto positivo la ausencia del cultivos transgénicos por su nula aceptación.

En cuanto a la gestión de residuos, Cantabria no sale bien parada con un puesto entre las cinco Comunidades con menor tasa de reciclaje o recuperación de residuos sólidos, un 9,99% en 2013. Destaca la quema de residuos en la cementara de Mataporquera y la presencia de la incineradora de Meruelo.

En cuanto a las costas destaca la importante ocupación del litoral realizado en los últimos años. En Camargo se habría ocupado el litoral en un 89%, Comillas en un 51%, Noja en un 32%, Santander en un 30% y Santona en un 25%. Destaca el Plan urbanístico en el Parque natural de Oyambre en San Vicente de la Barquera. También destaca la pérdida de playas y daños en el litoral consecuencia del aumento de los temporales consecuencia directa del cambio climático.

En cuanto a los bosques destaca la ocupación de las plantaciones de eucaliptos y destaca una deficiente gestión forestal con la presencia de un plan técnico o de ordenación para sólo un 3,02% de la superficie total.

En cuanto a la especulación urbanística destaca Arnuero, Argollos, Escalante, Miengo y Piélagos.

También destaca que el 78% de los cultivos en Cantabria depende de la polinización de abejas e insectos y presentaría un ratio de vulnerabilidad del 11,2%.

Entre los aspectos positivos destaca la pesca artesanal. El 32% de la flota cántabra de oferta tradicional.

El 56,47% del territorio está declarado espacio natural protegido y/o se incluye en la Red NATURA 2000.

La defensa del litoral cuenta con ARCA, un movimiento muy activo en defensa de los recursos naturales.

También destaca a Cantabria como la región con menos superficie artificial de litoral en los primeros 500 metros de costa (14%) 

Por último el informe destaca a la Mancomunidad de municipios sostenibles, integrada por 17 municipios de Pas-Besaya, Trasmiera, Costa Oriental y Asón.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada