martes, 27 de octubre de 2015

Halliburton recorta otros 2.000 empleos más por la peor crisis delpetróleo que golpea al fracking







Publicado en Daily Comet
Por David Wethe /Bloomberg News Service
21 de octubre de 2015 


HOUSTON _ Halliburton recortó otros 2.000 puestos de trabajo el mes pasado con la peor caída del mercado del petróleo en las últimas décadas y la demanda de resultados del mayor proveedor del mundo de servicios de fracking.

La compañía con sede en Houston, dijo que el primer trimestre del próximo año puede representar el punto más bajo de su margen de beneficios en América del Norte ya que los clientes comenzarán 2016 con nuevos presupuestos de gasto y aprovecharán la experiencia de la presión de bombeo de Halliburton para iniciar nuevos pozos. Los comentarios se produjeron después de que la compañía reportara una pérdida en el tercer trimestre de $ 54 millones.

"El negocio de bombeo en América del Norte es claramente el segmento más estresado del mercado en la actualidad, pero también es el mercado que conocemos mejor",  dijo el lunes,  el presidente Jeff Miller a los analistas e inversores en una conferencia telefónica. "Este es el segmento que se espera que repunte más fuertemente."

El petróleo ha oscilado como un oso este año, con un mercado en alza en América del Norte cuando el número de plataformas de perforación se deslizó hacia abajo. Los exploradores han recortado más de $ 100 millones de dólares en los planes de gastos globales anuales después que los precios del crudo se redujeran en más de la mitad desde junio de 2014.

Halliburton tenía una pérdida de 6 centavos por acción en el tercer trimestre en comparación con una utilidad neta de $ 1,2 mil millones, o $ 1,41, un año antes, según un comunicado emitido el lunes. Excluyendo ciertas partidas, el resultado por acción fue de 4 centavos más que el promedio de 27 centavos de las estimaciones de 34 analistas compilados por Bloomberg. Las ventas cayeron un 36 por ciento hasta los $ 5.6 mil millones.

Ahora, la compañía ha reducido su plantilla a 18.000 personas, aproximadamente un 21 por ciento, desde su pico del año pasado, dijo el lunes en un correo electrónico, Emily Mir, una portavoz de la compañía. 

Los precios que las empresas de servicios cobran por el fracturamiento hidráulico, que incluye el agua, la arena y los productos químicos para liberar los hidrocarburos atrapados en el subsuelo, se proyecta que caerán hasta un 37 por ciento en América del Norte este año, de acuerdo con IHS

El proceso del fracking representa alrededor del 70 por ciento del costo de un enclave en Estados Unidos, dijo el presidente ejecutivo, Dave Lesar durante la llamada.

"Es natural que los clientes metan presión para reducir los costos", dijo Lesar.

Halliburton está operando cerca del punto de equilibrio en América del Norte, reportando un margen de beneficio operativo de 0,8 por ciento en el trimestre, mientras que Schlumberger Ltd. reportó la semana pasada un margen de 8.9 por ciento para el mismo período. Halliburton ha dicho que está trabajando sobre los costos más altos de los que el mercado necesita ahora mismo,  para que poder estar listo para el trabajo extra que vendrá una vez que cierre su acuerdo en los próximos meses para comprar a su rival Baker Hughes Inc.

"Nosotros no vamos a tratar de definir la forma exacta de la recuperación, pero esperamos que cuanto más tiempo se tarde, más nítida será", dijo el presidente ejecutivo, Dave Lesar en el comunicado. "En última instancia, cuando este mercado se recupere creemos que Norteamérica responderá más rápido y ofrecerá el mayor alza, y que Halliburton se posicionará con afán de superación."

Schlumberger predijo la semana pasada que no será antes de 2017 cuando la industria se recupere de la peor goleada al mercado del petróleo de las últimas décadas.

"El mercado está subestimando el tiempo que se necesitará", dijo Paal Kibsgaard, director ejecutivo de Schlumberger, en una conferencia telefónica con analistas e inversores de la compañía, proveedor más grande del mundo de servicios petroleros, y reportó una caída de 49 por ciento en sus ganancias del tercer trimestre.

Para sobrevivir a la crisis y competir mejor con su mayor rival, Halliburton, el segundo mayor proveedor de servicios petroleros, está tratando de vender activos para obtener la aprobación regulatoria para la adquisición del número 3 en este campo,  Baker Hughes, un acuerdo valorado en $ 34.6 mil millones, cuando fue anunciado en noviembre de 2014.

Halliburton tuvo cargos de $ 319 millones después de impuestos en el trimestre,  relacionados con el menor valor de sus activos debido a la caída del mercado del petróleo y los costos relacionados con la operación de Baker Hughes




Para acceder a la noticia COMPLETA, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada