martes, 27 de octubre de 2015

¿Estaría dispuesto el PP a “colar el fracking” por la puerta de atrás?







¿Sería el concepto “ fracturación hidráulica de bajo volumen” la puerta para colar el fracking en España?


No hace mucho comentábamos en el blog sobre lo difícil que sería practicar el “fracking” con las regulaciones exigentes del continente europeo. Desde la llegada a Europa,  de la posibilidad de esta técnica extractiva, uno de los puntos principales ha versado sobre “como de condescendiente” debería mostrarse la legislación europea, exigente con las normas medioambientales y de salud en temas generalistas.

El primer país de la Europa comunitaria en adoptar un fracking sin complejos fue Polonia y le llevó a una amonestación por parte de la UE por negar la existencia de normativa medioambiental en algunas perforaciones.

El siguiente país más interesado es Reino Unido, que intenta hacer realidad la técnica sin poder evitar el gobierno la suspicacia de una parte importante del público. 

En la entrada del blog, anterior a ésta, pudimos leer como la ministra de Energía,  Andrea Leadsom, respondía con dudas a la pregunta de una ciudadana de Balcombe sobre el concepto de fracking y parecía que el concepto estaba en el número 10.000. Esa sería la cantidad por la que la fracturación, si no llegara a necesitar de ese volumen de m3 de líquido, se consideraría “fracturación hidráulica de bajo volumen” y por lo tanto estaría exenta de las regulaciones de la “fracturación hidráulica de alto volumen”, la que conocemos habitualmente como fracking.

Alguna plataforma antifracking en España denuncia esa tesitura en la Andalucía de Susana Díaz, donde los permisos serían de esa naturaleza y por tanto no dejarían de coincidir con la propuesta de prohibición del fracking que su partido, el PSOE, firmó en un manifiesto a nivel nacional.

Y sin ir más lejos, no hace mucho publicamos sobre una folklórica entrevista a D. Baudilio Fernández, delegado de la Junta de Castilla y León en Burgos. Dejando de lado los comentarios locales, ¿Por qué D. Baudilio menciona la cifra 10.000?

¿Está pensando el gobierno de Mariano Rajoy colar el fracking en España como una fracturación de bajo volumen?

Porque, al fin y al cabo si en vez de 10.000 se gastan 15.000 , ¿Quién lo sabría? 

¿Y quién lo diría?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada