lunes, 5 de octubre de 2015

Delegado de la Junta en Burgos: “Si el fracking incumple las condiciones de los proyectos de impacto, se acabó el permiso”


Baudilio Fernández-Mardomingo, delegado Territorial de la Junta. DB/Ángel Ayala



Publicado en El Diario de Burgos
Por B.D / G.G.U
4 de octubre de 2015 



Por el interés del tema, reproducimos una parte de la entrevista publicada en El Diario de Burgos  y realizada a  Baudilio Fernández Mardomingo, máximo responsable de la Junta de Castilla y León en Burgos.



Pregunta.- La aprobación de los proyectos para la extracción de gas mediante fractura hidráulica, el fracking, ha generado gran polémica en la provincia, sobre todo por la oposición manifiesta de las comarcas afectadas y de la Diputación, que también se sumó al ‘no’. ¿Cómo está solventando la delegación este asunto?

Respuesta.-Una vez que tienen los permisos, nosotros tenemos la obligación de tramitar las evaluaciones de impacto ambiental. Los temas experimentales y de investigación  están excluidos de estas evaluaciones y, no obstante, la Junta dijo que había que hacerlas. Yo no he estudiado profundamente el fracking, pero no conozco ninguna opinión técnica autorizada que esté en contra. Ha habido una campaña muy activa hablando pestes de la fractura hidráulica y la gente se lo ha creído. ¿Ha habido campaña sobre los beneficios? Probablemente no, por lo que la gente se ha quedado con lo que conoce. Campaña, por otra parte, intolerante. Yo he visto cómo quince o veinte personas cercaban a la exalcaldesa de Villarcayo y ella era partidaria del fracking, pero a partir de aquel día se puso la pancarta en contra en el Ayuntamiento. En la UBU iba a haber una jornada, pero no hubo forma de celebrarla. Ese es todo el diálogo que ha habido.Y dicho esto añado que es algo que creo que es bueno, pero no prioritario para la Junta.

P.-Dice que hay una campaña por el ‘no’, pero la Junta aprobó los proyectos en base a unos argumentos concretos. ¿No cree que quizá, debiera haberlos dado a conocer para facilitar ese otro punto de vista?

R.- Hay unas cuadrículas de investigación concedidas por el ministerio o por la Junta y nosotros tenemos que tramitar los proyectos de impacto. El fracking no es nuestra prioridad, y no lo digo yo, lo ha dicho el presidente Herrera. Pero a la investigación no podemos ni debemos negarnos; por lo menos, saber lo que tenemos. Y, por otra parte, la evaluación de impacto no es solo decir si sí o si no, hay que analizar lo que dice la empresa, lo que dicen las alegaciones y luego, si se concede, siempre se ponen condiciones. Es decir, suponiendo que fuera positiva, habría vigilancia. Y si se dice que en un pozo de agua se gastan 10.000 metros cúbicos al año, se comprobará. Y si es más, se acabó el permiso porque se han incumplido las condiciones. Nosotros no solo nos limitamos a dar, hacemos seguimiento y la comprobación de que las condiciones se cumplen.

P.- ¿Están acabadas las declaraciones de impacto?

R.- No, están en trámite. Han estado expuestas al público y se han recibido las alegaciones, aunque no sé cuántas.

P.- Suponiendo que estuvieran, ¿se darían a conocer antes de las elecciones generales?

R.-No creo que dé tiempo porque supongo que habrá centenares de alegaciones. Intentamos ser ágiles, pero las convocatorias electorales no interfieren en nuestros tiempos. Yo no voy a retrasar ni este ni otros permisos porque haya unas elecciones.

P.-Dice que acorralaron a la exalcaldesa de Villarcayo por este asunto. Y a usted, ¿qué le dice la gente sobre este tema?

R.- Aquel día de la corrala estaba yo al lado, pero bueno... Yo creo que en este cacho de tierra somos libres y podemos movernos; yo no dejo de hacerlo porque me vayan a decir las cosas. Al contrario.

P.- ¿Qué margen de maniobra tiene con decisiones que toma la Junta en Valladolid y que luego tiene que explicar usted aquí?

R.- ¿Con qué tipo de decisiones?

P.- Por ejemplo esta, la fractura hidráulica.

R.- Nosotros siempre dijimos que para investigación y experimentación no hace falta impacto pero que en este caso se iba a pedir. Y, en segundo lugar, se va a aprobar en la comisión regional para tener el mismo criterio si hay otras provincias. El margen de acción... Es una comisión la que da el favorable o no y eso luego va a la regional. En otro tipo de proyectos estoy todo el día hablando con consejeros y directores generales y hay decisiones que tomamos en conjunto.


P.- Pero, ¿cuántos puñetazos ha tenido que dar para defender o impulsar proyectos de Burgos?

R.- Yo no doy puñetazos sobre la mesa, soy partidario de la persuasión. Y juego con una ventaja muy grande, que es que buena parte de los altos cargos fueron compañeros míos y en las direcciones generales y son amigos. Descuelgo el teléfono y hablamos. Y muchas veces, se hace.



Para acceder a la entrevista COMPLETA, 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada