lunes, 9 de mayo de 2016

Estudio asocia la aceptación del fracking con la afinidad política







Publicado en Phys.org
Por Amy Mcsweeny
6 de mayo de 2016 



Una nueva investigación de un equipo de la Universidad de Plymouth y la Universidad de Ryerson en Canadá indica la importancia de la afinidad política de una persona con su opinión sobre el fracking hidráulico.

El profesor Hanoch Yaniv, Profesor de Ciencia de Decisión en la Facultad de Psicología de la Universidad de Plymouth, co-autor del estudio junto con el Dr. Becky Choma y Shannon Currie de la Universidad de Ryerson. Los investigadores examinaron el papel de la ideología política de las personas en la actitud, el conocimiento, y las percepciones sobre el fracking hidráulico.

Para este estudio, a 412 adultos estadounidenses se les hizo una serie de preguntas para evaluar su actitud, conocimientos y percepción sobre la fractura hidráulica, preguntas tales como: qué tan cerca de un sitio de fractura hidráulica, central eléctrica de carbón, planta de energía nuclear y el enclave de un aerogenerador,  estarían dispuestos a residir; de las agencias - como del gobierno, medio ambiente, y de la industria – de cuanto confiaban a la hora de formar una opinión acerca de la fractura hidráulica; su percepción de riesgo sobre la fractura hidráulica; y lo que percibían como beneficios económicos .

A los participantes del estudio se les hicieron preguntas demográficas relacionadas con su educación, estado civil, y también su afiliación política.

Los investigadores encontraron que las personas políticamente conservadoras eran más propensas a estar a favor de la práctica y de creer que el fracking ofrece mayores beneficios económicos y menos riesgos para la salud.

Por el contrario, los que tienen un punto de vista más políticamente liberales (progresistas) demostraron tener una mayor preocupación por los riesgos de la fractura hidráulica para la salud y eran menos propensos a percibir los beneficios económicos que ofrece la fractura hidráulica. Los liberales (progresistas) también se mostraron a estar más interesados ​​en invertir y desarrollar formas de energía renovables.

El conocimiento básico de una persona sobre la fractura hidráulica también ha demostrado ser un indicador de sus opiniones, así los que sabían poco sobre la técnica ven menos riesgos que los que sabían más.

El profesor Hanoch dijo:

"El fracking hidráulico se ha convertido en un tema polémico en todo el mundo, pero se sabe muy poco acerca de cómo afecta a la opinión pública esta práctica. De hecho, países como Alemania han prohibido la fractura hidráulica debido a sus potenciales riesgos ambientales y para la salud, mientras que el gobierno del Reino Unido la ha aprobado debido en gran parte a sus potenciales beneficios económicos.

"Mediante el uso de este estudio como punto de partida, podemos empezar a entender cómo puede afectar la fractura hidráulica a la opinión de una persona, y el presente estudio revela que la ideología política y el conocimiento básico de la fractura hidráulica son predictores clave de las actitudes hacia la fractura hidráulica y de otras fuentes de energía. La mejora del conocimiento de las personas sobre la fractura hidráulica sería un primer paso en la alteración de sus actitudes hacia la fractura hidráulica y, posiblemente, de otras fuentes de energía”.



Para acceder a la noticia, 



Para acceder al artículo científico, 


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada