martes, 17 de mayo de 2016

El conflicto del Delta del Níger








Fuente: escolapau.uab.es



Síntesis 
 

El conflicto en el Delta del Níger es fruto de las demandas no satisfechas de control de los beneficios de los recursos petroleros que se producen en estas tierras. Diversos grupos armados, entre los que destaca el MEND (ijaw), exigen compensaciones por el impacto que las industrias extractivas tienen sobre su territorio, además de participar de manera más equitativa en el reparto de los beneficios obtenidos de las explotaciones y una mayor descentralización del Estado nigeriano. Los ataques contra instalaciones petroleras y puestos militares, además del secuestro de trabajadores, son los métodos utilizados comúnmente por la insurgencia. Por otra parte, esta situación ha llevado al enfrentamiento por el control sobre la tierra y los recursos a las diferentes comunidades que habitan en la región.

Origen y Evolución

La región sureste de Nigeria que conforma el Delta del río Níger se encuentra desde los años sesenta salpicada por la inestabilidad y la violencia que en los años noventa adquirirá poco a poco la dimensión de un conflicto armado, aunque con grupos armados que en ocasiones se entremezclan y se confunden con organizaciones delictivas que también operan en la zona. En la región confluyen el resentimiento hacia un Estado que es incapaz de cubrir las necesidades básicas de sus ciudadanos, a pesar de que un tercio de su riqueza provenga de la extracción de petróleo en el Delta; los agravios ecológicos de las multinacionales petroleras que con sus vertidos y derrames de crudo han deteriorado el ecosistema y la forma de vida tradicional de los habitantes de la región, la pesca y la agricultura principalmente; y los recuerdos ancestrales de un pasado de esclavos y esclavistas, de etnias autóctonas y otras asentadas en esta tierra desde hace siglos, que encuentran difícil la convivencia en medio del oro negro y la falta de desarrollo, compitiendo por unos recursos a los que les es negado el acceso.

El Delta fue desde el siglo XV una plataforma para la exportación de esclavos para Reino Unido y Portugal, hasta que en el siglo XIX esta práctica es declarada ilegal y la zona pasa a ser intensiva en la producción de aceite de palma, donde las poblaciones locales continúan trabajando en régimen de semiesclavitud para las plantaciones británicas. En 1960, Nigeria fue declarada independiente por el Reino Unido y durante esa primera década de autonomía se instalaron en el Delta del Níger las primeras explotaciones petroleras de la compañía extractiva Shell. En 1966, Isaac Boro será el primer líder de la lucha secesionista del Delta que llevará a cabo un levantamiento conocido como la Revolución de los Doce Días, con la que logró hacerse con el control del territorio y declaró nulos los contratos establecidos por las petroleras con el Gobierno central.

Sin embargo, no será hasta los años noventa que se producen los primeros movimientos organizados que denuncian los excesos cometidos por las petroleras y la falta de inversiones del Gobierno en una zona con graves problemas de subdesarrollo. Las dos etnias que han protagonizado estas luchas son los ogoni y los ijaw, que a su vez se enfrentan a otras comunidades étnicas de la región que igualmente desean el control sobre los recursos….



Para acceder a la información COMPLETA,
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada