jueves, 2 de julio de 2015

La cantidad de agua utilizada para el fracturamiento hidráulico varía ampliamente entre las distintas zonas en Estados Unidos


Este mapa muestra el uso promedio de agua en la fracturación hidráulica por pozo de petróleo y gas en las cuencas hidrográficas de todo Estados Unidos





Publicado en web USGS (Servicio Geológico de los Estados Unidos)
30 de junio de 2015 


WASHINGTON, DC - De acuerdo con el primer análisis a escala nacional, un mapa de fracturación hidráulica detalla el uso del agua en un nuevo estudio y resultando que la cantidad de agua necesaria para fractura hidráulica de los pozos de petróleo y gas varía ampliamente en todo el país. La investigación encontró que los volúmenes de agua en promedio para la fracturación hidráulica y dentro de las cuencas hidrográficas de Estados Unidos tiene un rango desde tan sólo unos 9.800 litros (2.600 galones) hasta 37 millones de litros (9,7 millones de galones) por pozo.

Además, de 2000 a 2014, las estimaciones medias anuales de volumen de agua para fracturamiento hidráulico en los pozos horizontales para petróleo y gas habían aumentado de unos 670.000 litros (177.000 galones)  a más de 15 millones de litros (4 millones de galones) por pozo de crudo  y 19 millones de litros (5,1 millones de galones) por pozo de gas. Mientras tanto, el uso promedio de agua en los pozos verticales y direccionales se mantuvo por debajo de aproximadamente 2,5 millones de litros (671.000 galones) por pozo. En comparación, una piscina de tamaño olímpico tiene alrededor de 660,000 galones.

"Una de las cosas más importantes que encontramos fue que la cantidad de agua utilizada por pozo varía un poco, incluso dentro de una misma cuenca de petróleo y gas", dijo Tanya Gallegos, un científico del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) en Virginia, y autor principal del estudio. "Esto es importante para los administradores de tierras y recursos, ya que una mejor comprensión de los volúmenes de agua inyectados por fracturamiento hidráulico podría ser una clave para entender el potencial de algunos impactos ambientales. "

 



Este mapa muestra el porcentaje de pozos de petróleo y gas que utilizan la perforación horizontal en las cuencas hidrográficas de todo Estados Unidos



Los pozos horizontales generalmente requieren más agua que los pozos verticales o direccionales . De hecho, en 52 de las 57 cuencas hidrográficas con un uso promedio más alto de agua para la fracturación hidráulica, más del 90 por ciento de los pozos fueron perforados horizontalmente, según el estudio. Aunque ha habido un aumento en el número de pozos horizontales perforados desde el año 2008, alrededor del 42 por ciento de los nuevos pozos de petróleo y gas fracturados hidráulicamente en2014 todavía eran verticales o direccionales. La ubicuidad de un uso menor del agua por los pozos verticales y direccionales explica, en parte, por qué la cantidad de agua utilizada por pozo es tan variable en todo el país.

Las cuencas donde se utilizó la mayor parte en promedio del agua para los pozos de fractura hidráulica coincidieron con áreas de las siguientes formaciones de esquisto:

-         Barnett (dentro de las cuencas hidrográficas, principalmente en Texas)
-         Eagle Ford (dentro de las cuencas hidrográficas, principalmente en Texas)
-         Fayetteville (dentro de las cuencas hidrográficas en Arkansas)
-         Haynesville-Bossier (dentro de las cuencas hidrográficas, principalmente en Texas y Louisiana)
-         Marcellus y Utica (dentro de las cuencas hidrográficas en partes de Ohio, Pensilvania y Virginia Occidental y las que se extienden hacia el sur de Nueva York)
-         Woodford (dentro de las cuencas hidrográficas, principalmente en Oklahoma)
-         Tuscaloosa (dentro de las cuencas hidrográficas en Louisiana y Mississippi)

Los depósitos de gas de esquisto suelen ser fracturados hidráulicamente utilizando agua slick , un tipo de fluido que requiere una gran cantidad de agua. Por el contrario, las formaciones tight oil  como en Bakken (en partes de Montana y Dakota del Norte) a menudo usan para el tratamiento fluidos a base de gel para el fracturamiento hidráulico, que generalmente contienen cantidades más bajas de agua.

Esta investigación se llevó a cabo como parte de un esfuerzo grande por parte del USGS para entender las necesidades de recursos y los posibles impactos ambientales del desarrollo de petróleo y gas no convencional. Publicaciones anteriores incluyen las tendencias históricas en el uso del fracturamiento hidráulico desde 1947-2010, así como la química de las aguas producidas por los pozos fracturados hidráulicamente.


Información de contacto:
Departamento del Interior de Estados Unidos, US Geological Survey
Oficina de Comunicaciones y editorial
12.201 Sunrise Valley Dr, MS 119
Reston, VA 20192

Anne Berry Wade (USGS)  Teléfono: 703-648-4483 Leigh Cooper (AGU) Teléfono: 202-777-7324 Tanya Gallegos Teléfono: 703-648-6181


Para acceder al artículo, 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada