martes, 7 de julio de 2015

Grupos de defensa dicen que el secreto sobre los productos químicos del fracking nubla los riesgos ambientales



¿Qué hay en el agua que se bombea en el suelo? Parte de ella está bajo los auspicios de la información comercial confidencial y por lo tanto no está sujeta a divulgación pública. Fotografía: Spencer Platt / Getty Images




Publicado en The Guardian
Por Rose Hackman /Nueva York
5 de julio de 2015 


A pesar de un informe que vincula la contaminación del agua potable a esta práctica, una lista de más de 1.076 productos químicos utilizados durante el proceso de fractura hidráulica sigue siendo desconocida para el público


Dicen los grupos de defensa que la industria del fracking debe ser obligada a proporcionar información más detallada a los reguladores si el público debe ser informado con precisión de los riesgos para el medio ambiente.

Un informe del mes pasado de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) encontró que la fracturación hidráulica para el petróleo y el gas puede conducir, y ha dado lugar, a la contaminación del agua potable. Es la primera vez que el gobierno federal ha admitido dicho vínculo.

El estudio, basado en "fuentes de datos disponibles para la agencia", encontró casos de contaminación en número pequeño en comparación con el número de pozos en todo el país, dijo la EPA.

Pero Gretchen Goldman, analista principal en el Centro para la Ciencia y la Democracia en la Unión de Científicos Preocupados, dijo a The Guardian que el estudio de la EPA - que ahora está abierto para los comentarios - no era nada "más que una revisión de la literatura", y reclamó a la industria que se  divulguen más datos.

Goldman dice que la EPA se retractó de su promesa inicial de llevar a cabo estudios prospectivos, que habría implicado después de elegir un encalve  probar su aguas antes, durante y después de que las actividades de fracking hubieran comenzado. Tal estudio habría arrojado luz objetiva sobre el proceso de fracturamiento hidráulico y empujado el conocimiento científico hacia adelante, dice ella.

La información compartida por la industria para el informe fue muy a menudo realizada de forma voluntaria, revelan los autores, e incluso cuando las empresas se vieron obligadas a compartir información a través de las regulaciones estatales, se les sigue permitiendo retener datos considerados cruciales para su actividad.

Por ejemplo, uno de los elementos más destacables del fracking que sigue envuelto en el secreto, es la identidad y la mezcla de las sustancias químicas que se inyectan en el suelo a través de los pozos, junto con el agua, a alta presión para fracturar las rocas subterráneas y obtener crudo o gas.

La composición química de tales inyecciones parece variar de una empresa a otra y de un pozo a otro.

Incluso si la EPA fuera capaz de compilar una lista de 1.076 productos químicos utilizados en el proceso de fracturamiento hidráulico, la lista es incompleta, ya que las empresas que participan en el fracking citan algunos componentes como un equivalente a la información confidencial de la empresa, y por lo tanto no están sujetos a liberarse al público , indicó el informe.

Esto significa que el informe no está exento de influencia de la industria del petróleo y gas, dijo Amy Mall, un analista de políticas con el Consejo de Defensa de Recursos Naturales.

En el proyecto de 998 páginas, la palabra "limitación" se usa 76 veces, la "incertidumbre" 43 veces y "insuficientes" - lo que se refiere a la información insuficiente, de datos o pruebas - se usa siete veces.

La EPA se negó a una solicitud de entrevista sobre el informe del fracking.

A pesar de la oposición de algunos grupos, el fracking es apoyado en gran parte por el gobierno de Obama. El presidente Barack Obama ha descrito repetidamente el gas de fracking como combustible de transición, la reducción del  camino de los combustibles fósiles y hacia un futuro de energía limpia - algo que los ambientalistas dicen que es inexacto e ingenuo.

En 2005 los esfuerzos de cabildeo de la industria del petróleo y el gas ha dado buenos resultados, con actividades de fracturamiento hidráulico exentos de ciertas secciones de la Ley de Agua Potable, incluyendo la solicitud del permiso.

La semana pasada, otra agencia federal, la Oficina de Administración de Tierras, fue bloqueada temporalmente por un juez de distrito de Estados Unidos de poner en vigor un nuevo conjunto de reglas para el fracking en tierras públicas federales.

Las normas, que han entrado en vigor el 24 de junio, habrían exigido a las empresas de petróleo y gas revelar las sustancias químicas que se inyectan en el suelo para fines de fracking, cumplir con las normas de construcción, con la perforación de los pozos, y tratar con seguridad el agua contaminada.

Pero el martes, el juez Scott Skavdahl concedió una suspensión a las nuevas reglas hasta el 22 de julio, según la Asociación Independiente del Petróleo de América (IPAA), que dijo que la decisión del juez sobre una medida cautelar solicitada por IPAA y otros opositores de las reglas estaba a la espera hasta mediados de agosto, informó Reuters. 

IPAA y la Alianza Occidental de Energía se unieron en Colorado, Wyoming, Dakota del Norte y Utah en la búsqueda para detener que la nueva normativa entre en vigor.




Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada