jueves, 16 de octubre de 2014

Acuíferos contaminados en California con miles de millones de galones de aguas residuales del fracking








Publicado en RT.com USA
9 de Octubre de 2014


El estado de California encontró, después de que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos ordenara una revisión por posible contaminación, que la industria inyectó ilegalmente cerca de 3 millones de galones de aguas residuales del fracking en los acuíferos de agua potable y de riego agrícola en el centro del estado.

De acuerdo con documentos obtenidos por el Centro para la Diversidad Biológica, el Consejo de Recursos Hídricos del Estado de California encontró que al menos nueve de los once sitios de inyección de aguas residuales del fracking, que se cerraron en julio ante la sospecha de contaminación, estaban de hecho, plagados de líquidos tóxicos utilizados sacar las reservas de energía a gran profundidad. Los acuíferos, protegidos por la ley estatal y la ley federal de Agua Potable Segura, son de agua de calidad para el sumistro, en un estado que actualmente sufre una sequía sin precedentes .
 
Los documentos también muestran que la Junta de Aguas de Central Valley encontró altos niveles de químicos tóxicos - como el arsénico, talio y nitratos - en los pozos de abastecimiento de agua cerca de los lugares de las aguas residuales de desecho.
 
El arsénico es un carcinógeno que debilita el sistema inmunológico, y el talio es un componente común en el veneno para ratas.
 
"El arsénico y talio son sustancias químicas extremadamente peligrosas", dijo Timothy Krantz, profesor de Estudios Ambientales de la Universidad de Redlands, según el Centro para la Diversidad Biológica.
 
"El hecho de que altas concentraciones estén presentes en varios pozos de agua cercanos a los sitios de inyección de aguas residuales plantea graves preocupaciones sobre la salud y la seguridad para los residentes de la zona."
 
El Centro para la Diversidad Biológica obtuvo una carta envíada desde  la Junta de Aguas del Estado a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) que decía que la Dirección Regional de Aguas del Valle central descubrió violaciones para la salud. Tras la suspensión en julio de los 11 sitios de la inyección, la EPA ordenó una revisión de los acuíferos de la zona para ser completada dentro de un plazo de 60 días.
 
La Dirección de Aguas del Estado también dijo que otros 19  pozos de inyección también pueden haber contaminado los acuíferos protegidos, mientras que decenas de más pozos han sido la fuente de aguas residuales vertidas en acuíferos de calidad desconocida del agua.
 
A pesar de estos resultados condenatorios, el grado de contaminación de las aguas residuales sigue siendo indeterminada, la Junta de Aguas de Central Valley ahora sólo probó ocho pozos de agua de los más de 100 en la zona, según los documentos. La mitad de los ensayados se acercaron al positivo por contener una cantidad excesiva de productos químicos tóxicos.
 
Para liberar el petróleo o el gas natural, el fracking requiere de grandes volúmenes de agua a alta presión, arena y otros productos químicos para romper las capas de roca. El contenido de fluido del  fracking incluye productos químicos que la industria de la energía y muchos funcionarios del gobierno no van a decir , sin embargo, insisten en que las sustancias químicas no ponen en peligro la salud humana, lo que contradice los hallazgos de los científicos y ambientalistas. Las aguas residuales tóxicas del fracking se guardan en pozos subterráneos profundos, se eliminan por evaporación en balsas a cielo abierto, o se rocían en los campos de desecho, o se utilizan de nuevo.
 
El fracking se ha vinculado a la la contaminación de las aguas subterráneas,  a un repunte en los terremotos, la exacerbación de la sequía y a las condiciones de una serie de problemas de salud para los seres humanos y para el medio ambiente local.


Un estudio reciente del Monitor de Sequía de los EE.UU. señala que el 58 por ciento de California está sufriendo una " sequía excepcional ", de categoría más grave en la escala de cinco niveles de la agencia.


Mientras tanto, un trabajo de fracking puede requerir hasta 140.000 a 150.000 galones de agua por día, agua que luego no puede ser consumida o utilizada en las operaciones agrícolas.

 
El Centro para la Diversidad Biológica señaló que la contaminación de las fuentes de agua podría ser mucho peor en otro sentido, el flujo de retorno del agua que proviene de los pozos de petróleo en el estado pueden contener niveles de benceno, tolueno y otras sustancias químicas tóxicas que están c cientos de veces más concentradas que lo legalmente permitido. El fluido Flowback se libera de nuevo en los pozos de almacenamiento de las aguas residuales. Los productos químicos como el benceno pueden tardar años en encontrar finalmente un camino hacia las fuentes de agua.
 
"El agua limpia es uno de los recursos más importantes de California, y estos documentos dejan claro que los reguladores estatales han fracasado por completo para proteger nuestra agua de la contaminación de la industria petrolera", dijo Hollin Kretzmann, un abogado del Centro para la Diversidad Biológica.
 
"Se necesitan muchas más pruebas para evaluar la magnitud de la contaminación del agua y la amenaza a la salud pública. Pero el gobernador [Jerry] Brown debería actuar rápidamente en detener el fracking para evitar un aumento de las aguas residuales de la industria petrolera que California simplemente no está preparada para poder deshacerse de manera segura ".

 

Para acceder a la noticia, 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada