martes, 3 de febrero de 2015

La nueva Legislación Ambiental puede comprometer el fracking en el 97% de los enclaves en el Reino Unido







Publicado en Sputnik
2 de febrero de 2015



Un estudio de Greenpeace publicado el lunes dice que la gran mayoría de los bloques de exploración de gas de esquisto en Inglaterra se verán afectados por la nueva legislación que protege las áreas ambientalmente sensibles



MOSCÚ, 02 de febrero (Sputnik) - La Cámara de los Lores del Reino Unido pronto debatirá un proyecto de ley que prevé la prohibición de la extracción de gas de esquisto en áreas de gran belleza natural (AONBs), en los Sitios de Especial Interés Científico (SEIC) y en algunas zonas de protección de las aguas subterráneas.

La mayoría de los bloques, que se ofrecieron el año pasado en las ofertas fracking del Departamento de Energía y Cambio Climático del Reino Unido (DECC), podría verse afectada por la nueva legislación si es aprobada por la Cámara de los Lores, según sugiere el estudio de Greenpeace. 

El estudio mostró que sólo 26 de los 931 bloques, propuestos por el DECC en 2014, no tendrán restricciones legales de acuerdo con la nueva legislación. Más de la mitad de todos los bloques, 489, están parcialmente afectados, lo que significa que el fracking no será legal en un máximo de la mitad de los sitios definidos como AONB, SEIC o zonas de protección de aguas subterráneas. Unos 416 bloques serán calificados como zonas ambientalmente sensibles y 68 bloques serán considerados zonas ambientalmente sensibles con la prohibición total del fracking. 

La moción que pide la prohibición de fracking en los parques nacionales se produce después de que los legisladores británicos votaran 308-52 para rechazar la prohibición del fracking propuesta por el Comité de Auditoría Ambiental del Reino Unido en la Cámara de los Comunes la semana pasada. 

El fracking es una técnica en la que el gas de esquisto se extrae a través de la inyección de una mezcla de fluidos tóxicos a alta presión en el subsuelo. El fluido del fracking contiene agua mezclada con arena y diversos productos químicos tóxicos, incluyendo uranio, radio, metanol, mercurio y plomo. Expertos en medio ambiente han demostrado que el proceso del fracking conduce a la contaminación de las aguas subterráneas con materiales tóxicos. 

El fracking fue suspendido en el Reino Unido entre junio 2011 y abril de 2012 después de que sucedieran varios temblores menores que fueron causados ​​en el proceso. Sin embargo, otra investigación concluyó que el fracking podría reanudarse, considerando el riesgo como mínimo. 




Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada