jueves, 19 de febrero de 2015

BP: No habrá producción de petróleo y gas de esquisto en UK ni enEuropa al menos en 20 años



Foto.- Instalación petrolífera en Sarjentes de la Lora (Burgos)
 




Publicado en The Independent
Por Tom Bawden
18 de febrero de 2015


No es probable que se produzca una importante producción de crudo o gas de esquisto en el Reino Unido y Europa por lo menos en los próximos 20 años , según las previsiones de BP sobre el  potencial de la industria del fracking fuera de los EE.UU..

Las malas perspectivas para el desarrollo de una pizarra mundial - o “tight oil" – por parte de la industria también significa que el bajo precio actual del petróleo es poco probable que dure más de unos pocos años, agregó BP.

Esto se debe a que el espectacular crecimiento de los Estados Unidos en la producción de petróleo de esquisto - que ha llevado a la oferta y al precio hacia abajo - se quedará sin fuerza y es poco probable que sea reemplazado por nuevas reservas de tight oil fuera de los EE.UU.. Mientras tanto, el crecimiento de la economía mundial asegurará un aumento de la demanda.

"No vemos ninguna producción de esquisto de cualquier gran importancia en Europa y el Reino Unido en 2035", dijo el economista jefe de BP, Spencer Dale, refiriéndose al último documento del grupo Energy Outlook, que abarca el período hasta 2035.

Dijo que la revolución de esquisto en los EE.UU. era improbable que se repita en otros lugares debido a que la idoneidad del país para la industria es única.

Los EE.UU. tienen fácil acceso al agua, que es esencial para el fracking - un proceso que libera petróleo o gas de esquisto por la voladura de roca con una mezcla de agua, productos químicos y arena. El país también cuenta con enormes reservas de hidrocarburos comercialmente extraíbles y una población escasa, con una cultura establecida de la extracción en tierra después de décadas de producción en campos de extracción.

Esto ha fomentado un ambiente regulatorio y político que - a diferencia de gran parte de Europa - es amistosa hacia el fracking; también ha fomentado una industria altamente competitiva que implica numerosos productores y proveedores de servicios, así como una buena infraestructura.

La mayoría de estos factores "debajo de la tierra" no se aplican en el Reino Unido y Europa, mientras que las fuerzas "encima de la tierra", como la voluntad política y los reglamentos pueden necesitar mucho tiempo para evolucionar, dijo Dale.

"Nuestra opinión es que el mercado del petróleo va a crecer y saldrá de su debilidad actual. Es muy posible que pasen varios años, pero nuestra opinión es que a medida que el fuerte crecimiento de la hermeticidad se aplane y la economía mundial siga creciendo, el mercado del petróleo se reequilibrará ", dijo.

Aunque el rápido crecimiento de la industria del petróleo de esquisto de Estados Unidos eventualmente llegará a una meseta, no hay señales de que eso ocurra en las próximas dos décadas, dijo Dale.

Sin embargo, junto con la mejora de la eficiencia de los vehículos, el crecimiento restante que queda en la industria del petróleo de esquisto de Estados Unidos debería ser suficiente para asegurar que el país sea autosuficiente en petróleo en la década de 2030, dijo BP. Tan recientemente como en 2005, los EE.UU. estaban cumpliendo con el 60 por ciento de su demanda de petróleo a través de las importaciones, según notas del grupo.

El Sr. Dale dijo que la reciente caída en los precios del petróleo - de $ 115 por barril en junio, a 60,50 dólares en diciembre y menos de $ 50 el mes pasado - es un claro recordatorio de lo volátil que la industria puede ser a corto plazo, incluso si las tendencias subyacentes pueden verse afectadas.

"Después de tres años de precios altos y aparentemente estables del petróleo, la caída de los últimos meses es un claro recordatorio de que la norma en los mercados de energía es de continuo cambio", dijo Dale.

"Es importante que veamos a través de la volatilidad a corto plazo para identificar aquellas tendencias a largo plazo en la oferta y la demanda que puedan dar forma al sector de la energía en los próximos 20 años, así como ayudar a informar sobre las decisiones estratégicas que enfrentan la industria y los responsables políticos por igual ", añadió.

Ayer, el Energy Outlook de BP también predijo que la economía mundial se duplicaría en los próximos dos decenios, lo que resultaría en un aumento de la demanda de energía en casi un 40 por ciento.

Dos tercios de esta demanda se reunirían a partir de combustibles fósiles, lo que lleva a un aumento del 25 por ciento en las emisiones de carbono, dijo el grupo.


Para acceder a la noticia,







Nota del blog.- En el artículo de The Independent sobre las previsiones de la compañía BP  para el crudo y gas de esquisto en el mundo aparecen algunos puntos que son interesantes de comentar.

1.- Se reconoce una hipotética actividad del esquisto en Europa sin que estuviera asegurado el éxito en el tiempo. Las razones serían de legislación, densidad de población, de aceptación social y de falta de infraestructura en el campo de la explotación de hidrocarburos. Sin embargo, sería interesante analizar las realidades geológicas. Si bien, la exploración del esquisto se ha visto truncada en el este de Europa por legislaciones incómodas, impuestos estatales elevados y una oposición ambientalista supuestamente financiada por estados hostiles, según los operadores, los resultados en países con conducta más amable, como Polonia, han sido decepcionantes. La fracturación hidráulica o fracking ha tenido años de I+D+I en EE.UU., incluyendo el aporte de importantes fondos federales, para adecuarse a una geología propia del país. Está por verse si la transferencia tecnológica puede hacerse tan fácilmente para una geología que difiere de la original. Por otra parte, no resulta comparable los extensos campos de pizarra de EE.UU. con las humildes “manchas” de los países europeos. En algún caso, la ocupación superficial de un campo en EE.UU supera a la superficie total de algún estado en Europa.

2.- El artículo incide también en el aporte de la producción de petróleo y gas de esquisto de EE.UU al “pool” mundial de hidrocarburos. Esta producción toma protagonismo con la bajada mundial del precio del petróleo y la actual abundancia de crudo. Sin embargo, los analistas de BP, al igual que muchos políticos y otros voceros de la industria, otorgan al fracking el papel de único protagonista, y eso está por ver. Sería interesante saber el aporte a la ecuación de otros sumandos, como una demanda deprimida por la crisis, especialmente de China y Europa, la eficiencia energética, con avances en el sector de la automoción de EE.UU posteriores a la gran crisis de las grandes marcas, o la aportación de las energías renovables. Sería interesante no sólo por el valor de esos sumandos sino por la proyección de futuro.

3.- El informe de BP al igual que el de EXXON parece incidir en la futura demanda de energía, y especialmente en los hidrocarburos, en un mundo en continuo crecimiento. BP predice un crecimiento de la economía mundial de un 100% en 20 años con un incremento en la demanda de energía de un 40%. También, sería interesante saber sobre los estudios que sustentan esas cifras. Sin duda, parecerían cifras importantes, tanto como para lograr abrir la puerta de cualquier despacho gubernamental y ser escuchado. Un reciente artículo de Michael Klare podría facilitar una mejor comprensión al lector sobre el tema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada