miércoles, 25 de noviembre de 2015

Burgos se queda solo ante las perforadoras del fracking (de momento)







Publicado en El Correo.com
Por Octavio Igea
25 de noviembre de 2015 


El Gobierno vasco paralizará en 2016 su proyecto para hacer 'fracking' en Euskadi

El pacto presupuestario PNV-PSE obligará a Lakua a no aportar dinero a los estudios previos del 'Gran Enara', aunque seguirá adelante con un plan idéntico en Burgos


El Gobierno vasco dará marcha atrás y se olvidará del controvertido ‘fracking’ el próximo año. Al menos en el proyecto que afecta a terrenos de Euskadi, porque el que promueve en Las Merindades (Burgos) sigue adelante tal y como estaba previsto. El pacto presupuestario alcanzado por PNV y PSE va a obligar a Lakua a retirar de sus cuentas para 2016 la inversión destinada al ‘Gran Enara’, el plan que busca un yacimiento de gas en el subsuelo de la Llanada alavesa. La ley anti fractura hidráulica aprobada el pasado verano por el Parlamento autonómico ya establece las máximas trabas ambientales a quien pretenda perforar en la comunidad, pero, aún así, el Ejecutivo pretendía seguir adelante con los trámites burocráticos previos hasta «chocar» con la nueva norma. Ahora se sabe que no irá tan lejos, que a partir del 1 de enero paraliza cualquier actividad.

Además de ser un macroproyecto que plantea analizar desde hace años una extensa área de terreno cercana a Vitoria -ante los indicios de que pueda haber en la zona una reserva de gas capaz de abastecer a toda España durante seis años-, el ‘Gran Enara’ es un emblema. Las labores de investigación las lidera el Gobierno autonómico a través de la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (Shesa), pero también implica a dos petroleras norteamericanas (Petrichor y Cambria). La oposición vecinal que generó en Vitoria fue el germen de la plataforma ‘Fracking Ez’, que ha acabado impulsando la ley vasca contra la fractura hidráulica a través de una Iniciativa Legislativa Popular. La apoyaron más de 100.000 personas. 

La decisión de parar en seco el ‘Gran Enara’ está tomada desde la semana pasada, pero fue anunciada ayer por los parlamentarios socialistas José Antonio Pastor y Susana Corcuera durante la presentación de las líneas básicas del acuerdo por el que van a apoyar las cuentas nacionalistas de 2016. Los portavoces oficiales del Gobierno vasco y de Shesa mantuvieron silencio, y algunos incluso se enteraron de la decisión, adoptada «al máximo nivel político», por la llamada de EL CORREO. Es una anécdota, pero supone otra evidencia de que éste no era el plan inicial del Ejecutivo vasco. «Seguiremos cumpliendo los trámites previos y buscando yacimientos de gas, eso no es hacer ‘fracking’. Sacarlos (los hidrocarburos) es otra cuestión que ya abordaremos», había asegurado el mes pasado la consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia.



Para acceder a la noticia COMPLETA,







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada