lunes, 8 de agosto de 2016

Theresa May “trata de sobornar a los británicos para que acepten la fractura hidráulica".



Theresa May habla con David Cameron cuando éste ejercía de primer ministro






Publicado en Mirror
Por Ben Glaze
7 de agosto de 2016 



La primera ministra ha recurrido a ofrecer dinero a las familias para que acepten la polémica técnica de extracción de gas de esquisto


Theresa May, ha sido acusada de intentar sobornar a los propietarios de viviendas después de ofrecerles hasta £ 20.000 a cada uno por respaldar la fractura hidráulica .

El primer ministro espera persuadir a familias renuentes a aceptar el controvertido método para extraer gas de esquisto .

Los partidarios dicen que la perforación en vastas reservas de Gran Bretaña proporcionaría un impulso  masivo de empleos y reduciría los precios de los combustibles.

Pero los críticos afirman que ya han planteado en repetidas ocasiones los temores con la seguridad y dicen que la tecnología es demasiado arriesgada .

La Sra May espera que el impulso en efectivo será capaz de sofocar la resistencia.

Pero el secretario de Energía en la sombra Barry Gardiner dijo: "Un incentivo para hacer lo incorrecto se llama adecuadamente un soborno y Theresa May está utilizando este soborno para enfrentar vecinos contra vecinos.

"No es justo para las comunidades y no es correcto para el país”.

"Necesitamos un futuro limpio y seguro de bajo contenido en carbono en el Reino Unido - No otro sucio combustible fósil ".

Bajo el plan, los hogares individuales potencialmente recibirán pagos en efectivo que llegarían a miles de libras si la fractura hidráulica sigue adelante en su área.

El método consiste en la perforación subterránea en la roca y luego el bombeo de millones de galones de agua, arena y productos químicos a alta presión para liberar el gas.

En la primera experiencia de fracking se desencadenó una serie de pequeños terremotos en Lancashire, y desató una ola de protestas.

El Gobierno creó el año pasado un fondo de riqueza para el esquisto de mil millones £  destinado a hacer frente a la creciente oposición.

El ex canciller George Osborne dijo en noviembre que el 10% de los ingresos fiscales de la fractura hidráulica beneficiarían a las comunidades que alojaran los pozos.

El nuevo Fondo podría dejar £ 10 millones en cada área donde se localizan los pozos.

Sin embargo, el nuevo primer ministro quiere que el dinero en efectivo sea entregado directamente a los residentes en lugar de ser dado a los consejos o a la comunidad.

Downing Street declinó estimar la cantidad de los  pagos, pero se cree que los hogares podrían recibir entre 5.000 £ y £ 20.000.




Para acceder a la noticia,




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada