sábado, 13 de agosto de 2016

Rifirrafe entre la EPA y sus científicos por la supuesta “inocuidad” del fracking en el agua potable








Publicado en Argus Media
12 de agosto de 2016 


Asesores de la EPA desafían el estudio sobre la seguridad de la fractura hidráulica


Washington, 12 de agosto (Argus) -  Los asesores científicos independientes de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA)  están presionando a la agencia para revisar un importante estudio que encontró que la fracturación hidráulica no ha causado impactos "generalizados y sistemáticos" en el agua potable.

La conclusión es ambigua y parece inconsistente con las observaciones y los datos mostrados el resto del documento de un proyecto de estudio de 998 páginas. El Consejo Consultivo de Ciencias de la EPA dijo ayer en una carta que concluye una revisión por pares de un año de duración. De los 30 científicos del panel científico, 26 recomendaron que el organismo necesita proporcionar más base científica para defender su conclusión.

"Si la EPA mantiene esta conclusión, la EPA debe proporcionar un análisis cuantitativo que apoye su conclusión de que la fracturación hidráulica no ha dado lugar a impactos generalizados y sistémicos sobre los recursos de agua potable", se dice en la carta a administrador de la EPA Gina McCarthy.

Cuatro científicos del panel consultivo no estuvieron de acuerdo y dijeron que la declaración era clara, concisa y exacta. Pero la recomendación del resto de la junta socava una  afirmación en la que el sector del petróleo y el gas se volcó después de la EPA publicara el estudio en junio de 2015. Los Grupos de la industria esperan que la conclusión finalmente reivindique la seguridad de la técnica de estimulación de pozos, y que los grupos ecologistas la culpan de perjudicar a menudo la calidad del agua potable.

Los asesores científicos de la EPA se quejaron desde el principio durante su revisión de un año de duración de que la agencia nunca había dicho lo que calificó como un impacto "generalizado" al agua potable, por lo que la conclusión es ambigua. Otra de las preocupaciones que la Junta planteó fue que el estudio había pasado por alto los casos de otras acciones relacionadas con la fracturación hidráulica, tales como el flujo de retorno y la eliminación de residuos, si tenían impactos locales en el agua potable.

Los grupos de la industria del petróleo y el gas han defendido las conclusiones del estudio. El director del Instituto Americano del Petróleo, Erik Milito,  ha dicho hoy que la "ciencia es clara" y que la fracturación hidráulica es segura. El grupo mantiene que nunca ha habido un caso documentado en que el acto en sí de fracturar dañe el agua potable. Milito en junio reconoció que ha habido "casos raros" de contaminación del agua y con otras medidas relacionadas con el proceso de fracturación.

Los grupos ecologistas aplaudieron la recomendación de la junta asesora. Sierra Club,  a través del director de iniciativa de los combustibles sucios,  Lena Moffitt, dijo que la junta "llamó" la agencia para la liberación de datos de los hallazgos que no fueron apoyados por la evidencia científica.

La EPA no proporcionó una respuesta detallada a la recomendación, pero dijo que "aprecia el trabajo realizado por" la junta consultiva. La EPA espera finalizar la evaluación en los "próximos meses".




Para acceder a la noticia, 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada