jueves, 7 de mayo de 2015

Los detalles de los debates rabiosos en los estados de EE.UU. sobre loslímites locales al fracking y la perforación de petróleo y gas.









Publicado en Canadian Business/ Associated Press
5 de mayo de 2015


Los enfrentamientos están creciendo entre las ciudades y los estados de todo Estados Unidos por la perforación de petróleo y gas y la fracturación hidráulica, la práctica de inyectar a alta presión agua, arena y productos químicos para liberar los depósitos subterráneos de petróleo y gas. Estados ricos en energía se están apresurando para anular algunas medidas surgidas del activismo local. A continuación se presenta un resumen de los debates del estado.

En Texas, protagonista de la nación en la producción de petróleo y gas natural, una medida para limitar las regulaciones locales a lo que se consideran "comercialmente razonable" ha pasado la Legislatura y se espera que sea promulgada por el gobernador republicano Greg Abbott.  A las ciudades se les permitiría regular las actividades de superficie tales como el ruido, las luces y el tráfico, pero no la perforación en sí. No menos de 11 proyectos de ley se han introducido en la Legislatura de Texas en una sesión para poner límites al control local.

La Cámara de Oklahoma aprobó un proyecto de ley de gran alcance el mes pasado que prohíbe a las ciudades y pueblos la prohibición de la perforación de petróleo y gas natural, o la aplicación de restricciones que no sean "razonables".

En el otro lado de la cuestión, el Estado de Nueva York prohibió el fracking en todo el estado en el mes de diciembre.

En Pennsylvania, después que la fractura hidráulica comenzara el auge en 2008 en el yacimiento de Marcellus Shale, la Legislatura impuso una ley en 2012 restringiendo la capacidad de los municipios para dictar la localización de la actividad de la perforación. La ley fue revocada por la Corte Suprema del estado el año pasado.

Después de que algunas ciudades de Ohio aprobaran prohibiciones municipales, la Corte Suprema de ese estado dictaminó recientemente lo contrario, encontrando que el Estado tenía la autoridad exclusiva sobre todos los aspectos de la perforación de petróleo y gas natural, incluyendo el fracking.

La ley del estado de Colorado prohíbe ordenanzas locales que prohíban la exploración de energía tal como el fracking, pero algunos pueblos las han adoptado de todos modos, lo que ha desatado varias demandas judiciales.

El año pasado, los opositores al fracking trataron de introducir una medida en la papeleta electoral que indicaría que las ciudades y los condados podrían imponer límites. El Gobernador demócrata del estado consiguió que los opositores abandonaran la medida con la promesa de que un grupo de trabajo examinaría el tema.

Cuando el Condado de Mora en el estado de Nuevo México impuso una prohibición de explotación de petróleo y gas que finalmente fue abatida en un tribunal federal, los legisladores estatales respondieron con cuatro proyectos de ley destinados a prevenir las futuras prohibiciones - aunque ninguno consiguió ser aprobado.

El Senado de Michigan controlado por los republicanos rechazó dos proyectos de ley de los legisladores de los suburbios de Detroit que habría habilitado a los gobiernos locales para limitar la extracción de petróleo y gas natural.


Para acceder a la noticia, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada