jueves, 11 de diciembre de 2014

Informe: Las empresas en Reino Unido están 'sorprendentemente relajadas' sobre el impacto del fracking en el agua







Publicado en Edie.net
9 de diciembre de 2014




Los principales actores interesados en la aplicación y obtención de gas de esquisto no parecen preocuparse por los posibles efectos del fracking en los recursos hídrico y la contaminación del agua, según un nuevo informe de una consultora de sostenibilidad.

Ricardo-AEA encuestó a 352 altos ejecutivos de industrias relevantes, incluyendo a las empresas de alto consumo energético, a los gobiernos locales y centrales y a las empresas de gas y petróleo y encontró que relativamente pocos ejecutivos están preocupados por los impactos hídricos del fracking.

Los resultados son sorprendentes dada la cobertura de los medios sobre el fracking y de algún informe del Instituto de Recursos Mundiales que dijo que el fracking plantea un "riesgo significativo" para los suministros de agua dulce en todo el mundo.





Los grupos ambientalistas también son vociferantes anti-fracking, como Amigos de la Tierra que ha lanzado una investigación con el título “Frenesí del fracking” la semana pasada. El informe afirma es probable que el fracking 'acelere aún más el cambio climático, destruya las fuentes de agua y disminuya los derechos de las comunidades en todo el mundo si no se toman "medidas urgentes.

En su propio análisis de la encuesta, Ricardo AEA dice que el uso del agua es probable que sea, en particular, "un asunto manejable 'en el Reino Unido.

Gas en expansión

Los ejecutivos encuestados también se mostraron entusiasmados con el desarrollo de gas de esquisto, con la gran mayoría - en particular en el sector de petróleo y gas - diciendo que el Reino Unido debe desarrollar sus recursos de gas de esquisto.




Quizás el factor impulsor de este entusiasmo es las expectativas de los precios, ya que la mayoría de los ejecutivos de todas las industrias están de acuerdo en que el gas de esquisto podría abaratar los precios de la energía para las empresas y los consumidores.







Ricardo AEA fue menos optimista, con el argumento de que la caída de los precios de la energía en los EE.UU. podría no ser necesariamente replicable en el Reino Unido.

"El Reino Unido es muy diferente a América del Norte en términos de escala física, de densidad de población,  sobre los controles de los reglamentos y los derechos mineros", decía el informe. "Por lo tanto, creemos que es poco probable que el gas de esquisto se pueda ofrecer como una fuente particularmente barata de energía en el Reino Unido."



Para acceder a la noticia y ver VIDEO donde Ricardo AEA explica los resultados de la encuesta,




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada