sábado, 31 de enero de 2015

Chevron abandona la aventura del Shale Gas en Polonia






Publicado en The New York Times
Por Stanley Reed
30 de enero de 2015



LONDRES - Chevron dijo el viernes que abandonaría los esfuerzos para encontrar y producir gas natural de esquisto en Polonia, es tal vez el mayor revés en los aún incipientes esfuerzos para iniciar la carrera del esquisto por parte de la industria  del petróleo y gas, y que podría ayudar a reemplazar la disminución de los recursos de combustibles de la región.

El desarrollo del esquisto en los Estados Unidos ha sido una de las razones por la que industria energética estadounidense ha experimentado un renacimiento en los últimos años - hasta el punto de que ha contribuido a la superabundancia mundial y ahora una deprimente bajada del precio del petróleo. Pero Europa, muy dependiente de las importaciones de combustible, ha tenido problemas para empezar con la pizarra, por razones geológicas, ambientales y políticas.

Chevron anunció que abandonaba el proyecto de Polonia el mismo día que la empresa informó que sus ganancias para el cuarto trimestre de 2014 cayeron casi un 30 por ciento en comparación con el año anterior, a US $ 3,5 mil millones. La compañía culpó a los menores precios del petróleo de gran parte de los daños.

Entre las compañías petroleras internacionales, Chevron hizo el mayor compromiso con los esfuerzos del esquisto en Europa, centrándose en el este. Se perforaron varios pozos exploratorios en Polonia y Rumanía, mientras que también firmaba acuerdos en Ucrania y Lituania.

Chevron dijo en un comunicado que no iba a continuar las operaciones en Polonia ", porque las oportunidades que allí no competían favorablemente con otras oportunidades en la cartera mundial de Chevron". La compañía dijo que aún estaba evaluando los resultados de su pozo de exploración en Rumania.
 
Chevron, que ya se había retirado de Lituania, sigue manteniendo una oficina en Ucrania. Pero está es en un punto muerto con el gobierno en Kiev.
 
La retirada de Chevron de Polonia refleja las presiones sobre todas las compañías petroleras para recortar el gasto después de la reciente caída del 60 por ciento len los precios del petróleo . Pero los esfuerzos de Europa también se han visto frustrados por una geología obstinada y la dura oposición pública por motivos ambientales. El gas de esquisto y la extracción de petróleo a menudo implican la técnica conocida como fracturación hidráulica o fracking.
 
El fracking implica la voladura con agua, arena y productos químicos de formaciones rocosas subterráneas para desbloquear el petróleo o el gas. Es un proceso de perforación polémica porque los grupos ambientalistas temen que plantea riesgos para el suelo, las aguas subterráneas y para la salud humana.
 
Sobre todo en Europa, la historia de esquisto es una de mucha charla y poca acción. En Gran Bretaña, donde el gobierno del primer ministro, David Cameron, ha tratado de poner en marcha la industria, los esfuerzos de perforación se han topado con el escepticismo de los departamentos de planificación locales, así como en ocasiones con protestas vociferantes.
 
Francia, cuya geología es prometedora, ha mantenido la prohibición del fracking. Alemania, también considerada como un potencial centro de esquisto, aún no ha accedido a permitir la exploración necesaria para confirmar si la geología del país es tan prometedora como se esperaba.
 
El gas de esquisto y petróleo han cambiado el sector de la energía en los Estados Unidos, ayudando a aumentar la producción nacional de petróleo en un 80 por ciento en los últimos siete años.

 

Para acceder a la noticia completa, 

http://www.nytimes.com/2015/01/31/business/international/chevron-to-abandon-shale-venture-in-poland-a-setback-to-fracking-europe.html?partner=rss&emc=rss&_r=0

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada