jueves, 22 de enero de 2015

Un condado dividido: ¿está listo Lancashire para la revolución delfracking?





Carteles anti-fracking bordean la carretera junto a un enclave propuesto para el gas de esquisto en Lancashire. Fotografía: Christopher Thomond para The Observer



Publicado en The Guardian
17 de enero de 2015

En menos de dos semanas, dos sitios en el noroeste de Inglaterra podrían convertirse en el banco de pruebas para la revolución del gas de esquisto. Pero mientras que algunos en Fylde dan el beneplácito a la posibilidad de puestos de trabajo y dinero, otros temen por los posibles efectos nocivos para la salud y el medio ambiente.




Robert Sanderson, un granjero productor de leche, está de pie en su patio embarrado. Está llorando. La familia de Sanderson y su granja en Lancashire, gracias a la casualidad geológica, han terminado en la primera línea de la fractura hidráulica en el Reino Unido.
 
"Nunca he querido hacer otra cosa que trabajar en la granja", dice Sanderson, que forma parte de la tercera generación de granjeros cerca de Kirkham. "Durante toda su vida, mi chaval ha soñado con la agricultura. Ayer por la noche me dijo: "Cuando yo sea mayor quiero tener el tractor más grande del mundo". ¿Cómo pueden acabar, simplemente así, con el trabajo de generaciones? No es justo, esto es sangrante ".
 
Sanderson está intensamente orgulloso de su ganado premiado, pero teme que la contaminación de la planeada y cercana exploración de gas de esquisto dañe a sus hijos y envenene sus 400 acres de terreno. El tema también ha dividido a su familia. Su tía y su marido son dueños de una tierra cerca de Roseacre en la que la empresa de fracking Cuadrilla quiere perforar y han acordado permitir que el trabajo se lleve a cabo.
 
"Cuando mi tío Harry y mi tía Christine compraron la finca, yo fuí el primero felicitarles", dice Sanderson. "Pero entonces,  yo no sabía lo que iban a hacer con ella. Puedo entender que los agricultores necesiten más dinero, pero esto del fracking es sólo por poco tiempo. Se va a arruinar todo el sector agrícola en Lancashire ".
 
En Fylde, donde la tierra es rica en los pueblos que se extienden desde Preston hasta la M6, el pasto llega hasta la costa de Blackpool , Flyde será la anfitriona de la primera exploración de fracking a gran escala en el Reino Unido, si la Diputación de Lancashire otorga las licencias de obras a finales de enero.
 



Robert Sanderson está preocupado por el impacto del fracking en su granja lechera de 400 acres Fotografía:. Christopher Thomond / The Observer


A nivel nacional, David Cameron, y el gobierno han declararon que "van a por todas” con el fracking , con la esperanza de emular la revolución del gas de esquisto de los EE.UU.. Pero en la primera línea el estado de ánimo es más equívoco. El temor a los efectos sobre la salud y la caída de los precios de las casas compiten con la promesa de los puestos de trabajo y el dinero para las comunidades, acompañados por acusaciones de mala información y de histeria de ambos lados.
 
La propiedad de sus tíos en Sanderson está cerca de Roseacre y a medida que el viento barre los caminos bacheados, más allá de las enormes mástiles de comunicación de la Royal Navy, los carteles de la oposición al fracking se dejan ver: "No fracking en Fylde" "La salud es la riqueza" y "¿Qué precio tiene el  fracking? ¿El aire limpio? ¿El agua limpia? "
 
En el lugar, un tramo espectacular de pastizales cuyo único características en la actualidad son una presilla de agua negra y el ruido sordo de la M55, el responsable de desarrollo de Cuadrilla, Eric Vaughan, explica los planes de la compañía para realizar hasta cuatro pozos, cada uno de los cuales experimentaría docenas de explosiones de fracking para liberar el gas.

"Estoy muy emocionado, finalmente podemos ponernos en marcha de nuevo", dice. "Hay que ser optimista. Hemos tratado de responder a todas las preguntas. Esperemos que la licencia de obras se apruebe, para que podamos mostrar a la gente lo que realmente es ".
 
Una sola operación de fracking de Cuadrilla en Fylde en 2011 produjo buenos resultados de flujo, dice Vaughan, pero también produjo dos pequeños terremotos , una investigación del gobierno y una salida en falso de la empresa. "Porque tuvimos el terremoto, hemos decidido abandonar el sitio", dice Vaughan, quien es originario de Kentucky y durante los últimos 30 años ha realizado fracking en todo el mundo, desde los EE.UU. a Tailandia y Turkmenistán. El Fracking en Roseacre, y en un segundo lugar propuesto, en el cercano Preston New Road, estará en marcha antes de Navidad, si todo va bien. El viernes, la Agencia de Medio Ambiente otorgó los permisos ambientales que Cuadrilla necesita para Preston New Road, y ya ha dicho que está dispuesto a conceder los permisos para Roseacre también.
 
"Estamos monitoreando todo – el aire, agua, suelo, sismicidad, aves, todas esas cosas - para mostrar que el hombre del saco no está aquí", dice Vaughan. Él piensa que hablar de problemas de salud graves es de locos: "Si realmente piensa usted que debe estar encadenarse a la puerta de algún sitio. Si nos fijamos en los estudios actuales, realmente no hay efectos en la salud ".


El ingeniero Mike Hill se ha reunido con funcionarios del gobierno por los temores por las personas que viven cerca de los sitios de fractura hidráulica propuestos en la costa de Fylde Fotografía: Christopher Thomond / The Observer



En la cercana Lytham St Annes, Mike Hill, uno de los opositores más activos del fracking en Lancashire, defiende vehementemente el desacuerdo. "Los impactos en la salud pueden ser graves. Es un negocio muy sucio y vamos a tener el fracking más intensivo del mundo ", dice Hill, un ingeniero eléctrico que ha abordado decenas de reuniones públicas y se reunió con funcionarios del gobierno. "La razón por la que entré en todo este debate es debido a mis dos niños gemelos. Ahora se ha apoderado de mi vida. Estoy preocupado por la seguridad de mi familia, la seguridad de mi medio ambiente y la seguridad de nuestro estilo de vida aquí en la costa de Fylde ".
 
La preocupación por su hijo de cinco años de edad, también estimuló a Ebony Ava Johnson, una diseñadora de impresión en Lytham, que protesta, como parte de los residentes y miembros del grupo Acción Fylde Fracking. "Vamos por la evidencia emergente, revisada por expertos en la salud", dice ella. "Otros países de están retirando de esto, ¿por qué somos los conejillos de indias en el Reino Unido?" Se ha prohibido el Fracking o hay moratorias en marcha en Francia, Alemania y, más recientemente, el estado de Nueva York , pero el gas de esquisto está siendo explotado en Dinamarca y los Países Bajos, así como en los EE.UU., Canadá y Australia.
 
Francis Egan, director ejecutivo de Cuadrilla, reacciona fuertemente a la sugerencia de riesgos para la salud. "He tenido a una mujer llorando que se me acercó  con los niños en un centro comunitario, y me dijo: '¿Cómo puedes vivir tranquilo trayendo el cáncer a mis hijos?' Eso me hace enojar, porque es alarmismo deliberado. La conversación rara vez se centra en lo que en realidad estamos aplicando en Lancashire, en contraposición a lo que se supone que ha sucedido en Estados Unidos o Canadá o Australia.
 
"Reconocemos que la confianza es importante, pero ¿cómo ganar  la confianza? Hay que demostrar algunos resultados sobre el terreno ".
 
Mientras que el fracking aún tiene que producir gas, el dinero del fracking ha comenzado a llegar aFylde , retratado como sobornos por los opositores y las buenas prácticas empresariales por Cuadrilla. En el Lowther Pabellón centenario en Lytham, donde los autobuses llenos de niños están animando y abuchean en su camino a través de la pantomima Aladdin, un nuevo bar se abrió el pasado febrero ayudado por £ 10.000 de Cuadrilla.
 
Barbara Naylor, del comité de los Amigos de Lowther, eleva el total a £ 40,000, dijo que votó en contra de la decisión, pero fue superado en número. "Los otros decían que no queremos fracking pero realmente queremos el dinero. No podríamos haberlo hecho sin él. Lo que sí conseguimos fue una fuerte reacción y algunas personas dejaron de venir, pero ha amainado ahora ".
 
En el camino, sólo Andy Hiles, presidente de Fylde club de rugby, también defiende la aceptación de £ 19.000 de Cuadrilla y de su socio Centrica para el patrocinio de la camiseta del equipo durante  un año. "Les estamos vendiendo publicidad y les cobramos exactamente lo mismo que se le cobraría cualquier otra persona", dice. Hiles estaría feliz de renovar el acuerdo ", pero si en el plazo de tres años están excavada la mitad de la zona y las llamas están saliendo de los grifos, nos nos gustaría, obviamente”, bromea. Cuadrilla también han dado £ 36.000 a Blackpool y al Fylde College, para patrocinar la competencia de jóvenes ingenieros en las escuelas.



Claire Smith, presidenta de Stay Blackpool cree que el fracking podría impulsar la economía local Fotografía:. Christopher Thomond / The Observer

"Creo que Cuadrilla y Centrica están haciendo un poco de trabajo schmooze", dice Claire Smith, patrona en Blackpool. "Pero si lo hacen son personas que sobornan y si no lo hacen nos están ignorando. Ellos no pueden ganar. "Smith es presidente hoteleros de Blackpool, que representa 200 B & B y hoteles y es también parte del Equipo de Trabajo de Energía del Noroeste, cuyos costos de administración son pagados por Cuadrilla y Centrica.

"Con todos los huesos de mi cuerpo yo creo que el gas de esquisto podría ser una gran oportunidad aquí", dice Smith. "La recesión del 2000 ha sido horrenda, incluyendo la pérdida de empleos de calidad en el sector público debido a los recortes gubernamentales. Necesitamos desesperadamente algo más y por algún milagro descubrimos que el shale gas está debajo de nosotros”.
 
"Yo soy una residente y yo soy madre, y por supuesto que estoy preocupada por los riesgos de salud, pero los anti-frackers son absolutamente miopes. Existe riesgo en todo lo que haces. Salir en tu coche es un riesgo, pero hay que sopesar los riesgos contra los beneficios ".
 
Otro miembro de grupo de trabajo, Mike Damms, que es el director ejecutivo de los Cámaras de Comercio del Este de Lancashire, respalda el fracking, pero dice: "Ha habido histeria en ambos lados de la discusión. Por ejemplo, el número de trabajos que la gente dice que esta industria creará ha fluctuado ampliamente ". También dice que la idea de millones en ingresos del gas de esquisto que llegarán a las comunidades sigue siendo" nebuloso ", y que las personas que viven cerca de los sitios de fracking, que podrían optar por alejarse si son compensados, esperan "no ser tratados de manera justa".
 
"Hay gente que piensa que puede impulsar la economía local, pero parece mucho más probable que dañe la reputación de la zona", dice Paul Harrison, sentado en el elegante hotel spa Ribby Hall en el centro de la ciudad de vacaciones que está en el corazón de la zona de exploración del gas de esquisto. "El turismo y el ocio no encajan bien con el fracking, los focos brillantes y el transporte de los residuos."
 
Al igual que Harrison, Paul Hayhurst ha vivido en Elswick toda su vida, y es una antigua concejal independiente en el consejo parroquial, comparten también las posiciones que sostienen sobre la Diputación de Lancashire y el consejo de la ciudad de .Fylde. "Yo no comparto la idea de que Fylde se convertirá en un lugar rico si esto sigue adelante", dice. "Todo el dinero sale de la zona."
 
Hayhurst es uno de los 13 concejales del condado en el comité de planificación que aprobará o rechazará la solicitud de Cuadrilla y dice que sigue sin decidirse. Él admite que lleva a la oposición a un pequeño pozo de gas perforado cerca, en 1989: "En ese momento no sabíamos lo que iban hacer a la zona. Pero no ha tenido ningún efecto en absoluto. "
 
Pero él dice que lo que se propone ahora es diferente y ha causado preocupación entre sus electores. "Ellos no saben cuántos sitios de perforación habrá en Fylde, si va a llegar a industrializar la zona." Es claro para Hayhurst que su esquina de Lancashire está ahora en el centro de atención nacional. La Diputación se ha visto inundada con 25.000 objeciones a los planes del fracking, desde el norte de Escocia a la Isla de Wight, dice.
 
También cree que el apoyo entusiasta del gobierno ha "cargado los dados" en el proceso de planificación. "Hay una preocupación [entre la población local que] de que el gobierno ha asumido que aún pudiendo dañar la salud, incluso poder matar a las personas debido a la contaminación, ha decidido correr ese riesgo."
 



Pam Foster, Ebony Ava Johnson y Ian Roberts del grupo Acción de residentes del fracking en Fylde Fotografía:. Christopher Thomond / The Observer


Mike Hill señala el régimen regulatorio deliberadamente laxo para el futuro fracking, que ascenderá a un conjunto de normas existentes que se reparten entre un número variado de organismos. "El gobierno está haciendo todo lo posible para desregular la industria del fracking pero no levantará un dedo para proteger a la gente", dice. "Se necesita un regulador financiero y un técnico independiente, pagado con un impuesto sobre la industria, y que necesita, de inspecciones frecuentes y aleatorias. No culpo a Cuadrilla, culpo al gobierno. "Los ministros están actualmente presionando a través de cambios legislativos para permitir el fracking bajo la propiedad privada sin el permiso de los propietarios .
 
El parlamentario, Mark Menzies, como muchos de sus colegas conservadores, está lidiando con el choque entre el fervor por el fracking de su gobierno y las preocupaciones de la gente. "No estoy contento con el statu quo, ni mucho menos", dice. "Necesitamos un panel independiente de expertos, que pague el contribuyente y no pagado por las empresas, y que tiene que ser constituído rápidamente, antes de que comience la fase de explotación. Quiero una presencia reguladora en el suelo de Fylde, no sólo detrás de un escritorio en Aberdeen como en el caso de la HSE. Si no podemos responder a estas preocupaciones, esto es algo que yo no puedo apoyar ".
 
Hill acusa Menzies de llegar a la cuestión con retraso, cuando se vislumbran unas elecciones generales. "Resulta sangrante que se preocupe por esto, de repente. Él ha robado mi ropa, ha robado mi ropa interior ... después de las elecciones me la va a devolver de  nuevo sin lavar ".
 
Pero a pesar de los argumentos sobre el fracking en Fylde que continuarán haciendo estragos, un gran número de personas están ya sea desinteresados o desinformados. Una red de de cinco agentes locales de bienes raíces en Lytham encuentra que lo único que señala sobre la perspectiva del desarrollo de gas de esquisto es el impacto en el mercado inmobiliario. "Hemos perdido ya  un par de ventas debido al fracking", dice ella, pidiendo no ser identificada. "Me gustaría simplemente seguir hablando del fracking y luego nos gustaría saber lo que estamos tratando."
 
Ian Roberts, funcionario jubilado y miembro del grupo de acción de los residentes, dice que la oposición de las comunidades locales está establecida en la explotación. "Si los vagones comienzan a rodar, creo que habrá un aumento masivo", dice. "Pero no estamos ahora en ese momento, los manifestantes son anárquicos. Yo soy el presidente de los St Annes on Sea en la comisión Bloom ".



Francis Egan, presidente ejecutivo de Cuadrilla cree que las personas serán ganadas para el fracking una vez que vean los resultados Fotografía:. PR

Egan piensa que la mayoría de la gente está esperando a ver qué pasa y se puede ganar más así.. "Todo depende de nosotros", dice. "Si metemos la pata o hacemos algo mal, estaremos bajo el mayor escrutinio."
 
Se den o no, las subvenciones al consejo del condado de Lancashire o rechacen la solicitud de Cuadrilla, y tengan o no éxito las apelaciones posteriores o los desafíos legales, el fracking ya ha dejado su huella en Fylde. Pat Davies, cuya casa está cerca del sitio propuesto en Preston New Road, dice: "Lancashire está siendo utilizado como un terreno de pruebas y nosotros somos el daño colateral. Pase lo que pase, ahora ya es una comunidad dividida ".
 
"Hay tanta información, mentiras y desinformación", dice Claire Smith. "Pero es simple. Deja que sigan adelante con ello y veremos si Cuadrilla cumple sus promesas. Si metes la pata, es el final de todo esto. Pero es seguro que a la bondad, de los potenciales beneficios que esto podría traer, tenemos que encontrar la verdad ".
 
De vuelta en su granja, Sanderson está apoyado en sus pantorrillas. "Para el gobierno y los concejales, esto es sólo algo que verán a través de su escritorio. Lo suyo es sólo un trabajo y pueden seguir adelante ", dice. "Nosotros no podemos enrollar todo esto y moverlo a otra parte. Esta es la obra de toda una vida. Quiero una prohibición para siempre. Sólo quiero que todo esto desaparezca ". 




Para acceder a la noticia,


http://www.theguardian.com/environment/2015/jan/17/lancashire-fracking-revolution-uk-shale-gas-exploration-cuadrilla-fylde-blackpool






 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada