viernes, 16 de enero de 2015

El Gobernador electo lamenta la “Californication” de Tejas





Publicado en Mother Jones
12 de enero de 2015



Las prohibiciones locales del fracking. Leyes que prohíben las bolsas de plástico . Ordenanzas estrictas de tala de árboles. ¿Otro día en California? No. Bienvenido a la vida en la Tejas urbana, donde los consejos controlados por los demócratas de la ciudad promulgan sobre el consumo y las poderosas protecciones ambientales -para disgusto de los líderes conservadores del estado. "Texas está siendo Californializado, y puede que ni siquiera se note," el gobernador electo, Greg Abbott, se quejó la semana pasada en una reunión de la conservadora Fundación de Política Pública de Texas. "Estamos formando un colchón de retazos de prohibiciones y de normas y reglamentos que erosionan el modelo de Texas."

Esto, añadió, es una "forma de desagradable colectivismo" que podría "convertir el milagro de Texas en la pesadilla de California."

Aunque California ha sido durante mucho tiempo una bestia negra conservadora, los comentarios de Abbott resaltan un creciente temor entre los republicanos de Texas. Más de la mitad de todos los tejanos viven ahora en 10 grandes condados urbanos que  reman mucho más rápido que el Estado en su conjunto. Sus votantes tienden a ser más liberales que otros tejanos, una tendencia que se está acelerando a medida que las minorías, los jóvenes, y personas provenientes de otros estados se asientan allí, atraídos por los barrios cosmopolitas y los buenos empleos. De acuerdo con un análisis de 2012, realizado por el Houston Chronicle y San Antonio Express-News, el 70 por ciento de los votos demócratas en Texas desde 2000 han venido de los cuatro condados que abarcan Dallas, Houston, San Antonio y Austin. Todos ellos votaron por Barack Obama en 2012.

En un estado conocido por preocuparse más por los temas sociales candentes que por los consumidores o la protección al medio ambiente, no debe pillar por sorpresa que los habitantes de las ciudades reconvertirían sus ayuntamientos para hacer frente a limitaciones de la calidad de vida que el estado prefiere ignorar. La prohibición del fracking promulgada este mes de noviembre en Denton, una ciudad universitaria cerca de Dallas, situada en la formación Barnett Shale, rica en gas, es un ejemplo de ello: Podría haber pasado que los los residentes sintieran que el estado no estaba haciendo lo suficiente para protegerlos. "Se dice que la industria no puede llegar y hacer lo que quiera con la gente" , dijo el Washington Post , Cathy McMullen, jefe del Grupo de Conciencia sobre la  Perforación en Denton. "Ellos no pueden perforar un pozo a 300 pies de un parque sin más. No pueden perforar a 200 metros de la habitación de una niña."

La semana pasada, el gobernador electo llegó a sugerir que la Legislatura debe aplastar tales regulaciones liberales locales. "Mi visión", dijo Abad, "es que las libertades individuales no están obligadas por los límites que ponga la ciudad."
 
Pero los críticos lo acusaron rápidamente de hipocresía. "Es decepcionante escuchar al gobernador electo que quiera hacer caso omiso de la voluntad de los votantes de la ciudad sobre una serie de temas", dijo en un comunicado de prensa Bennett Sandlin, el director ejecutivo de la Liga Municipal de Texas, que representa a los gobiernos de la ciudad. "Viene a ser el mismo tipo de extralimitación gubernamental a nivel estatal que se opone a la hora de Washington."
 
Que el nuevo gobernador se haya apoyado con tanta rapidez a sí mismo con esta retórica puede reflejar las circunstancias políticas cada vez más estrechas de su partido. Las tendencias demográficas sugieren fuertemente que Texas se vuelve azul (demócrata). El Partido Republicano del estado, intercalado entre un gobierno federal grande y un montón de molestos pequeños gobiernos locales, casi parece estar defendiendo el equivalente político de El Álamo.
 
Casi, pero no del todo: El Álamo se encuentra en San Antonio, ahora un bastión de los demócratas.




Para acceder al artículo, 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada