miércoles, 30 de noviembre de 2016

Goldman Sachs y Baker Hughes están poniendo en marcha un negocio de Fracking.


Un operario de un pozo de petróleo trabaja en un plataforma de fractura hidráulica cerca de Stillwater, Oklahoma. Fotografía de J Pat Carter-Getty Images



Publicado en Fortune
Reuters
30 de noviembre de 2016


Junto con la firma de capital privado CSL Capital Management.


Baker Hughes dijo que ha llegado a un acuerdo con la gestora de capital CSL y la división de banca comercial de Goldman Sachs Group para crear una empresa de fracturación hidráulica en la que Baker Hughes tendrá una participación del 46,7%.

Bajo los términos del acuerdo, el proveedor de servicios petroleros Baker Hughes contribuirá con su cementación en tierra de América del Norte y las empresas de fracturación hidráulica, que compone los activos en los Estados Unidos y Canadá.  

El acuerdo no incluye los negocios internacionales de bombeo a presión de Baker Hughes o las operaciones de bombeo a presión en alta mar en el Golfo de México, que van a seguir funcionando.

Al cierre, la firma privada CSL Capital Management contribuirá con su plataforma de servicios de energía a la nueva compañía, que ofrece servicios de fracturación hidráulica y cementación en tierra en América del Norte.

CSL Capital Management y Street West Energy Partners (WSEP) de Goldman Sachs tendrán en conjunto el 53,3% de la nueva compañía de propiedad privada, y contribuirán con $ 325 millones en efectivo.  

Cerca de $ 175 millones se destinarán a reforzar el balance de la nueva compañía, mientras que los restantes $ 150 millones irán a Baker Hughes.

La nueva compañía operará bajo la marca BJ Services, propiedad de Baker Hughes y tendrá su sede en Tomball, Texas.

Warren Zemlak, que es el actual presidente y CEO de Allied Energy Services, estará al frente de la nueva compañía.

Wells Fargo Valores actuó como asesor financiero de Baker Hughes.



Para acceder a la noticia,






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada