viernes, 25 de noviembre de 2016

El Gobierno de Reino Unido acusado de "trucos sucios" con el informe más controvertido de la fractura hidráulica.



Un cartel anti-fracking a las puertas de una casa en Lancashire. Fotografía: Jonathan Nicholson / NurPhoto / Getty Images




Publicado en The Guardian
Por Damian Carrington
25 de noviembre de 2016


Los documentos revelan que los ministros retrasaron deliberadamente un informe hasta después de tomar  una decisión fundamental de planificación y donde se muestra que la fractura hidráulica podría afectar a los precios de la vivienda, a la salud y al medio ambiente.

Los ministros retrasaron deliberadamente un informe sobre el polémico fracking que estaban obligados a publicar hasta después que se tomaran decisiones cruciales del Consejo sobre los permisos de construcción, de acuerdo a documentos recientemente revelados.

Los documentos también muestran que los ministros reconocieron que estaban abiertos a una carga de doble moral, ya que  habían concedido a las comunidades locales la última palabra sobre las solicitudes de parques eólicos, pero hicieron caso omiso con las decisiones de la fractura hidráulica.

Los documentos revelan "trucos sucios" y "engaños", de acuerdo con los ministros en la sombra, los consejeros y los defensores del medio ambiente, que refuerzan el temor de que el gobierno está decidido a forzar la exploración de gas de esquisto en las comunidades.

El informe sobre el impacto de la fractura hidráulica en la economía rural fue producido por el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA) y publicado en 2014 en forma muy censurada. Pero Greenpeace utilizó la las normas de libertad de información (FOI) para forzar la publicación del informe completo un año más tarde. El informe dijo que la fractura hidráulica podría hacer que los precios de las casas bajasen y producir riesgo para la salud y daños para el medio ambiente, y que también podría generar nuevos puestos de trabajo.

El Lancashire County Council (LCC) estaba considerando las primeras grandes aplicaciones de planificación del Reino Unido de la firma de esquisto Cuadrilla en junio de 2015 y pidió ver el informe completo. Sin embargo, los nuevos documentos del Departamento de Energía publicados por Greenpeace bajo las reglas de la libertad de información muestran que Andrea Leadsom, entonces ministro de Energía, pidió retrasar la publicación del informe completo hasta después de la decisión del LCC.

Un correo electrónico del 15 de junio del secretario particular de Leadsom a los entonces oficiales del Secretario de energía Ámbar Rudd y a los medios de comunicación, decía: "[Leadsom], sugierero  no hacer nada antes de la decisión [sic] de la planificación de Cuadrilla si tenemos tiempo."

El informe fue debidamente publicado dos días después de la decisión del LCC, que iba a rechazar las solicitudes. Los correos electrónicos muestran que fue lanzado deliberadamente "bastante tarde en el día - en torno a 16:00", presumiblemente para limitar el escrutinio.

Otro correo electrónico, del 19 de junio, mostró la preocupación de conciencia del gobierno de que, mientras que a las comunidades locales se les habían dado el poder de rechazar las solicitudes de parques eólicos, las aplicaciones de fractura hidráulica deberían pasar a través de los ministros, ya continuación fue lo que pasó en octubre el año 2016 .

El correo electrónico, a partir de un funcionario de energía, proporcionaba las  "líneas a tomar" por David Cameron ante las preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes.

"Si se pregunta sobre la doble moral de dejar que las comunidades tengan la última palabra sobre los parques eólicos, pero no con el fracking: [responder con] el manifiesto conservador estableció un compromiso para realizar cambios en la planificación, para dar a los locales la última palabra sobre las aplicaciones de parques eólicos. Estamos totalmente de acuerdo en que las comunidades locales deben desempeñar un papel clave en la determinación de las operaciones de esquisto en su área local también, a través de consejos elegidos democráticamente y el sistema de planificación".

Alan Whitehead, el ministro de Energía en la sombra de los Laboristas, dijo: "Estos documentos representan un catálogo impresionante de intentos de subvertir e impedir un debate razonable sobre los méritos y deméritos de la fractura hidráulica. En conjunto se trata de una triste saga de evasión y engaño, que sólo sirve para fortalecer la opinión generalizada de que ahora el gobierno está decidido a empujar la fractura hidráulica independientemente de los hechos o el debate, y ha actuado en connivencia activa de subvertir el inconveniente análisis  cuando sale a la superficie ".

El Consejero Marcus Johnstone, quien propuso la moción LCC que solicitaba que el informe se publicará en su totalidad, dijo: "Es un juego sucio del nivel más alto - una verdadera revelación. Se muestra un absoluto desprecio por la democracia local. Es muy evidente que estaba sucediendo por el empeño en la fractura hidráulica a cualquier precio, lo que dijimos en Lancashire ".

Hannah Martin, un activista de Greenpeace, dijo: "Estos trucos sucios son una burla en cualquier reivindicación del gobierno de estar en el lado de la población local. En primer lugar el Consejo fue anulado, y ahora se ha revelado que el gobierno trató, delante de sus ojos, de engañar  demasiado ".

Mientras que el departamento de energía ha liberado los documentos relacionados con la publicación del informe, el DEFRA sigue negándose a hacer lo mismo. "Los ministros deben publicar la correspondencia sobre la fractura hidráulica que DEFRA ha estado ocultando durante más de un año", dijo Martin. "Esta es una oportunidad para que el gobierno haga una clara ruptura con el pasado y demuestre que se puede confiar en él."

Un portavoz del gobierno dijo: "Hemos cumplido plenamente con el comisionado de información [FOI] publicando el informe dentro de los plazos establecidos", es decir, dentro de los 35 días a partir del 9 de junio de 2015.

Y dijo: "A medida que el material está claro, no creemos que este documento interno - que era incompleto y no había sido revisado por pares - tuviera una analítica suficientemente robusta de base para la formulación de políticas."




Para acceder a la noticia,







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada