miércoles, 11 de junio de 2014

Un organismo oficial eleva el riesgo de vertido incontrolado en las prospecciones





El Cedex asegura que Repsol infravaloró en su estudio el riesgo de derrame, que es "medio"


El riesgo de que se produzca un vertido incontrolado de crudo durante los sondeos que Repsol quiere realizar frente a las costas de Canarias es "medio" y no "bajo" como alegó la compañía en la evaluación de impacto ambiental que presentó al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Así lo asegura el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), un organismo público adscrito al Ministerio de Fomento y al de Medio Ambiente, que eleva el riesgo de vertido incontrolado --blowout en jerga técnica-- mar adentro respecto al que calculó la compañía petrolera.
El CEDEX asegura que la probabilidad de que ocurra un accidente deblowout en un pozo normal es hasta cien veces mayor de lo que Repsol alegó en su informe, encargado a la consultora Alenta. Según refleja la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable que hoy publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), el CEDEX estima una probabilidad de 0,003, frente a la de 0,0000282 que considera el promotor. Así, según el informe, el riesgo de blowout es medio y el de derrame mayor de diésel marino (accidente relacionado con las tareas logísticas marinas, que podría ocurrir, por ejemplo, si colisionara el barco de seguridad con la unidad de perforación en alta mar) es "alto", cuando Repsol lo había calificado también de "bajo".
El Ministerio de Medio Ambiente encargó al CEDEX un informe después de que en la fase de participación pública surgieran "dudas" respecto al análisis de riesgos que había hecho el promotor. El encargo consistía en revisar el modelo y los cálculos realizados para estimar el riesgo ambiental asociado al proyecto. El último informe del CEDEX es del 5 de mayo pasado. Y señala, según recoge la DIA, que "el concepto aplicado para analizar el riesgo" es "erróneo". Entre otras cosas, considera que el riesgo de un proyecto consiste en la suma del riesgo de cada uno de los escenarios calculados "y no solo de los peores casos, tal y como ha presentado el promotor".
Algunos de los valores en los que se basa el modelo o el análisis de riesgos "no están justificados", según este organismo. Entre ellos, el caudal de expulsión de hidrocarburo en caso de vertido incontrolado, las probabilidades aplicadas a este suceso y los porcentajes de dispersión o degradación del crudo. Además, el CEDEX considera que el promotor "infravalora el riesgo sobre mar abierto" porque solo considera que una trayectoria de las simuladas afecta al medio marino "cuando cualquier trayectoria tiene impacto mar adentro".

Para leer la noticia completa, 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada