sábado, 28 de junio de 2014

El fluido del fracking podría contaminar las aguas subterráneas con metales pesados




Publicado en Science Daily



Fecha: 25 de junio 2014


Fuente: Universidad de Cornell


Resumen: Investigadores de la Universidad de Cornell han descubierto que la composición química de las aguas residuales derivadas del “hidrofracking” podrían liberar pequeñas partículas con capacidad para unirse fuertemente con metales pesados de naturaleza contaminante, lo que agrava los riesgos ambientales durante los derrames accidentales.




Investigadores de la Universidad de Cornell han descubierto que la composición química de las aguas residuales derivadas del “hidrofracking” podrían liberar pequeñas partículas con capacidad para unirse fuertemente con metales pesados y de naturaleza contaminante, lo que agrava los riesgos ambientales durante los derrames accidentales.

Los investigadores han encontrado que entre el 10-40% de la mezcla de agua con químicos, inyectada a alta presión en los estratos de roca a gran profundidad, emerge de forma repentina a la superficie. Los científicos de la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Vida que estudian los impactos ambientales del “fluido flowback” encontraron que las mismas propiedades que lo hacen tan eficaz para la extracción del gas natural de esquisto también pueden ayudar a desplazar partículas minúsculas que se adhieren al suelo y ayudan a que contaminantes asociados, como los metales pesados, puedan filtrarse. 

Los mecanismos de liberación y transporte han sido descritos en un artículo publicado en la revista científica de la Sociedad Americana de Química,  Environmental Science &Technology.
 
Las partículas estudiadas son coloides - más grandes que una molécula, pero tan pequeños que no pueden ser percibidos a simple vista - que se aferran a la arena y al suelo debido a su carga eléctrica. 

En los experimentos, unas columnas de vidrio se llenan de arena y coloides sintéticos de poliestireno. A continuación, se lavan con diferentes líquidos del flujo de retorno recogido a diferentes velocidades de un enclave de perforación en el campo de pizarra de Marcellus – y con agua desionizada como líquido control- y se mide la cantidad de coloides desplazados.

Con microscopía, los coloides de poliestireno se mostraron visibles como esferas de color rojo entre los granos de arena de color gris claro, lo que hizo que su movimiento fuera fácil de rastrear. Los investigadores también recogieron y analizaron el agua que sale de la columna para cuantificar la concentración coloidal.

Se encontró que al menos el 5% de los coloides fueron liberados cuando se lavan las columnas con agua desionizada. Esa cifra aumentó al 32- 36 %  cuando se utilizó líquido del flujo de retorno. El aumento de la velocidad del flujo de retorno se asoció a un 36 % adicional de coloides. 

Se piensa que esto es debido a que la composición química del líquido del flujo de retorno reduce la intensidad de las fuerzas que permiten a los coloides permanecer unidos a la arena, haciendo que la arena pueda repeler los coloides.

"Este es un primer paso para descubrir los efectos del líquido del flujo retorno en el suelo en el transporte de coloides", dijo el asociado postdoctoral Cathelijne Stoof, co-autor del artículo.

Los autores esperan realizar más experimentos utilizando coloides naturales en suelos más complejos, así como con diferentes formulaciones del liquido del flujo de retorno obtenidas de diferentes enclaves de perforación. 

Stoof dijo que hay que tomar conciencia del fenómeno y comprender los mecanismos que lo fundamentan  puede ayudar a identificar los riesgos y a estudiar  las estrategias para mitigarlo.

"El desarrollo sostenible de cualquier recurso requiere datos sobre sus posibles impactos, para que los legisladores puedan tomar decisiones informadas sobre cuándo y dónde se deba o no permitir, y poder elaborar directrices en caso de que algo vaya mal", comentó Stoof. "En el caso de los derrames, hay que saber lo que sucede cuando el líquido se desplaza a través del suelo." 



La  investigación ha sido apoyada por fondos de USDA Hatch de la Estación Experimental Agrícola de la Universidad de Cornell, así como por la Fundación de Ciencia Nacional de EE.UU. y la Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China.




Artículo de referencia:
  1. Wenjing Sang, Cathelijne R. Stoof, Wei Zhang, Verónica L. Morales, Bin Gao, Robert W. Kay, Lin Liu, Yalei Zhang, Tammo S. Steenhuis. Effect of Hydrofracking Fluid on Colloid Transport in the Unsaturated Zone. Environmental Science & Technology, 2014; 140625080136008 DOI: 10.1021/es501441e





Para acceder a la noticia, 


 http://www.sciencedaily.com/releases/2014/06/140625131829.htm?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+sciencedaily+%28Latest+Science+News+--+ScienceDaily%29

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada