lunes, 9 de junio de 2014

Las ocho Islas Canarias se manifiestan contra las prospecciones de petróleo






 Este sábado han tenido lugar en las ocho Islas Canarias manifestaciones  para oponerse a esa actividad, propiciada desde el Gobierno de España por un ministro canario, José Manuel Soria, principal embajador de la multinacional petrolera Repsol, titular de las autorizaciones concedidas frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura. Repsol, por cierto, que será la única que se lleve los beneficios porque la mordida impositiva que pudiera derivarse lo será a partir de las labores de refino, si se hacen en territorio español. Repsol, bueno es recordarlo, comparte las prospecciones canarias con Rew Dea Energy (Alemania) y con Woodside Petroleum (Australia), estas últimas con un 50% del negocio. La petrolera de cabecera de Soria tiene capital mayoritariamente extranjero y opera mayormente en paraísos fiscales, cómo no. Las petroleras tienen autorizaciones para perforar a profundidades que van desde los 1.500 metros del lecho marino, y llegar a los 6.800.

 Precisamente fue perforando a esa profundiad cuando la plataforma de BP sufrió un accidente que contaminó 30.000 kilómetros cuadrados en el Golfo de México, dicho sea como recordatorio a los que insisten que no hay peligro de ningún tipo.

Los informes técnicos son más contundentes que las declaraciones políticas, y dada la tendencia habitual de los dirigentes públicos a ceñirse a lo que digan los especialistas, a ellos habrá que estarse para concluir que para Canarias sería una catástrofe un accidente por hidrocarburos. Lo dicen hasta los técnicos contratados por Repsol para su estudio de impacto ambiental: “La marea negra llegaría en un 85% de los casos a Fuerteventura en un tiempo estimado inferior a las 48 horas”. Y lo sabe hasta la asociación de agencias de viaje de Alemania, uno de los siete países que ha escrito al ministro de Industria, Energía y Turismo advirtiéndole de que el mero hecho de iniciar las prospecciones ya podría poner en peligro la industria turística canaria. La afección sobre la biodiversidad, una de las más ricas del mundo, con 29 especies diferentes de cetáceos, será importante desde el comienzo mismo de los trabajos de prospección, haya o no haya derrames.  Y las consecuencias sobre las plantas potabilizadoras de agua de mar en caso de derrame, las acreditan los estudios de los consejos insulares de aguas de Lanzarote y Fuerteventura, que han acudido a gabinetes técnicos como ECO para confirmar lo que es de Perogrullo, que si se contaminara el agua habría que parar las desaladoras y poner en riesgo el abastecimiento de agua potable a la población y a los turistas.





Miles de personas de todas las edades se han unido a las marchas convocadas por diversos colectivos sociales y ecologistas contra las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a Canarias.
Estaba previsto que a las seis de la tarde arrancaran las ocho manifestaciones bajo el lema Canarias, una sola voz, aunque algunas de ellas, debido a la gran afluencia de personas que se acercaron hasta allí, tuvieron que retrasar unos minutos su comienzo.
Los manifestantes corean consignas como "Soria, escucha, Canarias está en la lucha" o "A ver si te enteras, no queremos petroleras".
En algunas ciudades, como Las Palmas de Gran Canaria, el tramo escogido para la protesta (desde el parque San Telmo hasta Delegación de Gobierno), se hizo pequeño para el gran número de personas que se manifiestan contra las prospecciones en Canarias.
Todas las manifestaciones terminaron con la lectura de un manifiesto común en el que se pedía la retirada de la Declaración de Impacto Ambiental al entender que "no cumple el más mínimo rigor científico y técnico" y porque "no atiende a las miles de alegaciones presentadas".
Según los organizadores, la protesta ha sido un "éxito" y la más multitudinaria de las celebradas en las islas, ya que calculan que ha reunido a unas 160.000 personas sólo en las dos capitales canarias. Delegación de Gobierno cifra la asistencia en 47.000 en toda Canarias.
En Lanzarote, entre 30.000 y 35.000 personas, según la Policía local de Arrecife, han secundado esta manifestación, que aseguran que ha sido la más numerosa de la historia de la isla, y ha contado con la presencia del presidente del Cabildo, Pedro San Ginés (CC), y de varios alcaldes de la isla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada