jueves, 10 de abril de 2014

Oposición en Rumanía a los planes de fracking de Chevron.





Fuente: Agencia France Press


BUCAREST – Miles de personas salieron a las calles de Rumania el domingo para protestar contra los planes de Chevron de perforar para la obtención de gas de esquisto.
 
"Chevron y  EE.UU., no son invitados para dejar una estela de muerte ", se podía leer en alguna de las pancartas en Bucarest, donde cientos de personas se congregaron en la plaza de la Universidad de la capital.
 
Protestas similares tuvieron lugar en decenas de pueblos y ciudades de toda Rumanía.
 
"Las fracturas hidráulicas nunca sanan", decían los manifestantes para hacer referencia al método de perforación, de gran controversia, que se utiliza para desbloquear el gas de esquisto, denominado fractura hidráulica o "fracking".
 
"Hemos visto los efectos de la fractura hidráulica en el medio ambiente en los EE.UU. y no queremos que ocurra lo mismo aquí", comentó el estudiante Alexandra Paslaru.

La técnica consiste en el bombeo de agua y productos químicos a alta presión en formaciones rocosas profundas para liberar el petróleo y el gas, pero los críticos señalan estudios que muestran que el  fracking aumenta el riesgo de contaminar el agua potable.
 
Chevron tiene permisos para la exploración de gas de esquisto en el noreste de Rumanía, así como en la costa rumana del Mar Negro.
 
La compañía dice que cumplirá con todos los reglamentos ambientales.
 
A pesar de la oposición local, la compañía ha comenzado a construir su primer pozo de exploración en el pueblo de Pungesti.

Los manifestantes también azotaron al gobierno del izquierdista primer ministro Victor Ponta. Después de luchar contra el gas de esquisto, mientras estuvo en la oposición, es ahora un defensor de esta nueva fuente de energía.
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada