miércoles, 23 de abril de 2014

Ex ejecutivo de la Mobil Oil insta a frenar el gas de fracking




Por Brian Nearing
Publicado en Times union
Como ejecutivo de alto rango jubilado de la petrolera Mobil Oil, se podría esperar que  Louis Allstadt cantara sobre las alabanzas de la fractura hidráulica para buscar la  apertura del estado de  Nueva York al gas natural de fracking.
Pero Allstadt, que trabajó 31 años para Mobil Oil y está entre los funcionarios electos de varias comunidades del norte del estado,  instó el martes al Estado a no permitir la hidrofractura  y en su lugar fomentar el desarrollo de más energía renovable.

"Hacer fracking seguro simplemente no es posible, no con la tecnología actual, o con las regulaciones inadecuadas que se están proponiendo", dijo Allstadt, vicepresidente ejecutivo jubilado de la Mobil. Este comentario lo realizó durante una conferencia de prensa convocada por funcionarios elegidos para la Protección del estado de Nueva York, un grupo que representa a más de 800 funcionarios de los 62 condados del estado que han adoptado resoluciones anti-fracking.

Allstadt se convirtió en jefe de exploración y producción para América del Norte de Mobil en 1996 y fue promovido para dirigir el petróleo y el gas natural de perforación en el hemisferio occidental en 1998, dos años antes de que la compañía se fusionara con Exxon.
 
El auge de fracking se encontraba todavía como negocio de energía en el futuro cuando Allstadt  se retiró en 2000 a Cooperstown, donde a sus  70 años, divide su tiempo entre una casa de pueblo cerca de Basseball Hall of Fame Museum y una casa frente al mar en el lago Otsego.
 
Allstadt comentó que empezó a estudiar el fracking hace unos pocos años después de que unos amigos le preguntaron si pensaba que sería seguro que perforaran pozos de gas cerca del lago.
 
"Ahora, la industria le dirá que fracking se ha hecho desde hace mucho tiempo. Aunque eso es cierto, la magnitud de la técnica moderna es muy nueva", dijo Allstadt.
 
Un pozo para fracking puede requerir entre 50 y 100 veces más agua y productos químicos en comparación con los pozos más antiguos, comentó.
 
"Y esto requiere miles de camiones que van y vienen. Es mucho más una actividad industrial pesada", dijo Allstadt. Y las fugas de metano de los pozos de fracking ', un potente gas de efecto invernadero  vinculado al cambio climático antropogénico en curso, es otro tema que le preocupa.
 
"El metano se escapa de los pozos en mayores tasas que las que se había estimado anteriormente," dijo Allstadt, que también es fiduciario en su pueblo de Cooperstown.
 
En una nueva conferencia el martes en el Capitolio, otros funcionarios de los municipios también promocionan la aprobación de resoluciones locales que instan a la precaución con el fracking y el apoyo a las energías renovables.
 
Estas resoluciones han sido adoptadas por las ciudades de Albany y Siracusa, Condado de Tompkins, y las ciudades de Brighton, Danby, Otsego, New Paltz, Rochester (Condado de Ulster), y Ulises.
 
El concejal de Syracuse, Jean Kessner, comentó  "Dado los datos críticos y alarmantes que salen cada semana, está claro a partir de la ciencia existente que el fracking plantea un peligro real para la salud y el agua. Por eso creemos fuertemente que el Estado debe mantener la moratoria hasta que, al menos se hayan completado los estudios integrales, acumulados y esté comprobado que fracking pueda hacerse con seguridad.
 
"Hasta la fecha, sólo hay una evidencia significativa de lo contrario."


Para acceder al artículo original, 

http://www.timesunion.com/business/article/Former-Mobil-Oil-exec-urges-brakes-on-gas-fracking-5422292.php


 

 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada