lunes, 7 de abril de 2014

Contaminantes del fracking vertidos al mar




La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA) ha establecido un nuevo requisito para las operaciones de petróleo y gas frente a las costas del sur de California al exigir informar públicamente de los productos químicos vertidos directamente en el mar durante las operaciones de fracking. El anuncio, publicado oficialmente, anuncia los cambios como parte de un nuevo permiso sobre los contaminantes vertidos al agua y  provenientes de las operaciones de petróleo y gas en alta mar y en aguas federales frente a California. El requisito de presentación de informes es efectivo desde el 1 de marzo de 2014.

"Exigir que las compañías petroleras de tener que informar de los productos químicos tóxicos que están utilizando en el fracking  y en el frágil ecosistema marino de California es un buen paso, pero el gobierno federal debe ir más lejos y poner fin a esta práctica peligrosa", dijo Miyoko Sakashita, director del Centro para la Diversidad Biológica Marina . "La prohibición de la fractura hidráulica en las aguas costeras de California es la mejor manera de proteger a las ballenas y a otros animales salvajes, así como a los surfistas y alas comunidades costeras. Es indignante que la EPA tenga previsto seguir permitiendo la contaminación del fracking y poner en peligro nuestro océano".

En respuesta a la controversia generada por los recientes informes sobre los pozos de petróleo y gas de fracking a lo largo de la costa de California , la EPA revisó la autorización de vertidos de la extracción de petróleo y gas en alta mar y exigir la presentación de las formulaciones químicas de los líquidos de fracking vertidos por las empresas petroleras.

Aproximadamente la mitad de las plataformas petroleras situadas en aguas federales en el Canal de Santa Barbara descargan la totalidad o una parte de sus aguas residuales directamente al mar , según un documento de la Comisión Costera de California. Este agua residual contiene todos los productos químicos inyectados originalmente en los pozos de fracking, con la adición de las toxinas sumadas desde el subsuelo marino.

Las compañías petroleras han realizado pozos de fracking en alta mar en más de 200 ocasiones en los últimos años en las aguas estatales y federales de la costa de California. El Centro de la Diversidad Biológica analizó recientemente 12 trabajos de fracking en las aguas del estado y encontró que al menos un tercio de los productos químicos utilizados en estas operaciones de fracking son sospechosos de riesgos ecológicos. A partir de estos datos, revelados por las empresas petroleras, el análisis también encontró que más de un tercio de estos productos químicos son sospechosos de afectar al desarrollo del sistema nervioso humano.

"Nuevos requerimientos de información a la EPA ponen de relieve lo poco que se conoce sobre el fracking en alta mar", dijo Sakashita. "Esta práctica de riesgo está esencialmente sin regular". "Hasta hace poco, nadie sabía que en nuestros océanos se estaba haciendo fracking", continuó Sakashita. "Para proteger nuestra costa, tenemos que poner fin a esta peligrosa práctica en sus aguas".


Nota aclaratoria.- En California existe una moratoria desde hace más de 20 años y no se pueden perforar nuevos pozos en el mar. Sin embargo, desde hace años se ha venido utilizando la técnica de fractura hidráulica horizontal, fracking, para estimular el rendimiento de los antiguos pozos convencionales sin que las autoridades costeras lo supieran. Se comprobó que los residuos de la fractura, los químicos y los productos emergentes del subsuelo, incluidos elementos radiactivos, se vierten directamente a las aguas marinas. Estos productos son considerados altamente contaminantes en las operaciones en tierra firme y necesitan de tratamiento.


Para acceder artículo original,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada