miércoles, 23 de abril de 2014

El fracking no salvará a Alemania de Putin






Fuente: The Local

La dependencia de Alemania del gas de Rusia sigue limitando la influencia diplomática del país en la crisis de Ucrania. Pero a medida que los líderes valoran explorar el fracking como alternativa, los críticos declararon a The Local que los riesgos son demasiado altos.
El fracking - proceso de extracción de gas de esquisto de difícil acceso desde la superficie y con productos químicos altamente presurizados - nunca ha sido popular en una Alemania consciente del medio ambiente.
El año pasado un proyecto de ley para permitir a las empresas utilizar el método tuvo que ser dejado de lado cuando el sentimiento público se hizo evidente.
Pero con la crisis de Ucrania se ha evidenciado que la dependencia de Alemania, de las importaciones de gas de Rusia, es cada vez más peligrosa. Ahora el fracking se presenta de nuevo como una forma de liberar el suministro de energía del país de los caprichos del presidente ruso, Vladimir Putin.
Sin embargo, en las convocatorias para reconsiderar el fracking, las críticas de los alemanes se hacen más intensas, los críticos, entre ellos el ministro de Medio Ambiente Barbara Hendriks y Amigos de la Tierra Alemania (BUND), están llamando a una prohibición total . Ellos dicen que el país no es lo suficientemente grande como para soportar un uso a gran escala de los productos químicos del fracking, que conllevan un riesgo potencial para el agua potable.
" Los yacimientos existentes de gas de esquisto en Alemania sólo durarían unos diez años. La estabilidad de precios a largo plazo y la independencia a través de los recursos propios de gas en Alemania son, por tanto, una pura fantasía utópica," declaró a The Local la experta en fracking de BUND, Inga Römer.
"¿La contaminación del agua potable, el aumento de los riesgos de terremotos, el aumento del ruido y la contaminación del aire en un país densamente poblado como Alemania? Es impensable", agregó. "La fractura hidráulica es un proceso de alto riesgo y poco rentable y debe prohibirse aquí."
Peligros del Fracking
Otros, como el blogger de energía renovable, Michael Brey, han acusado al lobby pro-fracking de manipular los temores sobre el suministro de gas en Alemania con la crisis de Ucrania para forzar una tecnología peligrosa en un público alemán escéptico.
Escribiendo en la sección de blog de ​​Econeers , una plataforma de crowdfunding para recaudar fondos para proyectos alemanes de energía renovable, argumentó que el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger ha utilizado audazmente la crisis de Crimea como una forma de meter el  fracking en el juego.
"Él no está solo - La canciller Angela Merkel también ha visto de repente un brillo a esta tecnología de alto riesgo", escribió Brey.
"A Günther Oettinger no se le reconoce precisamente como un ardiente defensor de las energías renovables.  Parece más conocido por sus avances absurdos en política energética.
"En su última metedura de pata política, Oettinger utiliza el fondo de la crisis de Crimea para hablar a favor de la fractura hidráulica en Alemania - una tecnología peligrosa utilizada para extraer el gas de esquisto, que contamina el suelo y las aguas subterráneas por siglos con químicos venenosos.
"Si estos productos químicos encuentran en su camino el agua potable, pueden causar infertilidad y cáncer en los seres humanos - entre otras cosas.
Cambio de sentido de Merkel
"El fracking también causa enormes daños a los hábitats naturales. La perforación en áreas sensibles puede provocar fisuras y terremotos. El método de extracción de gas también es visto como muy arriesgado para el clima, ya que permite que el gas metano de efecto invernadero se escape a la atmósfera."
"El metano es 25 veces más peligroso que el dióxido de carbono en términos de su efecto en el calentamiento de la atmósfera - un peligro real para nuestro clima. De esta manera, el fracking podría ser en algunas situaciones peor para el clima que la quema de carbón de lignito como fuente de energía.
"Pero Oettinger no es el único que empuja el fracking. A la luz de la crisis y de los temores sobre la dependencia de Alemania del gas ruso de Ucrania, la canciller Angela Merkel parece estar a punto de hacer un cambio de dirección en su postura crítica hacia el fracking.
"Ella está ahora considerando la importación de gas licuado desde los EE.UU., donde desde el comienzo de la última década ha estado sucediendo un auge del fracking.
"Desde mayo de 2013, cuando Alemania presentó un proyecto de ley para permitir el fracking, que  fue dejado de lado después, Merkel recomienda precaución. "Esta tecnología probablemente daría a Alemania el acceso a nuevos yacimientos de gas, pero a diferencia de las grandes extensiones de los EE.UU., vivimos en un país muy densamente poblado", dijo a una multitud en Hamburgo."Es por eso que tenemos que mirar con mucho cuidado sobre si esta tecnología debería utilizarse también aquí.
"Sin embargo, como la crisis de Crimea se prolonga y Alemania explora la mejor manera de dejar de depender de las importaciones de gas de Rusia, viene una solución - sólo en el último momento. Alemania comenzará a importar gas de fracking de los EE.UU..
"En una cumbre de la UE en marzo, Merkel habría dicho que las importaciones de gas de esquisto de Estados Unidos podrían ser una opción para los países europeos que tratan de diversificar sus fuentes de energía. O dicho en otras palabras, el fracking está bien siempre y cuando se haga muy lejos y no aquí.
"Siglos de daños"
"Es absurdo que Oettinger, e indirectamente Merkel, quieran fomentar el uso de esta tecnología a pesar de todos los peligros obvios. ¿Cómo es de adecuado para el papel de cualquier comisario de la UE, que se preocupe de la salud de la población, de la protección del medio ambiente y de frenar el cambio climático, como un fenómeno secundario?
"Parece que Oettinger - quien ha hablado a favor de la fractura hidráulica en el pasado - está utilizando a propósito la crisis de Crimea como una manera de preparar el terreno para empresas como Exxon Mobil, que se han interesado por la extracción de grandes yacimientos de gas en Alemania desde hace mucho tiempo.
"Lo que parece cierto es que nadie en Alemania, para garantizar el suministro de energía, aceptará el riesgo de siglos de efectos en cadena para los seres humanos, la naturaleza y el clima. La única manera sostenible de conseguir la independencia energética de Alemania es a través de las energías renovables ".

Para acceder al artículo original,

http://www.thelocal.de/20140422/fracking-gas-germany-ukraine-putin



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada