lunes, 22 de febrero de 2016

El efecto dominó de los bajos precios del crudo






Publicado en El País
Por Amanda Mars
21 de febrero de 2016 



El desplome de la cotización del petróleo destruye 200.000 empleos en Estados Unidos

Los datos contradicen el temor a que estalle una burbuja en el sector


Hace tres años llenar el coche de gasolina le costaba a una familia estadounidense el doble que ahora y la probabilidad de que algún habitante de la casa estuviera en el paro era mayor: la tasa de desempleo era de casi el 8%, mientras que ahora está en el 5%. Y, aun así, si esa familia atiende a lo que cuenta la prensa económica o lo que ocurre en Wall Street, tendrá que temer que la caída del precio del petróleo puede acabar por pasarle factura. El crudo ha preocupado con más frecuencia por sus precios altos, pero la senda bajista que arrastra desde hace más de un año ha dejado pocas alarmas que disparar en Estados Unidos: las de las empresas, las de los bancos que les prestaron el dinero, las de los gobiernos y hasta las de sus supuestos beneficiarios.

Los habitantes de Alaska, por ejemplo, disfrutan de un combustible más que barato gracias a que el precio del crudo está en el mínimo en 12 años, mientras se genera un déficit público de 3.500 millones de dólares (ni más ni menos que un tercio de su presupuesto), ya que las finanzas públicas del Estado se nutren principalmente de lo recaudado de ese negocio. Hace un par de años, en sus arcas no se vislumbraba esta sequía…



Para acceder a la noticia COMPLETA,





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada