martes, 7 de marzo de 2017

Podemos presenta una proposición de ley para prohibir el fracking en España



Instalación de fracking en Neuquén, Argentina



Publicado en Ecodiario
07 de marzo de 2017

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado una proposición de ley en el Congreso de los Diputados que establece la prohibición en España de la técnica de extracción de hidrocarburos a partir de fractura hidráulica, el 'fracking'.

Según se recoge en la iniciativa, a la que ha tenido acceso Servimedia, se entiende el 'fracking' como la técnica que mediante la aplicación de alta presión hidráulica y aditivos químicos permite fracturar la roca de un yacimiento para la obtención de hidrocarburos.

Además, la proposición de ley, que deberá debatirse en el Pleno, establece que el incumplimiento de la prohibición tendrá el carácter de infracción muy grave a la ley del sector de hidrocarburos.

Por ello, junto a una multa de hasta 30 millones de euros, el incumplimiento de la nueva ley supondría la revocación o suspensión de la autorización administrativa y la inhabilitación temporal para el ejercicio de la actividad por un período de cinco años.

En la exposición de motivos, Podemos explica que desde que los proyectos de fractura hidráulica empezaron a multiplicarse a nivel mundial, ha habido muchos gobiernos nacionales, regionales y locales que han establecido algún tipo de salvaguarda, incluyendo las prohibiciones para proteger al medio ambiente y la población frente a los posibles impactos de esta actividad.

Asimismo, advierte de que la evidencia científica respecto a los efectos de la fractura hidráulica ha crecido exponencialmente en los últimos años, y "ya no hablamos de indicios sino de hechos".

De hecho, indica, actualmente ya hay más de 685 estudios científicos que han indagado sobre la conexión entre las actividades de fractura hidráulica y los efectos de contaminación del aire, el agua o la salud y más del 70% de ellos han logrado establecer una relación significativa entre estos aspectos.

Por último, Podemos alerta de que la gestión de las aguas residuales procedentes de las operaciones de fractura hidráulica supone un problema irresuelto porque los tratamientos de depuración son insuficientes, y la opción de inyectar estos residuos en el subsuelo ha generado un nuevo problema de proliferación de movimientos sísmicos.

(SERVIMEDIA)

JBM/caa



Para acceder a la noticia,






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada