viernes, 8 de julio de 2016

El Gobierno Vasco saca el 'fracking' de la campaña de las autonómicas


Arantxa Tapia con Josu Erkoreka tras el Consejo de Gobierno. EFE








Publicado en El Mundo
Por Belén Ferreras
7 de julio de 2016 


La consejera Arantxa Tapia, asegura que no hay garantías de que esta técnica sea respetuosa con el medio ambiente


El Gobierno vasco anunció ayer su renuncia a utilizar el 'fracking' como método de extracción de gas y lo hizo tras un consejo de Gobierno al filo de que termine la legislatura, con la convocatoria de las elecciones autonómicas casi a la puerta. Arantxa Tapia, como consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, fue la encargada de aparcar de un plumazo un tema conflictivo para el PNV de cara a la campaña electoral de las autonómicas que se celebrarán en otoño, asegurando que la renuncia del Ejecutivo a esta polémica técnica se debe a que «a día de hoy», no hay garantías de que sea respetuosa con el medio ambiente.

El 'fracking' podría ser un arma de doble filo para los nacionalistas en una campaña electoral que se prevé complicada tras los resultados de las generales del 26-J en los que se han visto superados por Podemos y teniendo en cuenta que tanto el partido de Iglesias como EH Bildu, otro de sus principales competidores para la lehendakaritza hacen una firme oposición a esta técnica.

Tapia afirmó que la renuncia a esta técnica de extracción de gas no convencional se contempla en la Estrategia Vasca de Energía 2016-2030, aunque en la documentación trasladada por el Gobierno vasco no se menciona directamente este procedimiento en ningún momento. 

Es más, se asegura que «se continuará con la realización de estudios, trabajos y análisis necesarios para tratar de conocer la presencia de potenciales recursos de gas natural, siempre dentro de la legislación». Y hoy por hoy no hay ninguna ley que impida expresamente esta técnica. 

El Parlamento Vasco sí aprobó una Ley a raíz de una iniciativa popular que recogió más de 100.000 firmas, que, en la práctica, impide el uso de esta técnica de extracción de gas no convencional porque pone muy alto el listón medioambiental para llevar a cabo las extracciones. Pero esta Ley, que por cierto, salió adelante con la abstención del PNV, que quería más que una prohibición una moratoria de cinco años, ya está recurrida por el Gobierno central ante el Tribunal Constitucional. Y el Gobierno de Madrid no quiere de momento ni oír hablar de prohibiciones.

Lo cierto es que, según el anuncio que realizó ayer Tapia, el Gobierno vasco se volcará en buscar esa bolsa de gas bajo el subsuelo vasco que podría ascender a 184,5 miles de millones de metros cúbicos a través de métodos exclusivamente convencionales, descartando otras técnicas más agresivas desde el punto de vista medioambiental como es el caso del fracking. Esto significa que los permisos de explotación que están en marcha para buscar gas seguirán vigentes, -eso sí para utilizar técnicas convencionales- salvo el caso del de Angosto, en el que la empresa pública Shesa renuncia a la explotación, aunque Tapia aseguró que dicha decisión no implicará pérdida económica alguna para las arcas públicas vascas.

EH Bildu fue de los primeros en reaccionar al anuncio del Gobierno vasco sobre el 'fracking', para asegurar que mientras se mantengan en vigor los permisos de exploración la amenaza «sigue viva» y acusó a la consejera Tapia de no decir «toda la verdad» y de querer confundir a la opinión pública al asegurar que se ha renunciado a utilizar el 'fracking' ya que esa «amenaza» sigue «viva». «Lo que tienen que hacer es cerrar Shesa, la empresa pública que crearon para promover el 'fracking' y renunciar a los permisos de exploración que contemplan el uso de esa técnica», indicó Maeztu.



Para acceder a la noticia, 



¿Ya sabías que existe un fracking “no convencional” y otro “convencional”?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada