domingo, 30 de marzo de 2014

Las autoridades británicas lanzan una investigación contra el oligopolio energético





Fuente: El Mundo





  • Los laboristas piden la congelación de tarifas mientras dura la investigación

  • La Oficina de Energía ve indicios de una 'coordinación tácita' para manipular las tarifas


    La Autoridad de Mercados y Libre Competencia (CMA) ha abierto una investigación a las "seis grandes" eléctricas británicas ante la posible manipulación de tarifas. La investigación, a petición de la máxima autoridad energética (Ofgem), incluye a las compañíasScottish Power (filial de Iberdrola), SSE,Centrica, RWE Npower, E.On and EDF Energy, que controlan el 95% del mercado.
    La apertura de la investigación, que durará 18 meses, se produce en respuesta a las protestas de los consumidores británicos por la subida de la factura de la luz y los beneficios obtenidos desde el 2009 por el oligopolio energético, cuyas prácticas han sido duramente cuestionadas.
    El líder de la oposición laborista, Ed Miliband, ha criticado duramente las "prácticas anticompetitivas" de las "big six" (como popularmente se las conoce) y anunciado que forzará una votación en el Parlamento para pedir la congelación de tarifas mientras dura la investigación.
    Se estima que en último año, unos 800.000 consumidores han abandonado a las "seis grandes" por los pequeños proveedores de energía como First Utility, Ecotricity y Ovo Energy, que han acusado reiteradamente al oligopolio de utilizar todo tipo de argucias para asegurarse el control de la tarta energética.
    El informe interno de Ofgem ha observado indicios de "posible coordinación tácita" entre las seis grandes sobre el alcance y el momento de aplicación de las subidas de tarifas. El regulador energético no acusa directamente a las compañías de manipular los precios, pero ha pedido a la CMA que tome cartas en el asunto para determinar el alcance de la supuesta "coordinación" y sus efectos en la factura de la luz.
    Ofgem destaca que el 43% de los consumidores desconfía abiertamente de las eléctricas y reclaman una investigación sobre la persistentes subidas en las facturas, al tiempo que los beneficios de las compañías (1.300 millones de euros en el 2012) se multiplicaron por cuatro en tres años.
    El secretario de Energía, Ed Davey, ha respaldado personalmente la investigación y ha sugerido la posibilidad de forzar la división de los grandes proveedores. El laborista Ed Miliband, portavoz de la oposición, ha prometido que su partido congelará el precio de la energía durante 20 meses y entrará a saco en el mercado para evitar prácticas anticompetitivas.

    Para acceder a la noticia, 


  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada