jueves, 8 de diciembre de 2016

Trump elige a un negacionista del cambio climático para liderar la agencia medioambiental de Estados Unidos



El fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt. / BRENDAN MCDERMID/ REUTERS



Publicado en El País
Por Cristina F. Pereda
08 de diciembre de 2016


Scott Pruitt ha liderado las demandas de gobernadores republicanos contra las reformas de Obama


El presidente electo Donald Trump ha elegido como nuevo responsable de la política medioambiental de Estados Unidos a un veterano fiscal de Oklahoma que no cree en la contribución del hombre al cambio climático y que ha dedicado los últimos años a bloquear en los tribunales las regulaciones de Barack Obama para luchar contra el calentamiento global. Scott Pruitt, el fiscal general del Estado que usa de manera más intensiva el petróleo y gas, será el nuevo director de la Agencia para la Protección del Medio Ambiente.

El nombramiento, que deberá confirmar el Senado y que adelantaron este miércoles los principales medios estadounidenses, puede ser una señal de que Trump quiere deshacer gran parte de los avances de Obama contra el cambio climático y dar mayores facilidades a la industria del petróleo y el carbón. Pruitt es uno de los miembros del movimiento que niega en EE UU la existencia de un calentamiento global y sus vínculos con el consumo de energías fósiles, y rechaza las regulaciones ambientales por considerar que perjudican al sector empresarial.

Un año después de que el presidente Obama aprobase medidas históricas con el objetivo de obligar a la industria estadounidense a recortar las emisiones contaminantes, uno de sus principales opositores podrá contribuir a desmantelarlas. Junto con otros 27 Estados, Pruitt demandó ante la justicia la Ley de Aire Limpio que sirve de eje a las regulaciones de Obama contra el cambio climático y este mismo año inició una demanda similar contra las medidas para reducir las emisiones.

El Plan de Energía Limpia aprobado por Obama obliga a los gobiernos estatales a abandonar las energías fósiles por las renovables, con el objetivo es reducir las emisiones de carbono un 32% en 2030 en comparación con los niveles de 2005. El verano pasado, el Tribunal Supremo bloqueó su entrada en vigor hasta que se pronuncie la justicia acerca de la demanda planteada por Pruitt junto a casi una treintena de Estados.

Grupos medioambientales como el Sierra Club han equiparado hoy su elección de Pruitt como “poner a un pirómano a cargo de la lucha contra los incendios”. El senador independiente y excandidato a la presidencia Bernie Sanders ha prometido cuestionar duramente a Pruitt durante sus sesiones de confirmación. “Esto es triste y peligroso”, afirmó Sanders.

La industria vinculada a las energías fósiles, sin embargo, ha acogido su nombramiento como un éxito. Pruitt ha liderado desde hace unos años los esfuerzos legales para bloquear las distintas regulaciones federales impulsadas por el presidente Obama, primero con la reforma sanitaria y después con su plan de reducción de emisiones. Como fiscal general de Oklahoma, Pruitt demandó además a la EPA, la agencia que puede liderar a partir del año que viene….




Para acceder a la noticia COMPLETA,







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada