lunes, 26 de diciembre de 2016

Informe revela materiales radiactivos adicionales en los residuos de perforación del fracking



Los residuos sólidos de los pozos horizontales contienen material radiactivo que terminan en los vertederos.
Crédito: American Chemical Society




Publicado en American Chemical Society
21 de diciembre de 2016


La fracturación hidráulica ha aumentado la producción de energía de Estados Unidos, mientras que es objeto de escrutinio por sus potenciales impactos ambientales, en su mayoría relacionados con el agua residual que la técnica genera. Ahora, un informe en la revista  Environmental Science & Letters de la American Chemical Society  echa un vistazo a los residuos sólidos de los pozos horizontales. El estudio encontró que algunos residuos del esquisto del campo de shale de  Marcellus en Pennsylvania contenía material radiactivo  del que no se ha informado anteriormente, con el potencial de lixiviación en el medio ambiente .

La perforación de pozos horizontales para las operaciones de fracturamiento hidráulico dan como resultado una gran cantidad de residuos sólidos pegajosos, o los llamados recortes de perforación. En 2011, la exploración de gas natural y la extracción en la formación pizarra de Marcellus produjo un número estimado de  2,37 millones de toneladas de recortes solo en Pennsylvania,  acabando casi todos en vertederos, de acuerdo con un estudio publicado en Environmental Practice. Algunos estudios han encontrado materiales radiactivos naturales en los residuos sólidos, pero la investigación sólo se ha centrado en varios isótopos radiactivos de larga vida incluidos el uranio-238 y el radio-226. Andrew W. Nelson y sus colegas querían investigar si otros isótopos radiactivos podrían estar en los recortes de la perforación y si pueden afectar el medio ambiente.

Los investigadores diseñaron un método para probar los recortes de perforación de los pozos horizontales en la pizarra de Marcellus en Pennsylvania. Además del uranio-238 y el radio 226, los investigadores informaron que las muestras contenían niveles elevados persistentes en el ambiente radiactivo como los isótopos de uranio-234, el torio-230, plomo 210 y polonio-210. Una simulación de lixiviación en un rango de niveles de acidez sugirió que a pH bajo, los isótopos de uranio son fácilmente lixiviados a partir de los recortes de la perforación, lo que plantea dudas en cuanto a si el uranio se filtra en el medio ambiente de un vertedero. Otros isótopos parecían menos lixiviables en las condiciones ensayadas. La lixiviación de todos los radionucleidos ha disminuido a medida que aumenta el pH. Los investigadores dicen que debido a que sólo fueron capaces de obtener tres muestras de un pozo, los resultados no son generalizables. Pero, añaden, su estudio demuestra que es necesario realizar más pruebas para entender lo que está presente en los residuos sólidos de los pozos horizontales en proliferación en el país y si pueden constituir riesgos ambientales.






Publicación de referencia:


Environmental Science & Technology Letters



Para acceder a la noticia,





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada