miércoles, 14 de diciembre de 2016

No es tan prolífico: El esquisto de EEUU se enfrenta a una confrontación con la realidad






Publicado en Oil Price
Por Nick Cunningham
08 de diciembre de 2016


El colapso de los precios del petróleo ha obligado a la industria del esquisto de Estados Unidos a reducir los costos de producción. Con el fin de mejorar los costos "de equilibrio" para la pizarra promedio, la industria ha desplegado tres estrategias generales: mejorar las técnicas y la tecnología, tales como la perforación horizontal más larga o el uso de más arena para el frack; centrarse en la perforación en los puntos dulces (de mayor abundancia); y exigiendo precios más bajos por parte de las compañías de servicios petroleros. Las tres estrategias dieron lugar a un descenso en el precio de equilibrio de los pozos de esquisto.

Pero mientras que la industria y sus movimientos por ganar en eficiencia, destacando la tecnología mejorada y una mejor gestión, el centrarse en los puntos clave (dulces) ha sido "casi dos veces más importante que la mejor tecnología para reducir los costos", como señala The Post Carbon Institute (PCI) en un informe publicado el lunes, “2016 Tight Oil Reality Check”. Este es un proceso conocido como "de alta calificación." De hecho, las llamados ganancias de eficiencia en los últimos dos años son mucho menos impresionantes una vez que se indagan las causas.

En su intervención en el National Oil-equipment Manufacturers and Delegates Society (NOMADS) en Houston hace unos meses, Reed Olmstead  de IHS Markit’s socio directo de Plays and Basins,  pinchó la idea de que la industria ha puesto patas arriba drásticamente el costo de la producción de esquisto. La reducción de costes se rompe en unas pocas categorías: "Uno de estos factores es la selección de calidad, donde los operadores están perforando sólo en los mejores sitios", dijo Olmstead. "Este punto representó alrededor del 35% de la reducción del precio de equilibrio." El torcer el brazo a las compañías de servicios petroleros representó un 40% del precio más bajo del punto de equilibrio. Mientras tanto, la eficiencia operativa - las cosas que garantizan que las reducciones de costes se mantienen en el tiempo - solamente representó el 20 por ciento de los ahorros, mientras que el aprendizaje en la perforación  supuso un 6 por ciento adicional en la reducción de costes.

En otras palabras, alrededor de tres cuartas partes de las reducciones de costos han venido de tendencias que no son en última instancia, de mejorar la recuperación global de petróleo. En primer lugar, las empresas de servicios petroleros comenzarán a exigir precios más altos con los rebotes de la perforación, lo que conducirá a un rebote en los costos de perforación.

Pero lo más importante, incluso los avances tan cacareados en la tecnología y las técnicas de perforación son un espejismo, al menos cuando se trata de la recuperación global de petróleo de una cuenca de esquisto, sostiene PCI en su informe. De hecho, las empresas de esquisto han llegado con formas innovadoras de hacer pozos de esquisto más productivos, pero aunque con la perforación horizontal más larga y la mejora de la recuperación del pozo promedio sea más grande para una empresa individual, no significa necesariamente que en última instancia sea recuperado más petróleo en toda la cuenca.

"Perforaciones horizontales más largas y tratamientos con mayor volumen de drenaje en un mayor área reduce el número final de pozos que pueden ser perforados sin interferencia", concluye el informe. Chupar más petróleo de un pozo promedio simplemente adelanta la recuperación - en lugar de ser el mismo crudo recuperado con más pozos en el tiempo, se está recuperando mucho más rápidamente con un menor número de pozos. Lo mismo es cierto para la selección de calidad - la perforación de los mejores puntos dulces hoy en día hace que parezca como si la cuenca fuera cada vez más productiva, dejando a los mercados con la impresión de que el juego del esquisto puede producir de forma indefinida. Pero tal vez sólo estamos sacando a partir de reservas finitas a un ritmo acelerado.

Incluso si la producción continua aumentando, requerirá de precios más altos del petróleo crudo de manera constante. No sólo se agotan los recursos subyacentes más rápido por la aceleración de la recuperación, sino que producir el mejor crudo en tiempos de precios bajos significa que "se necesitarán precios cada vez más elevados, junto con tasas de perforación mucho más altas, para acceder a las partes del esquisto de calidad más pobre y poder mantener la producción". Hoy estamos sacando el petróleo barato, dejando el crudo caro para mañana.



Para acceder a la noticia,






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada