martes, 11 de agosto de 2015

El espectáculo debe continuar: “Haga fracking ahora y pague después”







Publicado en The American Interest
7 de agosto de 2015


Esa es la estrategia que se están empleado algunas de las principales compañías de servicios petroleros de la industria de esquisto. Halliburton y Schlumberger están luchando para mantener el negocio en los EE.UU., donde muchas operaciones de fracking están dejando rápidamente de ser rentables frente a la caída de los precios del crudo. Para mantener vivo el flujo de petróleo y el potencial de ganancias (aunque sea a seis meses o años vista), las empresas están poniendo distintos parches, actuando unas veces como prestamistas,  ampliando la línea de crédito a los productores del esquisto o jugar al papel de productores al cubrir costos del capital a cambio de una participación en los pozos a perdorar.
 
Como Reuters informa , ambas compañías esperan mantener las ruedas de la industria engrasadas mientras que introducen nuevas técnicas innovadoras para encontrar formas de conseguir un beneficio incluso con el crudo por debajo de $ 50 por barril:

Las empresas de servicios han hecho estas ofertas especiales a los productores con el objetivo de lanzar la nueva línea de negocio del refracking, con el que se puede elevar la producción al trabajar con los pozos existentes.

Halliburton y Schlumberger venden el refracking como una forma barata de sumar barriles porque evita la perforación de nuevos pozos, que puede costar varios millones de dólares cada uno.

Este cambio en las tácticas llega en un momento en que las pequeñas empresas del esquisto son necesarias para el auge del fracking estadounidense y se encuentran con graves e incluso existenciales problemas. Carecen de las reservas de efectivo que sus primos mayores de las grandes petroleras y están cayendo de nuevo, y con los bancos cada vez más cautelosos para extender líneas de crédito, el panorama es desolador. "Para las empresas más débiles, podría ser muy, muy doloroso. Algunos de ellos están funcionando esencialmente de humo ", dijo Jimmy Vallee, socio de Paul Hastings, que practica fusiones y adquisiciones de energía con sede en Houston.

El Fracking para el esquisto no es barato, pero para no detener la producción la industria se debe intentar cualquier cosa y todo para mantener la producción en el mercado bajista actual.



Para acceder a la noticia, 



Para leer más sobre el “refracking”,
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada