lunes, 13 de enero de 2014

Sobre marihuana, fracking y democracia



Hace días, la prensa nacional y regional en España recogía la noticia sobre la legalización del cannabis en el estado de Colorado (EEUU). Así, posicionaban de forma avanzada a Colorado junto a Uruguay en la legalización de la marihuana.

El pasado mes de noviembre, se celebraron elecciones municipales en el estado de Colorado (EEUU) y los ciudadanos de 76 ciudades y pueblos tuvieron que decidir sobre asuntos propios en sus comunidades.

En 7 municipios se votó sobre nuevos créditos para arreglar calles y mejoras en los parques. En otros tantos municipios se votó sobre sí subir el impuesto sobre propiedades (equivalente a nuestro IBI) para destinar el dinero a protección anti-incendios y a instalaciones de pre-escolar.

Los ciudadanos de Eagle y Englewood decidieron sobre sí legalizar las tiendas de marihuana en sus municipios y, en otras ciudades, con la venta ya legalizada, se votó sobre los impuestos de las tiendas ya existentes.

Los ciudadanos de Boulder, Broomfield, Fort Collins, y Lafayette votaron sobre sí prohibir o autorizar el fracking en sus municipios.

Y en Telluride se votó sobre una subida de impuestos a las bebidas azucaradas.

¿Se acuerda el lector en España, la última vez que votó, que decidió sobre su municipio ? Pues seguramente no, porque nunca lo hizo. 

Nuestra democracia contempla que todas las decisiones se tomen a través de nuestros representantes y para elegirlos la única opción que tenemos es elegir entre unas siglas, los unos, ab, los otros cd y si no te gustan, pués ef.

Y los candidatos, por supuesto los que la cúpula de los partidos diga. Así, por votar,  hemos tenido que votar listas hasta con futuros imputados que es como decir que en algunos casos hemos elegido como representantes a posibles delincuentes.

Piense un rato sobre el tema. Merece la pena y le va mucho en ello.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada